Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plácido Castro atrae la mirada del Sinn Fein

La eurodiputada Martina Anderson visita Cambados

Desde la izquierda, Cordal, Anderson, Pillado y Miranda, ayer en la Fundación Plácido Castro. | // CEDIDA

La eurodiputada y representante en Europa del Sinn Fein, Martina Anderson, estuvo ayer en Cambados, en el marco de una visita organizada por la fundación Galiza Sempre y el Bloque Nacionalista Galego. Anderson tuvo la oportunidad de conocer el trabajo de las mariscadoras a pie, y posteriormente acudió a la sede de la Fundación Plácido Castro, intelectual galleguista que fue un gran investigador de la cultura de Irlanda, país en el que incluso residió.

El Sinn Fein es el principal partido nacionalista norirlandés, y recientemente ganó las elecciones en este territorio, que depende del Reino Unido pese a la existencia de una gran base social que defiende su independencia y reunificación con Irlanda. En este sentido, el Sinn Fein parte también como una de las fuerzas favoritas en los comicios que van a celebrarse en este país.

Martina Anderson destacó la riqueza de la obra literaria y ensayística de Plácido Castro -en la sede de la Fundación existen paneles biográficos y una selección de sus publicaciones-, al tiempo que manifestó su deseo de que Galicia e Irlanda estrechen más sus vínculos, “porque son dos naciones con muchos aspectos en común”.

En la visita participaron el exalcalde de Cambados y estudioso local, Xoán Antonio Pillado Silvoso, la eurodiputada del BNG, Ana Miranda, y el concejal de Cultura, Constantino Cordal. Este último destacó de la visita de Anderson que, “es un ejemplo del interés que la figura de Plácido Castro despierta en Irlanda”. Ana Miranda, por su parte, dijo que el Sinn Fein, “es un partido de izquierdas que acaba de ganar las elecciones en Irlanda del Norte y que tiene muchas posibilidades de ganar también en el Sur”.

Anderson participa hoy en una conferencia con entidades de varios puntos de Europa convocada por la fundación Galiza Sempre.

Compartir el artículo

stats