Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comerciantes y hosteleros de Arzobispo Lago, en pie de guerra contra la peatonalización "en pleno verano"

“Nadie consensuó con nosotros nada. ¿Ahora mando a cinco empleados para casa?”, avisa un panadero | Recogen firmas para aplazar las obras al término del periodo estival

Algunas de las empresarias afectadas por las obras muestran la recogida de firmas. | // NOÉ PARGA

Los negocios de Arzobispo Lago están en pie de guerra contra la pretensión del Concello de Vilagarcía de iniciar las obras de humanización y peatonalización en la céntrica calle en pleno verano. La presencia de un operario ayer por la mañana señalizando el pavimento hizo saltar las alarmas: “Le preguntamos y dijo que iban a empezar ya”, comenta un empresario de la zona. Varios establecimientos han unido fuerzas y han comenzando a recoger firmas para instar al Ayuntamiento a que aplace unos meses las obras, es decir, a después de la temporada estival al tratarse de una época fuerte de trabajo tanto para el comercio como para la hostelería.

Los afectados recalcan que no se oponen a la peatonalización en sí, sino que su profundo malestar viene dado por “las formas” del gobierno local. “Desde el Concello no se han puesto en contacto con ninguno de nosotros para abordar el proyecto ni consensuar los plazos de ejecución que resultasen menos perjudiciales para nuestra actividad, y ahora nos encontramos a las puertas del verano, en plena actividad, con el inicio de unas obras que van a alterar notablemente el desarrollo de nuestro trabajo”, advierten los autónomos.

Sin diálogo ni alternativas

Entre los problemas que mencionan se encuentra la anulación de las terrazas hosteleras (de dos bares y una panadería) y que “nuestros proveedores no podrán realizar las labores de carga y descarga”. “A día de hoy, en pleno contexto de dificultades económicas y en plena temporada alta, no tenemos ningún tipo de alternativa ni sabemos qué opciones nos ofrece el Concello para poder continuar con nuestra actividad mientras duren las obras”, lamentan los negocios en su escrito, donde piden el apoyo de la ciudadanía para que no se lleve a cabo la humanización “en pleno verano”.

Los operarios pintaron ayer las líneas en el alcantarillado.

Los operarios pintaron ayer las líneas en el alcantarillado. Noé Parga

Uno de los comerciantes de la zona resalta que la indignación en el colectivo es absoluta. “No han tenido ni la decencia de venir por aquí a explicarnos nada y ahora pretenden iniciar las obras en verano. ¿Voy a tener que trabajar con la puerta cerrada? ¿Qué hago? ¿Mando a cinco empleados para casa?”, comenta el empresario, propietario de una panadería-pastelería de Arzobispo Lago.

“Llevamos más de dos años sufriendo con esta calle. No sé qué pasa que nos tienen crucificados. En el Ayuntamiento deben organizarse y decirnos cómo vamos a poder trabajar”, añade el panadero.

Medio millón de euros

Ravella adjudicó el pasado mes de mayo la remodelación integral de Arzobispo Lago a Prace Servicios y Obras por un importe de 559.554 euros, lo que supone una rebaja de 76.880 con respecto al precio inicial de licitación.

La oferta de esta constructora fue la mejor valorada por la Mesa de Contratación de entre los veintidós proyectos presentados por distintas firmas, que además de las obras en el firme incluyen mejoras como la sustitución de la red de abastecimiento de agua. El plazo de ejecución es de seis meses.

Se construirán varias zonas diferenciadas, con un circuito de agua que recreará las antiguas marismas y el regato que discurre soterrado por la zona y desemboca en el río de O Con.

Tareas de pintado cortan esta tarde al tráfico Alexandre Bóveda

Después de los trabajos de fresado y asfaltado de Alejandro Cerecedo y Alexandre Bóveda ejecutados la semana pasada, hoy se llevarán a cabo las labores de pintado de la señalización horizontal y de la ciclovía que discurrirá por esta zona de la ciudad.

Las obras de pintado comenzarán por la mañana por Alejandro Cerecedo, manteniéndose abierta la circulación en ambos sentidos. No obstante, desde el Concello advierten de que la fluidez podría verse afectada. De esta forma se garantiza que tanto la entrada como la salida del centro de Vilagarcía, como también a la zona de la plaza de abastos.

Para no influir en la actividad de los placeros, los trabajos en Alexandre Bóveda se desarrollarán por la tarde. En este caso sí que será necesario cortar al tráfico la calle, aunque se hará por tramos para reducir las molestias. Primero se prohibirá la circulación entre Valle Inclán y Doutor Carús y una vez completado ese trayecto se cerrará desde esta plaza hasta Arzobispo Lago para permitir el tránsito de salida de vehículos desde Doutor Carús.

Escaleras de cemento para acceder a la iglesia de Sobrán

Vilagarcía en Común denuncia que el Concello está ejecutando las obras de humanización en la calle Sobrán “sin medidas de seguridad y sin protección para usuarios”. Además, el portavoz de la formación, Juan Fajardo, considera que Ravella “vuelve a incumplir la promesa con la que se pensaron estas obras: funcionalidad y estética”.

Y es que el gobierno municipal “prefiere utilizar el cemento en un lugar emblemático y único de Vilagarcía. No es entendible ni aceptable que el acceso por las escaleras a la calle Sobrán desde la PO-549 esté siendo remodelado con cemento, cuando este tramo da acceso a una espacio de enorme valor histórico y patrimonial, como es la iglesia de Sobrán, uno de los mejores ejemplos del románico en Galicia”.

Mejoras en el saneamiento en Cornazo, Rubiáns y Fontecarmoa

La Concejalía de Obras que dirige Lino Mouriño tiene programadas cuatro nuevas actuaciones para mejorar las redes de saneamiento y abastecimiento en Vilagarcía. Así, se harán dos obras en Cornazo, una en Rubiáns y otra en Fontecarmoa.

Las dos de mayor calado son las que incluyen tanto la ampliación de la red de saneamiento como la de abastecimiento, que se llevarán a cabo entre las calles Rianxeiro y Souto de Abaixo, en Cornazo, y en el Camiño da Regueira, en Fontecarmoa. En la calle Loureiro de Galufa, en Cornazo, y entre las calles Pincho y Soutelo, en Rubiáns, las mejoras se centrarán en la red de alcantarillado.

El Concello ha contratado la redacción de los proyectos por importe de 10.156,40 euros. Una vez elaborados y conocidos los importes de cada actuación, Ravella optará a las líneas de subvenciones que convocan periódicamente las administraciones. “Esto permitirá que tan pronto se vayan convocando ayudas, el Concello presente su solicitud de financiación y conseguir aliviar la carga que supondría tener que costear todas las cobras con cargo a los presupuestos municipales”.

Compartir el artículo

stats