El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, avanzó ayer algunos detalles de la exposición “Pontevedra. A cidade é a pegada”, que calificó como el “mayor proyecto expositivo” que ha afrontado el Concello hasta ahora y que verá la luz el 15 de diciembre en el Pazo da Cultura, en donde permanecerá instalado y visitable hasta el 22 de marzo de 2023.

La muestra pretende analizar la historia más reciente de la Boa Vila y abordar la “huella” que la ciudad “deja en sus habitantes” y, al mismo tiempo, la que estos tienen sobre la propia ciudad. Se trata de “reflexionar sobre el acontecimiento de pertenecer a Pontevedra”.

Lores ofreció estas primeras explicaciones acompañado del comisario de esta exposición Alfredo Olmedo Portela y algunos de los coordinadores que llevan meses trabajando en el proyecto: el docente Fernando Suárez, los arquitectos Vicente Picallo y Alberto Reiriz, la historiadora Milagros Bará, los artistas Eduardo Outeiro y Norberto Olmedo, el cineasta Raphael Chipperfield, la diseñadora gráfica Patricia Dopico y el responsable del archivo municipal, Rodrigo Silva.

Lores explicó que la exposición mostrará que Pontevedra es “una ciudad con un esplendoroso futuro pero que ha de tener en cuenta el pasado y memoria histórica”, y para ello se hablará del río, de urbanismo y arquitectura, de las personas que conforman la ciudad, de la evolución de la capital y de la incidencia que ejerce en las personas. El catálogo es casi un proyecto paralelo a la exposición. “Esperamos que sirva en un futuro como regalo institucional”, dice el alcalde.

La concejala de Cultura, Carme Fouces, añadió que será una exposición muy coral tanto por la organización como por las 15 instituciones y las numerosas personas que van a ceder material. “Espero que sea algo que la ciudad reciba con la misma ilusión con la que nosotros la estamos construyendo”, dijo.

Por su parte, el comisario, Alfredo Olmedo, desveló que el hilo conductor de la exposición es “la mirada de la infancia” y el protagonismo que tiene en Pontevedra algo que “para a la gente que viene de fuera resulta muy sorprendente”.

El comisario también indicó que la exposición estará centrada sobre todo en el siglo pasado y que habrá escultura, pintura, documentos, audiovisuales de la mano de Chipperfield, y lecturas visuales de la propia ciudad a partir de fotografías, planos o dibujos.