Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lugar en el que la cocina se convierte en toda una experiencia

Rocío Garrido, Coque Fariña y Fran Jamardo han hecho posible el espacio “Indo e Vindo”

Rocío Garrido, Coque Fariña y Fran Jamardo en el local donde desarrollan y muestran su pasión. Iñaki Abella

Si alguien todavía cree que la cocina casera está reñida con la vanguardia no tiene más que visitar “Indo e Vindo” para encontrar certezas. Allí, en Cambados, ha nacido un nuevo concepto de local gastronómico. Un lugar que se ha convertido en academia de aprendizaje, lugar de encuentro hecho a medida y también donde comer bien va acompañado de una experiencia más allá del paladar.

Los artífices de todo lo que allí sucedes son tres personas que tienen en su pasión por la cocina más refinada un poderoso vínculo. Coque Fariña, Rocío Garrido y Fran Jamardo fortalecieron su relación en tiempos de pandemia. Las redes sociales les descubrieron que poseían un nexo de unión que abrió las puertas a descubrir que sus capacidades para ser un “big three” de los fogones.

“Fue todo una evolución natural”, apunta la caldense Coque Fariña, quien incluso este año optó a un premio influencer a nivel nacional en el apartado de gastronomía. De aquel inicial gran escaparate de las redes sociales, los tres emprendieron una aventura que les llevó a ser reclamados por diferentes ayuntamientos y colectivos para desarrollar y mostrar sus cualidades en showcookings que a nadie dejaban indiferente.

Los tres amigos ponen sus cualidades como cocineros al servicio de todos aquellos que quieran disfrutar y aprender. INAKI ABELLA DIEGUEZ

La identidad generada en muchas personas se convirtió en una continua petición de un lugar en el que poder encontrarles para seguir aprendiendo de quienes se atrevieron a mostrar al exterior un talento del que solo tenía constancia sus más allegados en el calor del hogar. Y toda esa avalancha de peticiones se encontró con un local en Cambados que maravilló a los tres a la hora de hacer realidad su concepto. Una idea en la que se brinda la posibilidad de aprender con actividades formativas, pero también de disfrutar de eventos exclusivos en una atmósfera personalizada y diferenciadora.

Desde talleres de postres saludables, tapas creativas, cocina internacional... Indo e Vindo ofrece la posibilidad de adentrarse en la gastronomía en sus múltiples formas. Un aprendizaje guiado en un lugar tan versátil que también permite disfrutar del producto que el propio comensal quiera degustar, pero puesto en las manos de un trío que hace de la comida una melodía.

Una experiencia que va mucho más allá del plato

El empeño por hacer las cosas bien tiene en la ilusión su motor más potente. Rocío, Coque y Fran han apostado fuerte por “Indo e Vindo” y allí emplean todas las tardes y fines de semana para demostrar que la pasión por lo que hacen se traduce en experiencias enriquecedoras. Desde que abrieron sus puertas el pasado 17 de mayo ya han sido muchas las personas que han participado en sus diferentes actividades. Hoy mismo, sin ir más lejos, celebrarán la Cena del Orgullo en la que no faltará un menú de lo más sibarita, variado y sorprendente con bebida y sesión de cócteles.

La característica principal de la iniciativa es disfrutar con lo que hacen. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Todo ello previa reserva en las redes sociales. Unas cenas temáticas que se repiten además cada viernes y que incluyen también un trabajo de decoración y ambientación del local en el que también se emplea mucho tiempo. Pero también hay desayunos, brunchs o comidas en las que el maridaje de vinos, pero sobre todo la cercanía y el buen trato, potencian el sabor de lo vivido.

Compartir el artículo

stats