Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa limita el acceso con vehículos al Faro de Punta Cabalo y a la playa de O Bao

El Concello prevé un verano complicado en y tratará de preservar “las zonas naturales próximas a las playas”

El edil Luis Arosa y un operario descubren una señal de prohibido en el vial de Punta Cabalo. Iñaki Abella

La masificación turística y la gran cantidad de vehículos que asimila A Illa en verano han llevado al Concello a diseñar un plan de tráfico para evitar que los coches acaben estacionando encima de las playas o en lugares extremadamente sensibles. Es por ello que se van a implementar una serie de medidas restrictivas en cuanto al tráfico para evitar que se registre el desmán que ocurrió en 2020, donde se convirtió en habitual ver vehículos estacionados encima de dunas.

Entre las restricciones destaca la prohibición de circular en coche hasta las inmediaciones del Faro de Punta Cabalo. Los que quieran acercarse deberán dejar el coche en la zona asfaltada y caminar, tan solo podrán atravesar la pista de tierra los vehículos que se dirijan al chiringuito o los camino es de carga y descarga. Cualquier vehículo que se encuentre estacionado fuera de los terrenos del chiringuito, será sancionado.

Otro de los puntos donde se van a aplicar restricciones es en las inmediaciones del Centro de Usos Náuticos. En ese punto se prohibirá la circulación por el vial de tierra. Los vehículos que quieran aparcar cuentan con varios estacionamientos disuasorios en las inmediaciones que pueden utilizar y que “desde ellos a la playa, no hay más de cinco minutos caminando”.

Estas son las dos grandes novedades de este año en lo que respecta a restricciones, aunque se seguirán aplicando las que se han ido implementando en los últimos años. La más conocida, y donde más vehículos se sancionan es la de estacionar solo en el margen derecho del vial que conduce a Carreirón. Todo vehículo que se encuentre en el margen izquierdo será sancionado ya que se entiende que estaría dificultando la circulación, especialmente si fuese necesaria la presencia de un vehículo de emergencias.

Otros puntos a los que no se va a poder acceder con el coche son Gradín o Espiñeiro, playas en las que los vehículos, especialmente autocaravanas, llegaban a estacionar encima de la arena de la playa, algo a lo que se le puso coto el pasado año. Para acceder a la playa de Area da Secada, desde hoy mismo, se deberá hacerlo por la zona de As Rubas y salir por las inmediaciones del Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa), el estacionamiento estará permitido en ambos márgenes del vial, salvo en un pequeño tramo entre la playa y el campo de fútbol de A Bouza.

Compartir el artículo

stats