Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitalizados por COVID suben a 16 en O Salnés, uno de ellos en la UCI

En la última semana se detectaron 115 casos en Vilagarcía | La capital arousana, O Grove y Catoira son los concellos de mayor incidencia en la zona | A Illa, a la cola

Actualmente hay en el Hospital do Salnés dieciséis pacientes ingresados con COVID. Noé Parga

En plena séptima ola de COVID los casos se disparan también en O Salnés y Ullán. Vilagarcía, O Grove y Catoira son los concellos que registran una incidencia más elevada: los tres por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes a siete días. En cifras absolutas, la capital arousana es la que presenta unos datos más elevados (es, con diferencia, el municipio de mayor población del entorno). Así, en una semana se han detectado una media de una quincena de positivos cada día, sumando un total de 115 en los últimos siete días, según los datos oficiales publicados en la página web del Sergas sobre coronavirus.

Aunque la gravedad de los síntomas es mucho menor que en anteriores olas, el COVID sigue provocando ingresos hospitalarios. Así las cosas, en el centro sanitario de Rubiáns permanecen dieciséis pacientes positivos, además de uno que tuvo que ser trasladado a la UCI de Montecelo. La unidad de críticos alberga a otros tres enfermos del distrito sanitario de Pontevedra, por tanto en total son cuatro. Con respecto a los ingresos en planta, en el CHOP son 56.

A excepción de la hospitalización convencional en Pontevedra, las cifras son superiores a las de la semana pasada, pues el 12 de mayo la UCI tenía un único enfermo COVID (ahora son cuatro). El Hospital do Salnés contaba con trece (ahora con dieciséis).

Más de 200 casos

En las comarcas de O Salnés y Ullán en la última semana se han diagnosticado (o autodiagnosticado) más de doscientos casos de COVID. A los 115 de Vilagarcía hay que sumar los 36 de O Grove, los 35 de Sanxenxo, los 28 de Cambados, los 14 de Valga y otros tantos de Pontecesures, los 12 de Catoira y los 10 de Meis. Ribadumia, Meaño y A Illa registraron menos de una decena de nuevos positivos (cada municipio) en los últimos siete días.

Fuentes médicas consultadas señalan que sigue incrementándose el número de contagios en la comarca, así como el de ingresos hospitalarios,

Según los últimos protocolos, los positivos asintomáticos no cursan baja laboral, por lo que deben continuar acudiendo a su puesto de trabajo pese a estar infectados (en las profesiones en las que el teletrabajo no es viable), con el riesgo de contagio que ello conlleva para los compañeros. A ello se suma la retirada de la obligatoriedad del uso de mascarillas tanto en exteriores como sobre todo interiores.

Quejas al quedarse el PAC de San Roque con un único médico

La falta de personal en el centro de salud de Vilagarcía es un problema persistente que trae de cabeza tanto a los profesionales como a los pacientes. Este pasado fin de semana el Punto de Atención Continuada (PAC) registró su enésimo déficit de recursos humanos, ya que se quedó con un único médico que tuvo que recibir a todos los pacientes que llegaron al servicio, además de tener que salir para atender las urgencias que surgen en los domicilios, teniendo que esperar por tanto los pacientes del PAC el regreso del facultativo a las instalaciones.

Habitualmente cada turno en las Urgencias de Atención Primaria de Vilagarcía está cubierto por dos médicos, pero no es la primera vez que se queda un profesional solo. Como en otras ocasiones, un cartel avisaba a los enfermos: “En el día de hoy hay un médico menos por problemas de escasez y gestión de personal. Se ruega disculpen las molestias. Existen hojas de reclamación a su disposición”.

Esta situación se produjo el domingo. Hay que tener en cuenta que los fines de semana la actividad en el PAC suele ser más elevada que en días laborables. Además, para que las Urgencias hospitalarias no se saturen con patologías banales las de Primaria deberían funcionar mejor.

Compartir el artículo

stats