Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando la talla no es lo que importa

Un tienda de lencería de Dena presenta las últimas novedades de lencería

Una de las modelos que participó en el desfile de lencería y bañadores del pasado año. | // FDV

En pleno centro de la localidad de Dena (Meaño) y por quinto año, la tienda Sensualtissé vuelve a apostar por un desfile de lencería para romper clichés e inseguridades. Lo hará mañana sábado con un desfile de tallas grandes de lencería para mujeres.

El objetivo que Cristina Rey reconoce desde la propia organización, es exclusivamente el de “contribuir a que las mujeres se sientan bien con su cuerpo, tengan la talla que tengan y que lo acepten tal y cual es”. Ni más ni menos. Toda una filosofía.

La cita, abierta al público, será a las 16.30 horas con recepción al público con música a cargo de un disyóquey, barra de coctelería y un cátering con el que se quiere obsequiar a los asistentes a esta gala especial.

Y, a las 17 horas inicio del desfile con presencia de nueve modelos, todas ellas clientas de tallas y copas diferentes, que desfilarán en corsetería, lencería y ropa de baño, y sin complejos sobre las tallas.

Un desfile especial que contará también con unas actuaciones de baile que se irán intercalando entre los pases de las modelos, la mayor parte de ellas no profesionales.

Entre el público, se anuncia la presencia de Ana Santiso, modelo y ganadora del certamen miss turismo Galicia 2019 y miss star España 2022, así como la del regidor Carlos Viéitez.

La velada se anuncia, se prolongará en la tienda hasta las 21.00 horas con la música dj.

Esta iniciativa parte de una firma nacida hace 19 años en Dena, que busca aparcar los estereotipos para tratar de ayudar a las mujeres a subir su autoestima.

La primera tarea que en la que ha trabajado la firma ha sido alentar a sus modelos de a pie, y que mismo son clientas de la tienda, a que, tengan la talla que tengan, se atrevan desfilar ante el público, escapando de los convencionalismos que semejan atraparlas por doquier, y lucir las tallas grandes sin complejos, en los que es una reivindicación del propio cuerpo, tal y como cada cuál es.

Así, las modelos no sólo desfilarán en tienda, sino que mismo saldrán por la puerta para dejarse ver posar por un momento en plena calle ante el paso de la gente.

Compartir el artículo

stats