Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así comienza la transformación de Arzobispo Lago

La humanización de esta céntrica calle es uno de los proyectos estrella del mandato | Las obras comenzaron ayer y durarán seis meses | Por ahora los coches podrán continuar circulando los días de mercadillo y se mantienen los puestos

Las obras de humanización comenzaron ayer en la parte más próxima a Alexandre Bóveda. Iñaki Abella

A finales de junio saltaron las alarmas cuando un operario señalizó en el pavimento de Arzobispo Lago las redes de alcantarillado, agua, ... Es decir, una señal inequívoca del inicio inminente de las obras de humanización en esta céntrica calle de Vilagarcía. Varios negocios de la zona comenzaron a recoger firmas para que los trabajos no comenzasen en pleno verano y las llevaron al pleno, donde trasladaron al gobierno local su profundo malestar. Pero de poco sirvió, pues el Concello mantuvo firme su decisión de iniciar las obras ya. Por causas que no han trascendido, el arranque de la reforma se demoró casi tres semanas, empezando oficialmente ayer.

Sin cambios "los primeros días"

Desde Ravella señalan que en “los primeros días” no se producirán cambios en el tráfico, por tanto los vehículos podrán seguir circulando por Arzobispo Lago las jornadas de mercadillo (martes y sábados). Consecuentemente, por el momento tampoco será necesario redistribuir ningún puesto ambulante. “Cuando avancen las obras, se informará de los cambios a realizar”, apuntan fuentes municipales.

Agua como protagonista

El arquitecto autor del proyecto es el mismo que el de la peatonalización de la plaza de Galicia, Mariano Vázquez. Así, también en Arzobispo Lago el agua será la protagonista con un circuito que recree las antiguas marismas de la zona y el regato que discurre bajo la calle y desemboca en O Con. Las láminas de agua incluirán vegetación propia de los humedales.

La intervención permitirá ganar para uso peatonal y de esparcimiento ciudadano 2.400 metros cuadrados. Además de las zonas de agua, se construirán bancadas para el descanso de las personas en forma de estructuras geométricas de hormigón.

Para dar mayor frescura y naturalidad al remozado espacio, se plantarán sauces llorones y arces japoneses y se colocarán jardineras con arbustos y plantas decorativas.

En relación al hormigón, será distinto en función de su uso. Por ejemplo para el tránsito de viandantes el material se tratará con varios acabados “para proporcionar estéticas diferenciadas y romper la uniformidad mediante el uso de diversos colores y texturas”.

El proyecto redactado por Vázquez se completa con iluminación (íntegramente led) que se instalará en modo de balizas, proyectores o puntos de luz en el pavimento para destacar determinadas estructuras.

Las obras se adjudicaron a Prace Servicios y Obras por 559.554 euros y tienen un plazo de ejecución de seis meses.

Compartir el artículo

stats