Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diego Rosal propone un bus que conecte las siete parroquias de Meaño

El alcaldable del BNG se presenta a los vecinos en un acto público | El estado de las vías también preocupa en la localidad

Diego Rosal, segundo por la izquierda, con los vecinos de la localidad de Meaño. | // FDV

El futuro candidato del BNG a la alcaldía para las elecciones municipales de 2023, Diego Rosal Chaves, se estrenaba ante sus convecinos en un acto público. Lo hacía el este fin de semana en un evento que tenía lugar en el porche delantero de Mercadena, a pie de la PO-550, y en el que se dieron cita en torno a medio centenar de personas para debatir sobre los problemas de movilidad en el rural.

El acto contaba con la presencia de la diputada nacionalista en el Parlamento Gallego, Montserrat Prado, y el responsable de movilidad en Galiza Nova, André Vidal.

La primera, destacó la falta y deterioro de las líneas de autobús y tren -incluso inexistentes en la provincia de Lugo según refirió- y las deficitarias vías de comunicación en el resto de Galicia, citando los casos de los puentes de la A-6 y los abusos de la AP-9. Por su parte, en su alocución André Vidal lamentó lo que calificó como desastre de las líneas de autobuses, con horarios imposibles en el rural gallego, denunciando además los intereses creados entre la administración y algunas empresas del sector, entre las que citó expresamente la firma Monbús.

Fue Diego Rosal el que, en su intervención, amén de sumarse a las quejas expresadas por sus compañeros, propuso dos iniciativas aplicables a Meaño, que será el marco de su preocupación. El objetivo, interconectar las siete parroquias del municipio, en atención sobre todo a las personas más vulnerables y necesidades para sus desplazamientos, y hacerlo además con alternativas segura.

De una parte, propuso dotar a Meaño de un servicio de microbús y taxi rural, dos modelos ya consolidados para el rural en concellos como Pontevedra o Allariz, gobernados por la formación nacionalista. Una solución que, según Diego Rosal, “amén de conectar las parroquias con Meaño o Dena, o mismo con municipios limítrofes, contribuiría a solucionar muchos problemas, aliviaría el consumo energético e incentivaría el comercio local”.

Su otra propuesta es la de “moverse seguro por el rural”, lamentando que en la política de ensanchamiento de viales que está llevando a cabo el concello “es difícil de entender que no se dejen espacios marcados por los lados, habilitados para que los vecinos puedan caminar, y las personas en silla de ruedas circular con seguridad”.

Por esta razón, a través de Rosal Chaves, la formación nacionalista manifiesta que “aún estamos a tiempo para volver a pintar las pistas, dejando habilitado un carril para los peatones y las personas con movilidad reducida... No es mucho pedir”.

Compartir el artículo

stats