Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clara Senín Sánchez | Una de las mejores notas de ABAU de toda Galicia

“La clave en los estudios está en ser constante, hay que trabajar y llevarlo todo al día"

Con un 13,8 en su calificación, la estudiante vilagarciana brilló en la cita preuniversitaria

La estudiante completó el Bachiller en el Castro Alobre con un 10 en su nota media. | // I. ABELLA

Clara Senín Sánchez tendrá grabado para siempre en su recuerdo su experiencia en la ABAU. Una prueba de acceso a la universidad que esta joven estudiante de Vilagarcía convirtió en todo un premio a su esfuerzo y capacidad. Con un 13,8, Clara Senín se convirtió en una de las mejores notas de toda Galicia con unos exámentes prácticamente impecables al igual que su trayectoria como estudiante, primero en el colegio de A Lomba y posteriormente en el IES Castro Alobre.

– Es usted una de las tres mejores notas de Galicia. Difícil tener mejor colofón a toda la etapa preuniversitaria. ¿Qué ha supuesto ese extraordinario 13,8 final?

– Fue bastante sorprendente. No me esperaba tanta nota. Sabía que algún examen me había salido mejor que otro, pero la verdad es que estoy muy contenta. Quería entrar en Matemáticas y con esta nota no voy a tener ningún problema.

"Fue un año bastante exigente y sacrificado y una nota así fue un broche enorme a todo el esfuerzo"

decoration

– ¿Qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza nada más conocer la noticia?

– Estaba con mi hermana cuando me enteré de la nota y fue un momento de mucha emoción. Me acordé mucho de mi familia, de todo lo que me habían ayudado los días anteriores y toda la confianza que me transmitieron... También del instituto, de los profesores y de los compañeros. Buena parte de la nota es esencialmente de ellos por todo lo que me ayudaron. La verdad es que además fue un año bastante exigente y sacrificado y una nota así fue un broche enorme a todo el esfuerzo.

– Además de la correspondiente inteligencia, ¿tiene algún secreto un éxito académico de este calibre?

– La clave en los estudios está en ser constante. Hay que trabajar y llevarlo todo al día, aunque reconozco también que es muy complicado. También es clave afrontar el ABAU con tranquilidad y siendo consciente de que también hay que descansar para poder rendir. De nada valen los atracones de última hora si durante el curso no llevas las cosas ordenadas y organizadas. En mi caso se juntó además que estaba en mi último año del conservatorio y eso hace que tengas que organizarte aún mejor porque de otro modo el tiempo no llega para nada.

– ¿Cómo fueron los días previos al examen? ¿Con nerviosismo o el bagaje y las notas que traía de Bachiller daban tranquilidad?

– La verdad fue todo con tranquilidad porque sabía que no tenía que hacer una prueba perfecta para conseguir el objetivo de entrar en la carrera que quiero. Tampoco puedo negar nervios porque puede ser que no tengas un gran día y se te venga abajo el trabajo que hiciste durante todo el año. Yo traía como nota de Bachiller un 10. La nota general sale de las 5 asignaturas de modalidad y ahí tenía un 9,5. En la ABAU tenía un 9,8 y a eso se suma a mayores la parte específica de la carrera que quieres estudiar. Las ponderaciones hace que la nota final fuese, en mi caso, de 13,8.

"Mi idea siempre fue la de estudiar Matemáticas, es una asignatura que me encanta y, una vez termine, la docencia siempre es una opción"

decoration

– Alguien como usted, que viene de lograr una nota tan destacada, ¿qué opinión le merece un proceso como el de la ABAU? ¿Considera que habría que plantear otro modelo?

– Es difícil encontrar un sistema que permita valorar todos los méritos de manera correcta. Es una prueba que genera muchos nervios, pero sí que permite una igualdad de oportunidades a la hora de poder acceder a las carreras universitarias. En ese sentido es justo, pero también creo que deja muchos aspectos a valorar. Aun así, es complicado encontrar una alternativa para lo que es el paso previo a la universidad.

– ¿Hay alguna asignatura que se le resistiese más que otras en esos días de exámenes en Santiago?

– En la ABAU la peor nota que saqué fue en inglés que tuve un 8,5. Escogí un poco mal los ejercicios, que era algo muy importante, y no terminé el examen con las mejores sensaciones. Me dio un poco de rabia porque el inglés es una asignatura que me gusta mucho, aunque mis preferidas son las de ciencias.

– ¿Qué quiere estudiar y como se plantea su futuro profesional?

– Mi idea siempre fue la de estudiar Matemáticas. Es una asignatura que me encanta y, una vez termine, la docencia siempre es una opción. De momento me centrará en estudiar en Santiago la carrera.

– Con expediente tan brillante, ¿cuáles son las ayudas a las que podrá acceder?

– De momento sé que por tener un 10 de media de Bachiller la matrícula universitaria es gratis. Eso es lo único que tengo garantizado de momento.

“Tienes más posibilidades en las carreras a elegir, pero a mí siempre me gustaron las matemáticas”

– ¿Una nota tan alta condiciona a la hora de elegir carrera universitaria o será de las que haga primar su vocación?

– Siempre tuve en la cabeza la idea de estudiar Matemáticas. Es cierto que al tener una nota alta se te abren mucha posibilidades dentro de la oferta de carreras a elegir, pero a mí siempre me gustaron las matemáticas. Me resulta muy entretenido.

– ¿Cómo es la rutina diaria durante el curso de una de las mejores notas de Galicia?

– Normalmente por las tardes tenía una hora o dos de Conservatorio. Media hora antes siempre miraba cosas del Conservatorio e intentaba hacer deberes. Tambien, y antes de nada, descansaba un poco después de clase, pero siempre intento ir a día a día. En los días previos a la ABAU ya fue diferente porque ya había terminado el Conservatorio y tenía más tiempo para preparar la prueba. Me fui organizando por asignaturas y los días previos los dediqué a repasar.

– ¿Cuáles son sus aficiones?

– Me gusta mucho el deporte. Hice baloncesto en el CLB hasta los 16 años y también me gusta mucho el cine, tocar el piano, ver series y las novelas de misterio.

– ¿Ha tenido que renunciar a algo por una satisfacción así?

– Por una parte sí, a algún evento familiar falté por ejemplo, pero es lo que requiere. Es un curso muy exigente y tienes una meta por alcanzar. Debes tener visión a corto y largo, pero la recompensa compensa esos pequeños sacrificios.

Compartir el artículo

stats