Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía se queda un año más sin cuarto juzgado

El Consejo del Poder Judicial prioriza para el refuerzo de unidades judiciales Vigo, A Coruña y Lugo

Una concentración a favor del cuarto juzgado de Vilagarcía FdV

Las pocas esperanzas que albergaba Vilagarcía de contar con un nuevo juzgado para el año próximo se esfumaron ayer, cuando el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hizo pública la relación de 70 unidades judiciales “imprescindibles” que deben crearse en España en los próximos meses. La decisión final corresponde al Ministerio de Justicia, pero ya se da por hecho que no va a contrariar el informe del Poder Judicial.

Los Juzgados de Vilagarcía se encuentran entre los más saturados de Galicia, tal y como reconocen año tras año los distintos informes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y del propio Poder Judicial. Pero aún así, la carga de trabajo no es nunca lo suficientemente abrumadora para quienes tienen la capacidad de decidir en qué poblaciones se refuerzan los Juzgados y en cuales no.

A finales de marzo se reunió la comisión mixta de Xustiza, formada por la Consellería de Xustiza y el TSXG. En dicho encuentro, y a tenor de las estadísticas, se acordó solicitar la creación de siete nuevas unidades judiciales en Galicia, y entre ellas se encontraba el cuarto juzgado de Vilagarcía. Pero la propuesta iba ordenada, según la necesidad de disponer de nuevas oficinas, y Vilagarcía figuraba en la penúltima posición de la lista.

Esto hizo que en la capital arousana ya no se albergasen excesivas esperanzas, puesto que a lo sumo, el Gobierno central está autorizando la apertura de tres o cuatro nuevos juzgados en Galicia al año. Y el temor a que Vilagarcía quedase de nuevo descolgada de los proyectos de mejora judicial se ha confirmado finalmente.

La comisión permanente del Poder Judicial tomó ayer conocimiento de los informes de necesidad recibidos de la Audiencia Nacional y de los tribunales superiores de cada comunidad autónoma. Entre todos, ponían de manifiesto la necesidad de crear 176 unidades judiciales en toda España. En esta primera lista sí estaría Vilagarcía (que figuraba en la relación de siete remitidas desde Galicia), pero ya no pasó la siguiente criba.

La previsión del Ministerio de Justicia para este 2022 es abrir 70 juzgados nuevos, de ahí que el Poder Judicial haya tenido que especificar las 70 unidades que considera imprescindibles. Y el cuarto juzgado vilagarciano no está entre ellas. Así, en el conjunto de Galicia se habilitarían únicamente sendos juzgados de primera instancia para los partidos judiciales de Lugo y Vigo; un juzgado de primera instancia en A Coruña, que posteriormente se especializaría en asuntos relacionados con el Derecho de Familia, y una plaza de magistrado para la Audiencia de A Coruña, correspondiente al orden penal.

De este modo, a los trabajadores de los Juzgados, a profesionales como abogados y procuradores y, en última instancia, a los ciudadanos, no les queda más remedio que armarse de paciencia y esperar ya a 2023, confiando en que para entonces Vilagarcía sí entre en la lista de los juzgados más saturados y, en consecuencia, más necesitados de un refuerzo. Porque la situación actual se traduce en una mayor sobrecarga laboral y en plazos de juicios y sentencias que se dilatan a menudo mucho más de lo esperado por los justiciables.

El asunto se abordó en el pleno de la corporación municipal de Vilagarcía de febrero pasado, y todos los partidos, excepto el PP, votaron a favor del cuarto juzgado. Los conservadores se abstuvieron, al considerar que se trataba de una propuesta “extemporánea”. El TSXG sostuvo, al término de la reunión de la comisión mixta, que se habían priorizado los juzgados con, “una mayor carga de trabajo estructural”, y con pendencia elevada.

Más asuntos nuevos que sentencias

Uno de los argumentos que esgrimen los defensores del cuarto juzgado de Vilagarcía es la población del partido judicial arousano, que supera las 50.000 personas. En términos técnicos, la tasa de congestión judicial establece que la de Vilagarcía es una de las mayores de Galicia. Otro aspecto a tener presente es la complejidad de los asuntos que se tratan en cada demarcación, habida cuenta de que en Vilagarcía se abordan con cierta periodicidad casos de narcotráfico. En Vilagarcía también se sienten discriminados con respecto al partido judicial de Cambados, que con una población similar -salvo en verano, cuando el número de habitantes en esta demarcación se dispara por el turismo-, sí dispone de un cuarto juzgado desde hace quince años. En 2010, los funcionarios orquestaron una campaña para lograr la cuarta oficina, pero la Xunta de Galicia frenó en seco las aspiraciones, priorizando otras localidades para la ampliación del servicio judicial. La Consellería de Xustiza trata de enmendar la situación con refuerzos puntuales, y si bien estos profesionales de apoyo logran descongestionar en gran medida la situación, no se consigue poner al día todos los asuntos, y el volumen de expedientes que entran por registro sigue siendo mayor que el de aquellos que se resuelven con sentencia.

Compartir el artículo

stats