Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía ultima su hospedaje para peregrinos, un “balcón” a la ría de Arousa

Un verano de récord en O Salnés: se espera una mayor ocupación turística que en prepandemia y que en 2021

La presidenta provincial vaticina que en agosto podría rebasar un 85% | El alcalde Varela asegura que la obra del albergue de Carril termina este mes, aunque la apertura depende de que la Xunta lo dote de equipamiento

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva (en el centro), visitó las obras del albergue de Carril, que goza de unas vistas espectaculares. Iñaki Abella

“Afirmo con seguridad que este verano será excepcional. Va a serlo en toda la provincia, en la costa y en el interior, y muy particularmente en O Salnés los datos van a ser extraordinarios”. Son palabras de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, en la visita que ayer realizó con el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela, a las obras del albergue de peregrinos de Carril, una nueva infraestructura que se sumará a la oferta turística de la comarca a partir del próximo mes de agosto siempre y cuando la Xunta dote al edificio de equipamiento y mobiliario. La obra civil debe estar terminada el 31 de julio para que el Concello no pierda la subvención provincial que la costea. Tanto Silva como Varela se mostraron convencidos de que así será.

Las previsiones de la Diputación apuntan a una ocupación que oscilará entre un 75 y un 80% en el conjunto del verano, mientras que la horquilla en agosto ascendería a entre un 80 y un 85%. “Estoy segura de que incluso vamos a superar estas cifras”, aseveró la presidenta. “Ya en el 2021 increíblemente se mejoraron los datos prepandemia, los de 2019, y este año vamos a rebasar los del pasado”, añadió. Unas previsiones optimistas pero que todavía lo son más las realizadas por el propio sector, recordó la responsable de la institución provincial.

El albergue de peregrinos de Carril cuenta con cinco habitaciones con seis camas cada una, por tanto tiene capacidad para treinta huéspedes. La madera es el material predominante en el interior del edificio, que se encuentra situado muy cerca de la iglesia parroquial. Iñaki Abella

Carmela Silva aludió a la necesidad no solo económica –que también–, sino “anímica” de regresar a los niveles de actividad previos a la irrupción del COVID en nuestras vidas. “Primero la pandemia, ahora la inflación por la guerra de Ucrania... Estoy segura de que las cosas van a ir mucho mejor de lo que algunos agoreros desean”, concluyó.

Crisis de suministros

Precisamente la crisis de suministros y precios disparados a consecuencia de la invasión rusa en Ucrania es la razón esgrimida tanto por Silva como por Varela de que la construcción del albergue de Carril se haya retrasado.

La empresa ganadora del concurso renunció a la adjudicación y la segunda con mayor puntuación –que finalmente se llevó el contrato– solicitó dos prórrogas al Ayuntamiento de Vilagarcía para poder rematar la obra.

El albergue diseñado por Iago Fernández Puentes pretende ser un edificio moderno y funcional, completamente accesible y eficiente a nivel energético. En cada planta dispone de aseos adaptados con vistas al exterior. Iñaki Abella

La actuación debería estar terminada el pasado mes de febrero tras expirar los diez meses de periodo de ejecución. Pero no fue posible. La adjudicataria (Gallaecia, la misma firma que construirá la nueva biblioteca de la ciudad) pidió una ampliación de cuatro meses, y en junio, una nueva, hasta el 31 de julio.

El alcalde Varela garantizó que “vamos en plazo” y que el albergue estará listo a finales de este mes. Otra cosa es cuando pueda entrar en funcionamiento, ya que Ravella cederá la gestión del edificio a la Xunta para integrarlo en la red de albergues del Xacobeo y debe ser el Gobierno gallego la que asuma el equipamiento interior del inmueble. “Al menos tendrá que poner un poco de mobiliario, una lavadora y un microondas”, dijo al regidor socialista.

“Al menos tendrá que poner un poco de mobiliario, una lavadora y un microondas”

Alberto Varela - Alcalde de Vilagarcía

decoration

Sin duda la ubicación estratégica del albergue, en la parte alta de Carril y con unas impresionantes vistas a la desembocadura del río Ulla, a la isla de Cortegada y a la ría de Arousa, constituye uno de los principales atractivos de esta edificación, un auténtico “balcón” al mar. Iñaki Abella

En este sentido, la lideresa de la Diputación apostilló que “es la administración autonómica la que tendría que haber hecho esta obra, al igual que hace en otros municipios”.

Sin embargo fue la Diputación la que, con cargo al Plan Concellos de 2020, ha financiado esta remodelación integral presupuestada en 600.000 euros.

El primer edil agradeció el apoyo económico del ente provincial, que también sufragó la escuela infantil de Vilaxoán: “Tengo una hija que pudo estudiar en Vilaxoán gracias a la Diputación, porque, por extraño que parezca, resulta que en Vilagarcía para las cosas que son competencia de la Xunta tenemos que acudir a la Diputación”.

