Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Salnés y Ullán reivindican el rural

Los arousanos se aferran a sus raíces con fiestas como la de San Isidro Labrador

Asistentes a la "I Xuntanza de San Isidro", en los molinos de Currás. Noé Parga

Aunque su situación a orillas de la ría de Arousa y el río Ulla hagan de este territorio una referencia marítima, fluvial, pesquera, marisquera y acuícola, no cabe duda de que O Salnés y el Ullán también tienen una estrecha vinculación con la agricultura y la ganadería.

Es por ello que, a pesar de haber perdido en dos décadas el 95% de sus explotaciones ganaderas, como se informaba ayer en FARO DE VIGO, la comarca no pierde de vista sus orígenes labriegos.

El interior de uno de los molinos de Currás. | // NOÉ PARGA

De ahí la celebración de una buena cantidad de fiestas que lo recuerdan y transmiten a las nuevas generaciones la esencia del que fue principal modo de vida de sus antepasados.

Como Valga, O Grove, Cambados...

Celebraciones como las de Cambados, Vilanova, Meaño, O Grove, Valga y otros muchos lugares de la comarca en las que se engalanan carros y tractores, se explica el proceso de la “malla”, se promueven rutas con las que valorizar el rural, se hacen exhibiciones de siembra o de matanza del cerdo y, en definitiva, se recuperan viejas tradiciones.

La visita de los vecinos a los molinos de Caleiro, ayer. | // NOÉ PARGA

Volvió a suceder durante el fin de semana, esta vez con motivo de la festividad del patrón de los labradores, y agricultores en general, en la parroquia vilanovesa de Caleiro.

Se celebró la ya tradicional fiesta de San Isidro O Labrego, en la que se incluía la “34 Proba do Viño Tinto”, misa cantada, ofrenda al santo y la no menos tradicional procesión, acompañada del popular y colorido desfile de carros y tractores engalanados para la ocasión.

Un momento del desfile de carros, tractores y otros vehículos engalanados para celebrar la fiesta de San Isidro o Labrego, en Caleiro (Vilanova). | // FDV

Todo ello el sábado, cuando, por si no era suficiente atractivo, se repartieron chorizos, pan de maíz y vino tinto, además de celebrarse una concurrida verbena y otras actividades.

De ahí que una multitud disfrutara de la jornada durante todo el día. Y no eran solo vilanoveses los participantes, sino que los había de toda la comarca.

Asistentes a la fiesta vilanovesa de San Isidro. FdV

Ayer se dio continuidad a esa fiesta, promovida por la Asociación Cultural Amigos do Pan e do Chourizo de San Isidro de Caleiro. Se hizo con la organización, en este caso a cargo del Concello y del proyecto Mar de Santiago, de la “I Xuntanza de San Isidro”, con la que mostrar y presumir de los rehabilitados molinos de Currás.

También en este caso se repartieron empanada, chorizos, pan de maíz y vino, dando pie a una fiesta con la que recordar los orígenes del pueblo, solo deslucida por el mal tiempo reinante durante la jornada.

Compartir el artículo

stats