Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un bebé de Cambados, en lista de espera: obligado a pasar la primera revisión en la privada

Una pareja se ha visto obligada a acudir a una clínica privada después de que le aplazasen dos consultas a última hora

María Couto y Jaime Sabarís posan con su hija, ayer en Cambados INAKI ABELLA DIEGUEZ

María Couto y Jaime Sabarís fueron padres de una niña el 11 de junio pasado. Cuando se iban para casa, en el Hospital do Salnés les indicaron que tenían que pedir cita en el centro de salud de Cambados para que el pediatra viese al bebé a las dos semanas, y les insistieron en que era una revisión muy importante. La madre pidió la vez, pero en el centro de salud ya les han cancelado dos veces la consulta. La pareja, preocupada porque la niña pasó unos días llorando bastante, se vio obligada a acudir a una clínica privada para asegurarse de que su hija estaba bien.

En los últimos meses había tres pediatras en el centro de salud de Cambados, pero desde que empezó el verano solo está operativo uno de ellos. Hay un médico de vacaciones y otro de baja, y la gerencia del área sanitaria no cubrió ninguna de las dos ausencias. Esta situación está obligando a recortar la atención sanitaria a los niños, y ni siquiera los recién nacidos se libran de ello. María Couto explica que denuncian públicamente lo que están viviendo, “porque nos parece gravísimo que no se atienda la salud de un recién nacido”.

La pareja, que reside en Cambados, explica que la primera cita para el pediatra se la dieron para el 23 de junio, pero que se la anularon un par de días antes porque el profesional que iba a ver a la niña cogió una baja. La única alternativa que les dieron en el centro de salud fue encontrar un hueco en la agenda de una enfermera para que pesase y viese al bebé un par de días después, al tiempo que le fijaban una nueva cita con el médico para el 1 de julio, siempre y cuando este se reincorporase. Ese día, María Couto y Jaime Sabarís tenían que estar en el ambulatorio a las 10.45 horas, y poco después de las nueve de la mañana les llamaron por teléfono para anular la cita.

También está habiendo quejas constantes por la falta de médicos en el servicio de Urgencias de Cambados

decoration

Ahora, les han dicho que vayan este viernes, 8 de julio, “pero tampoco nos garantizan que nos vayan a atender ese día”, advierte Sabarís.

María Couto afirma que la experiencia en el Hospital do Salnés durante el parto y los días siguientes había sido muy buena, de ahí que se haya sentido muy decepcionada al ver que ahora la sanidad pública ni siquiera es capaz de garantizarle la primera revisión a un recién nacido. Por ello, denunció los hechos en sus redes sociales, y se ha visto sorprendida por el alud de comentarios de apoyo. “Hay muchísima gente quejándose por el estado de la sanidad pública”, concluye.

Sin embargo, el servicio sanitario que se presta en el centro de salud de Cambados no solo flaquea en la especialidad de medicina infanto-juvenil. También se están produciendo problemas frecuentes en el Punto de Atención Continuada (PAC), hasta el extremo de que el pasado fin de semana hubo médicos de esta localidad que tuvieron que ser desplazados a última hora a otros pueblos, como O Grove o Vilagarcía, puesto que de lo contrario alguno de estos quedarían sin servicio de urgencias.

El concejal de Sanidade de Cambados, Constantino Cordal, ya ha solicitado en más de una ocasión que el PAC cuente siempre con una dotación mínima de dos médicos, puesto que al haber solo uno, si se produce una emergencia externa al centro (por ejemplo, un accidente de tráfico) y el médico tiene que salir con la ambulancia del 061, el PAC podría quedar durante horas sin galeno alguno. Esta peligrosa situación se produjo el viernes de la semana pasada, cuando solo había un médico en la guardia de tarde.

Personal bajo mínimos en A Illa y Sanxenxo

A Illa es otra de las localidades en las que se escuchan quejas estos días. La plantilla debería estar formada por tres médicos y tres enfermeros, pero durante esta semana van a estar solo un facultativo y dos enfermeros, puesto que hay personal de vacaciones o de baja médica, y el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés no tiene intención de cubrir estas ausencias. En Sanxenxo, el personal se redujo a la mitad, pese a la llegada de miles de desplazados por el turismo, y no se cubrirán las vacaciones de los trabajadores de Pediatría y Enfermería.

Para la Plataforma SOS Sanidade y la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública, “la situación de la Atención Primaria en buena parte de los centros de salud empieza a ser dramática para la población gallega”. “Esta situación de caos es la consecuencia directa de la falta de personal, del incremento de las bajas laborales por “burnout” (síndrome de desgaste profesional, o de estar “quemado”), las jubilaciones y la precariedad laboral, agravada durante este verano por el aumento de la población por turismo y las vacaciones del personal”. Para esta organización, los actuales dirigentes del Sergas no han sabido gestionar ni planificar la sanidad pública, provocando un trasvase de pacientes hacia la privada.

Concentración de protesta en O Grove porque solo está operativo un médico y se dedica en exclusiva a urgencias

Las quejas por la falta de médicos se extienden a lo largo y ancho de la geografía arousana. Ayer mismo, el Bloque Nacionalista Galego de O Grove convocó una concentración de protesta frente al centro de salud de Monte da Vila, que fue secundada de forma oficial por Esquerda Unida. Los responsables de la formación nacionalista explican que O Grove lleva varios días con un único médico, por lo que ha dejado de realizar las consultas programadas, y únicamente atiende urgencias. En consecuencia, se están disparando las demoras para ser ser vistos por un médico, con las consecuencias negativas que esto puede suponer para la salud de los pacientes.

El portavoz del BNG, David Mascato, ha censurado, “la pasividad del gobierno de O Grove”, y ha instado al gerente del área sanitaria a dimitir por no ser capaz de resolver la situación. El Partido Popular de O Grove, por su parte, se ha posicionado mediante un comunicado, en el que indica que la falta de médicos se está sufriendo en varias comunidades autónomas españolas, gobernadas por diferentes partidos políticos, y que en consecuencia es un problema que afecta a toda España y en cuya resolución tiene que implicarse el Gobierno central. Finalmente, la Plataforma SOS Sanidade y la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública cifraron en un 30% la reducción de la plantilla en O Grove.

Compartir el artículo

stats