Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caminos Escolares Seguros

"Papá, si te saltas el semáforo me acuesto una hora más tarde el fin de semana"

Los alumnos de Vilagarcía ponen "multas solidarias" a sus progenitores para concienciarlos sobre la seguridad vial y la prioridad peatonal y ciclista

Paola María y Jeanne Picard, de Stop Accidentes, esta semana en Vilagarcía. Iñaki Abella

Los Caminos Escolares Seguros que impulsa el Concello de Vilagarcía van mucho más allá de la construcción de un carril bici y del ensanche de aceras para que los niños vayan a clase caminando o en bici sin peligro de que los atropelle un coche. Y es que la Concejalía de Mobilidade que dirige Paola María colabora con STOP Accidentes para realizar actividades con el alumnado vilagarciano que ayuden a concienciar sobre la necesidad de priorizar los medios de transporte sostenibles y no contaminantes, como la bicicleta y “la energía humana, nuestras piernas”, comentaba la delegada de STOP Accidentes en Galicia, Jeanne Picard, esta semana en la capital arousana. Y es que como dijo ayer mismo el alcalde Alberto Varela, “lo que hoy es cuestión de voluntad política, dentro de poco será una obligación por ley y nosotros no seremos los primeros pero tampoco los últimos, y menos hablando de la seguridad de los niños”.

Los escolares pasan revista al itinerario

La experta en seguridad vial acudió a Vilagarcía para acompañar a los escolares del CEIP A Lomba en su tarea de “detectives de la movilidad”. Recorrieron uno de los itinerarios de los Caminos Escolares Seguros para evaluar la accesibilidad, como el tamaño de las aceras, si los conductores respetan la velocidad, se saltan los semáforos, aparcan bien, si el tiempo para cruzar la calle es suficiente, si hay árboles en la vía pública...

Todo ello con una puntuación del 1 al 5 gracias a los blocs de notas proporcionados por la Asociación de Niños Caminantes por un Ambiente Sostenible y Seguro (Ancas).

No llevar cinturón de seguridad o cruzar fuera del paso de cebra

Con esos mismos cuadernos los escolares podrán imponer “multas solidarias” a sus familiares si cometen infracciones, como no respetar el semáforo, utilizar el móvil conduciendo o caminando, no poner el cinturón de seguridad, cruzar fuera del paso de peatones, atravesar el paso de cebra montado en la bicicleta o en patinete y no llevar casco en cualquier de estos dos vehículos.

¿Las sanciones? Al primer aviso, acostarse una hora más tarde el fin de semana (el niño), elegir el cuento para dormir o un paseo juntos en bici. Al segundo apercibimiento las multas consistirán en una tarde de disfraces en casa, la elección de la comida o la cena o disfrutar de la merienda favorita. Los niños ya están concienciados; ahora faltan los adultos.

Compartir el artículo

stats