Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta requiere a las cofradías que den su opinión sobre donde ubicar el punto de vertido de los dragados

Los técnicos de Portos elaboran una relación de ubicaciones viables para el depósito de áridos

Vista parcial del puerto de Vilagarcía INAKI ABELLA DIEGUEZ

La Consellería do Mar ya dispone de una relación preliminar de posibles puntos de vertido de los materiales de dragado de los puertos. La relación se extiende por todo el litoral gallego, y en el caso de la costa de la provincia de Pontevedra, los técnicos han señalado hasta cinco posibles ubicaciones.

Así se lo avanzaron ayer responsables de la Consellería a representantes del sector pesquero en el transcurso de una reunión por videoconferencia. En dicho encuentro se acordó también que las cofradías y las organizaciones de productores remitirán a la mayor brevedad posible un escrito a la Xunta, especificando su opinión sobre las diferentes localizaciones propuestas y sus preferencias.

El objetivo es encontrar un único lugar de vertido que despierte el mayor consenso posible entre el sector del mar y que cuente con el beneplácito del Gobierno central.

En abril del pasado año, el Ministerio para la Transición Ecológica ordenó clausurar el punto de depósito que había funcionado en el entorno de Sálvora desde 1998. La medida fue aplaudida por organizaciones como la Plataforma para a Defensa da Ría de Arousa (PDRA), aunque sentó mal a algunas cofradías que llevan años esperando por la limpieza o mejora de los calados de sus puertos.

Y es que la clausura del punto de Sálvora frenó en seco numerosos proyectos de limpieza y ampliación de calado en los puertos gallegos, tanto en los de Interés General, como los de Vilagarcía o Marín, como en los pesqueros, entre ellos los de Cambados, O Grove o A Illa. En la vecina ría de Pontevedra también llevan tiempo esperando por dragados en Combarro y Moaña, y urgen la retirada de sedimentos del canal del Lérez.

Tras el cierre del punto de Sálvora, el Gobierno central emplazó a la Consellería do Mar a buscar otras ubicaciones alternativas para el traslado del material de los dragados. Durante meses, los técnicos de Portos de Galicia realizaron un estudio cuyos resultados preliminares se expusieron a los representantes de la flota en la reunión de ayer.

La lista de posibles ubicaciones es amplia y se extiende por toda la costa gallega. En el caso del litoral de Pontevedra, desde la Consellería do Mar plantearon cinco alternativas. Varias de ellas se ubican en el entorno de Sálvora, Ons y Cíes, aunque a una distancia considerable de estos archipiélagos, puesto que forman parte del Parque Nacional das Illas Atlánticas.

Fuentes consultadas señalan que los técnicos también han localizado dos posibles puntos entre las Cíes y la frontera con Portugal.

En la provincia de A Coruña también hay varias posibilidades sobre la mesa: desde un punto al norte de Sálvora hasta otros dos en el entorno de Muros, pasando por ubicaciones frente a Cedeira, Corcubión o Laxe.

En cualquier caso, desde la administración autonómica se enfatizó mucho en que la lista presentada no es concluyente y que por así decirlo ahora empieza la segunda fase del trabajo, en la que se escucharán las opiniones del sector. También se ha avanzado que este depósito no estará habilitado para todo tipo de materiales, sino solo para los áridos, ya que los que puedan tener una afección significativa sobre el medio ambiente deberán tratarse en tierra.

En la reunión de ayer participaron los presidentes de las federaciones de cofradías, de organizaciones de armadores y del sector del cerco. Todos ellos acordaron recabar ahora la opinión de sus asociados, en cuanto la Consellería remita la documentación completa, para posteriormente enviar sus sugerencias lo antes posible.

En el sector hacen hincapié en que, sea cual sea la opción finalmente elegida, urge disponer de un punto de vertido ya que la situación actual impide a la flota desarrollar bien su trabajo.

El Puerto de Vilagarcía también está a la espera de que haya un punto de vertido habilitado puesto que quiere retirar 85.000 metros cúbicos de sedimentos en el canal de entrada y sus dársenas, lo que les permitiría atracar embarcaciones de mayor tonelaje.

Jornada técnica para analizar la afectación a los cetáceos

La Consellería do Mar manifestó a media tarde de ayer a través de un comunicado que el objetivo de los estudios que se están llevando a cabo es “dar las máximas garantías medio ambientales y productivas” al proceso. Por ello, también se ha tenido en cuenta el efecto que la creación de un punto de depósito nuevo podría tener sobre la fauna, y más en concreto sobre especies protegidas como son los cetáceos. Por ello, se contó con la colaboración del Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI), una organización con sede en O Grove especializada en la investigación de los mamíferos marinos. Así, se organizó una jornada técnica en la que participaron varios departamentos de la Xunta de Galicia y del propio Gobierno central.

Hay que tener en cuenta que la creación de un punto de vertido puede tener repercusiones sobre los caladeros de pesca, los polígonos de bateas o las zonas de producción de moluscos, de ahí que la Xunta quiera escuchar la voz del sector pesquero antes de redactar la propuesta que se remitirá a Madrid. Desde el punto de vista ambiental, la Plataforma en Defensa da Ría da Arousa cuestionó el anterior punto de vertido, al entender que era un foco potencial de contaminación que podía afectar a la producción de la ría. El sector criticó en su momento al Gobierno por ordenar el cierre de Sálvora sin hablar con los afectados y sin tener una alternativa.

Compartir el artículo

stats