Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La amenaza de lluvia no pudo con las alfombras del Corpus

Parroquias de Vilagarcía, Cambados y Vilanova celebran la festividad religiosa

Espectacular composición frente al consistorio de Vilanova. | // IÑAKI ABELLA

Numerosas parroquias arousanas celebraron ayer la festividad del Corpus con las tradicionales alfombras florales. La amenaza constante de lluvia no fue impedimento para que los fieles decorasen con pétalos las calles por las que horas después discurriría la procesión con el Santísimo. Eso sí, en algunas localidades las alfombras eran más pequeñas, pues hubo menos tiempo para prepararlas.

La parroquia cambadesa de Santa Mariña Dozo celebró la misa solemne a mediodía, y la procesión salió a las ocho y media de la tarde. Los fieles empezaron a confeccionar las alfombras a media mañana, y aunque a primera hora de la tarde volvió a llover un poco, haciendo temer por la procesión, finalmente pudo salir con normalidad.

Elaboración de una de las alfombras en el centro de Vilanova INAKI ABELLA DIEGUEZ

Las composiciones florales más bonitas y trabajadas se localizaban frente a la iglesia parroquial y la calle Padre Peña, y frente a las capillas de O Hospital y Santa Margarita.

Los fieles representaron con flores diversos motivos, desde la flecha amarilla que guía a los peregrinos que van a Santiago, hasta la concha jacobea y la Cruz de Santiago, pasando por las palomas que simbolizan el Espíritu Santo. Fue igualmente muy vistosa la procesión, al frente de la cual iban los niños que hicieron la Primera Comunión durante los dos pasados fines de semana.

Composición en el centro de Cambados Cedida

Sin salir de Cambados, cuatro matrimonios hicieron el sacramento en la parroquia de Oubiña. Estas parejas ya lo habían celebrado, pero como este año no había ninguna que quisiese coger el testigo volvieron a hacerlo para evitar que se perdiese la tradición. Bajo un cielo completamente nublado, los vecinos desfilaron por un bonito pasillo alfombrado que salía de la puerta de la iglesia y que finalizaba en una colorida composición situada frente a la entrada al atrio, y que representaba el cáliz sagrado y el Cuerpo de Cristo.

La parroquia de San Cipriano de Vilanova es otra donde las alfombras gozan de gran tradición. Pese a la lluvia, los vecinos las confeccionaron en varios puntos de la localidad, como la plaza del Ayuntamiento o la de la iglesia.

Momento de la procesión en la parroquia de Oubiña Cedida

Finalmente, también hubo alfombras y procesión en la parroquia vilagarciana de Santa Eulalia de Arealonga. Los actos empezaron a mediodía con una misa dedicada a los enfermos. A media tarde, fue la exposición del Santísimo Sacramento, con turnos de vela.

Tras la misa, se celebró el acto de bendición y adoración en el atrio del templo, junto a la procesión, que recorrió la plaza de España, con el acompañamiento musical de la Banda de Vilagarcía.

Compartir el artículo

stats