Hace seis meses el alcalde de Vilaboa, César Poza, se reunió con Portos de Galicia para solicitar la ampliación del puerto de San Adrián, que desde hace años se queda pequeño para acoger la flota pesquera local. Sin embargo, el proyecto no sale adelante. “A pesar del compromiso que se hizo cuando vinieron a ver la situación del puerto, no hay ningún avance y queremos que no quede en el olvido. El sector pesquero de San Adrián necesita unas instalaciones adecuadas para desarrollar su actividad y cuentan con el pleno apoyo del Concello en esta petición”, explica César Poza.

El alcalde recuerda a la Xunta el “problema de seguridad” en el actual recinto para los marineros a la hora de embarcar y desembarcar, ya que las balsas “están abarloados entre si, lo que implica riesgo para las embarcaciones, inseguridad para las personas y dificultades operativas en atraque y atraque”.