Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Domínguez Serén/ficha personal | Director de cine

El premio a ‘Rompente’ es la mejor prueba de fuego para mi carrera

El doble galardón, pues también brilló en el Festival de Málaga, “supone una enorme satisfacción personal”

Eloy Domínguez Serén, director del cortometraje “Rompente”. | // FDV

El director meañés de cine Eloy Domínguez Serén acaba de ser premiado este fin de semana en Cans por su trabajo “Rompente” que fue reconocido como mejor corto de ficción. Un galardón que se suma al conseguido hace un mes en el Festival de Cine de Málaga, y que no hace sino crecer su tesón en el mundillo audiovisual. En los próximos meses su trabajo se visualizará en toda la comarca arousana y de Barbanza, teniendo comprometidos ya una veintena de pases.

– ¿Qué ha supuesto para usted este doble premio?

– Una enorme doble satisfacción. Primero en Málaga por haberme sido concedido en un festival de cine de mucho prestigio, donde, en cortos, competía con una veintena de directores de cine, algunos de los cuales ya habían hecho largometrajes, eran nombres conocidos que yo mismo admiraba. Lo de Cans fue la prueba de fuego para “Rompente”, participar en un festival donde la gente estaba realmente cercana por idiosincrasia a la película.

– En Málaga: ¿la película triunfó en gallego?

– En ghallego, ghallego, esto es en el idioma de la gente de a pie en la zona costera… En Málaga se subtitulaban los diálogos en castellano, en Cans todo resultó más fácil para conectar con el público.

– ¿Cómo definiría “Rompente” para que lo entienda el público?

– Como un drama social de ficción. Es un corto de 26 minutos ambientado en la comarca de Barbanza, que narra tres días de la historia de dos personajes, Santi y Lucía, dos jóvenes progenitores muy jóvenes, que acaban de tener un niño y que luchan por abrirse paso en la vida. Santi es un bateeiro de día y furtivo percebeiro de noche, para tratar de sacar adelante a la familia.

– ¿Quiénes son en la vida real?

– Santi es Sergio Baleirón, natural de Rianxo, cuya vida real es de bateeiro, por eso el rodar su trabajo en la película resultó mucho más fácil. Lucía es Soraya Luaces, de Portosín. Los dos son actores aficionados que han casado de lleno con el proyecto.

– Natural de Meaño: ¿tiene cita ya para la proyección de “Rompente” en el municipio?

– Sí, será el 24 de junio en el Centro Social de Dena, de manos de la asociación Árgoma Cultural. Para mí será todo un orgullo el poder compartirlo con los vecinos y mantener un coloquio al final con ellos. Será una sesión doble, porque también vamos a proyectar “Hamara”, un trabajo documental anterior, de 87 minutos de duración que fuera grabado en los campos saharauis para visibilizar aquel mundo.

– Por curiosidad: ¿dónde estrenaron “Rompente”?

– Se estrenó en Rianxo, por el vínculo del trabajo con esa zona y con los actores. Fue impresionante, con el auditorio de Rianxo lleno. Ahora tenemos concertada la proyección en salas de toda la zona de Arousa y Barbanza.

– ¿Cuándo y cómo se decantó por el mundo de cine?

– Yo, que ayudaba a mi padre en verano en el taller de herrero que tiene en Simes, me decanté en un primer momento por la arquitectura. Comencé a estudiar la carrera en A Coruña, pero al poco me di cuenta que aquello no era lo mío. Y, ya por entonces, me acercaba al Fórum Metropolitano de A Coruña, y ahí fue despertando mi pasión. Decidido, al año siguiente me fui a Barcelona y estudié en la Universidad Autónoma la carrera de Comunicación Audiovisual.

– ¿Cómo fueron sus primeros pinitos?

– Muy básico, yo mismo lo hacía todo, grababa, editaba… Todo con mi material. Los vídeos gustaban, llegaban los primeros reconocimientos. Así fuí empezando a contar poco a poco con más colaboradores. A partir de ahí fueron creciendo los proyectos.

– Hablando de proyectos: ¿tiene alguno nuevo en mente?

– Dirigir mi primer largometraje.

– Adelante algo sobre él.

– Será “Tralovento”, un drama familiar, que cuenta detrás con “Zeitun Films” que es una productora gallega.

– ¿Cómo se las arreglan los directores noveles para financiar los proyectos?

– Es una mezcla de financiación pública y privada. En el caso de “Hamara” mostraron interés y apoyaron ese proyecto la televisión danesa, noruega, alemana y sueca… Eso ayudó muchísimo para sacarlo adelante.

– ¿El cine ha prendido ya en la familia?

– Claro, todos lo siguen ahora de cerca. Mismo mi hermana Alba acaba de estudiar también Comunicación Audiovisual en Pontevedra, y ha participado este año también en el Festival de Cans en la categoría de videoclips. Es un aliciente más para la familia

– Una última: los premios de Málaga y Cans, ¿en qué parte de su casa los tiene?

Mi padre, que es un manitas en su trabajo de herrero, hace un tiempo que hizo una vitrina muy bonita, que puso en el salón. Desde entonces los galardones que voy obteniendo van a parar a ella.

Compartir el artículo

stats