Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crucifijos, medallas, anillos de oro y plata: el botín de alto valor económico (y sentimental) que se llevó el ladrón del San Benito de Cambados

Guardia Civil y Policía Local colaboran en la investigación tras la denuncia de la parroquia

Salida de la procesión, con la iglesia de Fefiñáns al fondo. | // NOÉ PARGA

Rabia, impotencia e indignación. Estas son algunas de las emociones que se viven desde ayer en Cambados, después de que una o más personas robasen las joyas de San Benito, que portaba la imagen del santo en el día de su fiesta. El robo se produjo entre la última misa de la mañana y la primera de la tarde. Por el momento, no se puede determinar como logró llegar el ladrón hasta las alhajas. Una de las hipótesis que se manejan es la de que la persona encargada de cerrar el templo al finalizar los oficios matinales no se percatase de que el ladrón se había quedado escondido en el interior de la iglesia. Posteriormente, habría salido por la puerta de la sacristía, que solo se cierra por dentro con un pasador.

Imagen de archivo de las joyas del San Benito de Cambados INAKI ABELLA DIEGUEZ

Un momento de la procesión de Cambados, en la Rúa Real Noe Parga

Los gigantes y cabezudos de la procesión de Cambados Noe Parga

Los Danzantes de Cobas, con la plaza de Fefiñáns al fondo Noe Parga

El interior de la iglesia de San Benito de Fefiñáns, ayer tras el robo Noe Parga

Pero también se investiga la posibilidad de que hubiese un descuido, y que quedase abierta, o mal cerrada, una de las puertas de la iglesia de Fefiñáns, que ayer recibió desde primera hora de la mañana a miles de personas con motivo del día de San Benito, que era festivo local en Cambados.

El ladrón -o ladrones- se apoderó de un manto pequeño de la imagen, así como de sus joyas, piezas de oro y plata de gran valor económico, pero también sentimental. Entre ellas se cuentan numerosos crucifijos de distintos tamaños, anillos, collares o medallas, muchas de las cuales son ofrendas de los fieles. El ladrón no pudo hacerse con el dinero que va prendido en el manto, porque solo se pone cuando va a salir la procesión vespertina. Guardia Civil y Policía Local trabajan en la investigación.

La procesión volvió a ser tan multitudinaria como antes de la pandemia, pero estuvo marcada por la pena que ha causado en Cambados este suceso. Todas las miradas confluían en la imagen de San Benito, despojado de sus joyas.

Meaño

En O Salnés también se celebra la festividad de San Benito en Mosteiro (Meis) y Lores (Meaño). En esta última parroquia son muy populares sus “poxas”, que se celebran a media tarde. Hubo animales vivos, como un macho cabrío que fue adjudicado en 85 euros en una puja que se llevó Fernando Chaves, vecino de Castrelo habitual en las “poxas” de Lores. “Todos los años suelo llevarme algo, lo hago un poco por el chiste de pujar los animales en San Benito”.

El San Benito de Lores, en el interior de su santuario Noe Parga

Un momento de las "poxas" de Lores Noe Parga

Subasta de una oca, ofrecida a San Benito por los fieles en Meaño Noe Parga

Un hombre muestra los gallos que adquirió en la subasta de Lores Noe Parga

“No entraba en mis planes llevarme este animal, y ahora mismo tengo que llamar a la oficina (Agrícola Chaves, que él mismo regenta) para agenciarme un vehículo adecuado para el transporte”, admitía mientras ataba el animal en corto a un farola del recinto del santuario. “Calculo que el animal tiene entre 5 o 6 años, en el corral tengo algunas cabritas nuevas, que no están todavía para procrear, pero un animal así te asegura el relevo generacional en cualquier corral”, comentaba con sorna.

Un Fernando Chaves que luego pujó para llevarse a mayores dos parejas de gallos de corral, que es de lo más codiciado en las subastas del santo. Bajó un tanto, eso sí, la ofrenda de estas aves en relación a otros años, quedándose en una docena de gallos, que se fallaron en la horquilla de entre 31 y 70 euros, marcando como precio medio ayer los 55 euros.

Compartir el artículo

stats