Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los valgueses irán más seguros a la iglesia y el colegio

Comienza la construcción de la senda de Cordeiro

La visita a las obras cursada esta mañana por representantes de la Xunta y el Concello. FdV

La Xunta y el Concello de Valga dan por iniciadas las obras de construcción de la senda que facilitará el acceso a la iglesia de Santa Columba de Cordeiro, al colegio Xesús Ferro Couselo y al pabellón polideportivo.

Es una actuación de la que ya se habló largo y tendido en ocasiones anteriores, lo cual está plenamente justificado a tenor del aumento de la seguridad y mejora de la accesibilidad que lleva pareja una actuación de este estilo, en la que se invertirán, finalmente, 736.000 euros.

Se trata, cabe recordar, de un proyecto que se centrará en el margen izquierdo de la carretera que une Pontecesures con Catoira y Vilagarcía, la PO-548.

Y avanzará hasta cruzarse con una pista municipal, para lo cual será preciso instalar una pasarela metálica de 21 metros de longitud y tres de ancho sobre el río Louro.

Los trabajos de construcción de la senda. FdV

De este modo se procederá a la reordenación del tráfico en la intersección del punto kilométrico 3,910, donde se habilitará una pequeña glorieta “que permita el cambio de sentido, impidiendo la realización de movimientos que provocan situaciones de riesgo y afectan a la seguridad viaria”.

5.000 vehículos al día

Se logrará así “un espacio seguro para los viandantes en un itinerario muy transitado”, ya que por ese tramo de la PO-548 “pasan a diario más de 5.000 vehículos” con los que tienen que convivir todos aquellos ciudadanos que se desplazan a pie o en bicicleta a “lugares de interés sociocultural, como la iglesia y las instalaciones educativas y deportivas de la zona”. 

Un momento de la visita a la zona de actuación. FdV

En ello abundaron esta misma mañana el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, y el delegado de la Xunta, Luis López, quienes acudieron a la zona de actuación para dar el pistoletazo de salida a las obras.

Allí, junto a los técnicos y los concejales Carmen Gómez, Pedro Calvo y Malena Isorna, dieron cuenta de que este proyecto permite ampliar la acera ya existente, la cual finaliza en el punto kilométrico 2’9.

Desde ella no existen espacios reservados para circulación peatonal, que es lo que se creará ahora hasta llegar al kilómetro 3’2, para desde allí seguir por un vial municipal hasta desembocar de nuevo en la PO-548, a la altura de la intersección citada del punto kilométrico 3’9. 

A partir de ese lugar, la senda avanzará por viales municipales hasta las instalaciones escolares y deportivas, superando la carretera autonómica por la nueva pasarela para alcanzar el entorno de la iglesia parroquial de Santa Comba.

El alcalde en uno de los puntos en los que se va a intervenir para salvar la carretera PO-548, debajo. FdV

Este proyecto de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade requiere, por tanto, de la ampliación del paso existente sobre el río Louro, la instalación de la nueva pasarela sobre la PO-548, la reordenación del tráfico en la intersección existente en el punto kilométrico 3,9 y la creación de una pequeña glorieta en la vía municipal por la que discurrirá la senda. 

Compartir el artículo

stats