Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia del desaparecido Fernando Durán: dos semanas de angustia y dudas

El cambadés salió de su casa el 30 de abril, y desde entonces no ha trascendido ninguna pista sobre su paradero

Ficha de Durán en SOS Desaparecidos. | // FDV

Fernando Durán Garrido salió de su casa de A Modia el 30 de abril, y desde entonces su familia no ha vuelto a saber nada de él. Su hijastro, Óscar Vázquez, asegura que él sigue manteniendo la esperanza de que esté escondido en algún lugar, y que más pronto que tarde recapacite y regrese a su hogar. Pero también admite una sombra de duda. “Si en los próximos días no vemos ningún movimiento en las cuentas bancarias, ya no sabré qué pensar”, declaró ayer.

Fernando Durán es un vecino de Cambados que falta de su casa desde hace algo más de dos semanas. De 65 años, agente forestal de la Xunta de Galicia retirado, el último sábado de abril salió de casa en su coche, un Volkswagen Passat Variant gris, después de enviar un mensaje de despedida a una hija y apagar su teléfono móvil.

Su familia, preocupada por el tono del mensaje, se puso enseguida en marcha. Le echaron una mano los voluntarios de Protección Civil de Cambados, que peinaron las pistas del rural y la costa de la localidad, y la Guardia Civil, que inició una investigación discreta a pesar de que la desaparición era voluntaria. Pero pronto vieron que las cosas no iban a ser fáciles porque Fernando Durán se esfumó sin dejar el más mínimo rastro.

SOS Desaparecidos tiene dos teléfonos de guardia permanentes a los que llamar si alguien ve o sabe algo sobre el cambadés

decoration

“Se estuvieron mirando las cámaras de tráfico y no aparece el coche por ninguna parte, su teléfono sigue apagado y tampoco se han visto movimientos en las cuentas del banco”, admite su hijastro, cuyo número de teléfono apareció los primeros días como posible contacto al que podrían llamar las personas que tuviesen pistas o viesen a Fernando Durán. Unos días después tuvo que quitarlo, tras recibir un par de llamadas de desaprensivos que pretendían engañarle.

La familia peinó durante varios días lugares en los que Fernando Durán había estado. Óscar Vázquez estuvo por ejemplo en Cotobade, en un lugar de difícil acceso del río en el que su padrastro marcaba salmones para que los técnicos de la Xunta pudiesen hacer un seguimiento de la especie. También fue hasta los montes de A Lama, que Durán conocía como la palma de su mano tras décadas trabajando como agente forestal.

Otros familiares llegaron incluso hasta Noia. También recorrieron a conciencia la costa de Sanxenxo y de San Vicente de O Grove.

Vehículo en el salió de su casa el desaparecido FdV

Sin embargo, el paso de los días, la necesidad de seguir con sus vidas y trabajos, y la falta de una mínima pista a la que agarrarse fue minando poco a poco sus fuerzas. Vázquez explica que la última vez que salieron a buscar fue el jueves de la semana pasada, “pero fuimos por mirar, no por otra cosa”.

“Llega un momento en el que no haces más que dar vueltas y tienes la sensación de que estás paseando”, confiesa. “Vemos que están pasando las fechas y que no sabemos nada. Yo, sinceramente, quiero pensar que está vivo, por algún lado”. Sin embargo, no oculta que también tiene sus dudas. “Si en los próximos días no vemos ningún movimiento en las cuentas bancarias, ya no sabré qué pensar”.

SOS Desaparecidos

La asociación SOS Desaparecidos ya incluye la ficha de Fernando Durán Garrido en su página web, uno de los portales de internet de referencia a los que acuden las familias de personas que faltan de casa. En el apartado de descripción física se indica que mide 1,70 metros, pesa 70 kilos, tiene el pelo canoso, corto y liso, los ojos marrones y una complexión física normal. El día de su desaparición llevaba puesta una chaqueta negra, vaqueros azules y unas zapatillas deportivas negras.

La página de SOS Desaparecidos proporciona dos teléfonos de guardia las 24 horas, a los que pueden recurrir aquellas personas que hayan visto a Durán o tengan alguna pista fiable sobre su paradero. Son el 649 952 957 y el 642 650 775. De todos modos, también es posible realizar una notificación a través de la misma página de internet. Otras opciones son llamar directamente a la Guardia Civil, a través del teléfono 062, o al 112 de Emergencias.

Compartir el artículo

stats