Actualmente los operarios están llevando a cabo tareas de hormigonado, “las más complicadas”, según apuntó el alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela. Una vez terminadas estas labores, el resto pueden efectuarse de forma más ágil para que la obra esté terminada el día 31. Iñaki Abella

Varela no obvió las trabas que sufrió esta obra a causa de la pandemia, de la crisis de suministros y del alza de precios de las materias primas. “Y pese a todo conseguimos salvar los obstáculos y vamos a terminarla en plazo”, recalcó. “Será un albergue maravilloso, con una presentación y una fachada marítima que será la envidia de muchos otros”, calificó.

“Hermoso y singular”

Carmela Silva fue más allá y situó al albergue de peregrinos de Carril entre “los más hermosos y singulares de Galicia”. Y es que emplazado en la parte alta de la Rúa Santiago, una empinada callejuela que sube desde la iglesia parroquial, se esconde esta edificación de tres plantas con unas espectaculares vistas a la isla de Cortegada y a la ría de Arousa. “Estoy segura de que este albergue tendrá premios de arquitectura, como ya consiguió la escuela infantil de Vilaxoán”, también diseñada por Iago Fernández Puentes, manifestó la máxima responsable de la Diputación.

“Estoy segura de que este albergue tendrá premios de arquitectura, como ya consiguió la escuela infantil de Vilaxoán”

Carmela Silva - Presidenta de la Diputación

decoration

El albergue de peregrinos tiene una superficie aproximada de 500 metros cuadrados entre la planta baja, la primera y el bajocubierta. Además dispone de una pequeña parcela exterior en la que poder realizar actividades y poder secar la ropa al aire libre. Iñaki Abella

Tanto ella como el alcalde se deshicieron en dedicarse elogios mutuos. La política viguesa por la “transformación” de la ciudad que está llevando a cabo Varela para ganar espacios para las personas y apostando firmemente por la movilidad sostenible, mientras que el vilagarciano agradeció la implicación de Silva por “pensar en los concellos”.

La construcción del albergue se financia íntegramente con cargo al Plan Concellos de la Diputación, con 600.000 euros. El regidor, Alberto Varela, espera que la Xunta –administración a la que cederá la gestión del inmueble– financie el mobiliario y equipamiento. Iñaki Abella

Iago Fernández: "Los diez paneles solares generan el 50% de la energía"

A cualquiera que observe la fachada del albergue de Carril le vendrá a la cabeza otra imagen similar en Vilaxoán: la de la escuela infantil, con una estética exterior muy parecida, imitando la de las antiguas casas marineras. El artífice de ambos diseños es el mismo profesional: Iago Fernández Puentes.

No obstante, el punto de partida fue distinto. En el caso de Carril, el arquitecto se encontró con un edificio ya construido que era necesario reformar para convertir la maltrecha casa de cultura en un emblemático albergue de peregrinos. “Desde fuera teníamos que quitar escala; de hecho esta fachada llegaba a la calle”, comenta mientras señala ese espacio que ahora ha sido sustituido por una terraza.

Según explica el arquitecto, en la planta baja no se variaron las dimensiones. En ella se ubicará la recepción, que dispone de un vestíbulo con asientos y una librería-biblioteca. Esta zona se comunica mediante una suave rampa con la lavandería (con lavadoras y secadoras industriales) y un guardabicicletas. También los servicios de climatización, agua caliente y recogida de residuos se emplazan en la planta baja.

Iago Fernández Puentes es el arquitecto autor de los diseños del albergue de Carril y de la escuela infantil de Vilaxoán. INAKI ABELLA DIEGUEZ

En el primer piso se sustituye la “zona anteriormente reservadas para oficinas anexas al auditorio” por dos aseos, una zona de ocio y para desayunos “con fachada a Cortegada” –destaca Fernández–, consignas para guardar efectos personales y tres habitaciones, cada una de ellas con seis camas.

En el último nivel, en el bajocubierta, la distribución es prácticamente igual a la de la planta inmediatamente inferior, pero en lugar de tres dormitorios comunitarios, hay dos. Todos ellos están construidos en bloques de madera, con seis literas cada uno. Por tanto la capacidad total del albergue es para treinta huéspedes.

Tanto la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, como el alcalde vilagarciano, Alberto Varela, bromearon con la idea de que los peregrinos “no van a querer marcharse de esta construcción extraordinaria”.

Aislamiento

La concejala de Urbanismo, Paola María, resaltó que la eficiencia energética es un componente muy importante en la remodelación del edificio. El arquitecto se encargó de precisar que aprovechando los modificados del proyecto que fue necesario realizar debido “a la falta de materiales”, se mejoró el aislamiento con ventanas de dos cámaras en lugar de una y con aislamiento exterior de la fachada de doce centímetros e interior de seis.

En relación a las fuentes de energía, la edificación cuenta con diez paneles solares, que podrán llegar a generar agua caliente para el 50% del uso que se hace de las duchas. Las placas fotovoltaicas se complementan con un depósito de acumulación en la planta baja y una bomba de calor.

Fernández Puentes aclaró que el albergue de peregrinos es un edificio totalmente independiente de las dependencias de la casa de cultura.

Compartir el artículo

stats