Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Cambados hace un último intento para aprobar los presupuestos

El pleno será el martes próximo, y si el gobierno local pierde la votación convocará otro el viernes

Xurxo Charlín y Samuel Lago, ayer INAKI ABELLA DIEGUEZ

El bipartito de Cambados afronta la semana próxima un pleno clave. El martes, día 24, a las nueve de la noche, el grupo de gobierno someterá a votación los presupuestos de este año. PSOE y Somos están en minoría, y el Partido Popular ya ha anunciado su voto en contra a las cuentas, de modo que al bipartito solo le quedan dos salidas: o logran el apoyo del BNG, o tendrán que convocar un segundo pleno en el que se pondrá sobre la mesa una cuestión de confianza. Esta segunda sesión sería el viernes, 27 de mayo. Para evitar llegar a este extremo, el gobierno de Cambados ha hecho una enmienda a sus propios presupuestos, en los que recogen algunas propuestas del BNG.

El alcalde, Samuel Lago, y el concejal de Facenda, Xurxo Charlín, ofrecieron ayer una conferencia de prensa en el Ayuntamiento para explicar el contenido de la referida enmienda. Básicamente, esta consiste en incrementar las ayudas a las asociaciones culturales; a la celebración de fiestas en las parroquias; y a los clubes y eventos deportivos. El dinero a mayores que se destina a estos fines se obtiene de reducir la partida para el alquiler de carpas y vallas, y de retirar una subvención nominativa de 7.000 euros que se ofrecía a la asociación Xironsa, como las que tuvieron Esperanza Salnés, el Refugio de Animales o los vecinos de Vilariño que arreglaron el cementerio. El Bloque se opuso a esta ayuda a Xironsa.

En concreto, la propuesta del grupo de gobierno pasa por destinar 25.000 euros a las asociaciones culturales, 80.000 euros a las entidades deportivas; y 12.000 a la celebración de festejos. Las partidas que figuraban en el documento original para cada una de las estas finalidades era de 14.000, 75.000 y 10.000 euros, respectivamente.

En las negociaciones de los presupuestos, el grupo nacionalista de Cambados solicitó un incremento mayor de estas cuantías, y de hecho la contrapropuesta que le hace ahora el bipartito no alcanza ni la mitad de la subida que pedían ellos. No obstante, Charlín y Lago creen que la enmienda es “equilibrada”.

Las mejoras que propone el gobierno son inferiores a las que pedía el BNG, pero está dispuesto a asumir algunas obras fuera de los presupuestos

decoration

Samuel Lago aduce al respecto que estos son los tres puntos en los que había desacuerdo, y que si bien es cierto que en estos tres puntos concretos el presupuesto no contempla la subida que solicitaba el BNG, “sí se han incorporado con anterioridad muchos otros aspectos en los que ya se había llegado a acuerdos”. Xurxo Charlín, por su parte, afirma que, “cedimos en lo que podíamos ceder, pero el BNG tiene que entender que es necesario gestionar los fondos municipales de una forma equilibrada y que no era posible asumir sus propuestas en la totalidad”.

Los mandatarios admitieron también en la conferencia de prensa que no se han incluido en la propuesta de cuentas que irán a pleno el martes las inversiones en obras que demandaba el BNG, pues el gobierno local intentará ejecutarlas con dinero del Plan Concellos u otros planes similares.

El BNG de Cambados celebraba anoche una reunión para analizar la contrapropuesta del grupo de gobierno y decidir el sentido del voto en la sesión del martes.

Un millón de euros

Charlín y Lago defienden el talante negociador del ejecutivo, alegando que se incorporaron buena parte de las peticiones de PP y BNG, y que hubo tres reuniones con estos últimos, la última de ellas de tres horas de duración.

Por ello, confían en que los nacionalistas les respalden. El alcalde dijo al respecto que, “nuestra voluntad es aprobar los presupuestos en este pleno y no tener que llegar a la cuestión de confianza porque eso dilataría mucho la aprobación de los presupuestos y reduciría el margen de tiempo que tenemos para invertir el dinero”. Además, Charlín explicó que el Ayuntamiento dispone de un millón de euros más que en 2021, y que para poder gastar ese dinero tiene que aprobar los presupuestos de este año.

El gobierno local cambadés ya tuvo que recurrir a una cuestión de confianza en 2021 para sacar adelante sus cuentas. Pero desde entonces hay nuevos actores en escena: el alcalde ahora es Samuel Lago, y al frente del BNG está Xosé Luís “Liso” González.

Compartir el artículo

stats