Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baile de cifras en el Parlamento sobre contaminación de la ría

Augas asegura que el 87% de los vertidos no afectan al medio pero solo investiga el 2% restante y desconoce el origen del de A Illa

Montse Prado, junto a integrantes del BNG local, muestra restos del vertido de A Canteira. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Hace poco más de un mes, la playa de A Canteira de A Illa se llenaba de restos de lo que parecía un vertido industrial cuy origen resulta incierto. Esta situación, unida a la caída en la productividad que está registrando la ría, motivó al BNG a llevar una pregunta Parlamentaria en la que se instaba a explicar el origen del mismo y a exigir que se acometiesen obras para evitarlos. En esa comisión comparecieron los responsables de Augas de Galicia, presumiendo de que su Plan de Control de Vertidos funciona, ya que ha permitido que el 87% de los puntos divertido registrados en la ría de Arousa no sean contaminantes. La responsable de Augas de Galicia aseguró que el 11% del total de puntos inventariados en la ría son contaminantes, encontrándose solo el 2% en investigación.

Lejos de explicar el origen del vertido, la responsable de Augas de Galicia se dedicó a esgrimir la gran cantidad de inversiones realizadas por la Xunta y las que se van a hacer, destacando que tiene contratada en estos momentos la ampliación de la depuradora de Tragove y que quiere renovar los colectores de Cambados y, si Costas lo autoriza, completará los de Vilanova. Estas obras llevan años esperándose en la comarca. En definitivo, insisten desde la Xunta que existe una importante apuesta por el saneamiento de la ría de Arousa, lugar que concentra una importante cantidad de inversiones.

Por su parte, la diputada nacionalista, Montse Prado, instó al ejecutivo gallego a adoptar las medidas necesarias para evitar este tipo de vertidos y para sanear las rías, una de las principales fuentes económicas de Galicia. La nacionalista recordó que lo ocurrido a principios de abril en una playa de A Illa “no es una situación puntual, sino que los episodios de vertidos son demasiado frecuentes, siendo un problema no resuelto en pleno 2022 y que ponen en riesgo la riqueza medioambiental que tenemos, la calidad de las aguas y la producción pesquera y marisquera”. Prado recordó que, según un informe de la propia Xunta, el pasado año se detectaron un total de 458 puntos de vertido, 14 más que en el ejercicio anterior y de los que 53 fueron contaminantes”. El de A Canteira tenía todas las papeletas de ser de carácter industrial y químico, aunque todavía no se ha identificado.

Lo ocurrido el pasado mes de abril en la playa de A Canteira de A Illa continúa en investigación, pero todavía no se ha determinado su origen. Este tipo de situaciones han provocado una gran preocupación entre los mariscadores que ven como a las industrias les resulta prácticamente gratis verter. De hecho, a mediados de abril, Augas de Galicia presumió de haber acabado con el vertido de una simple lavadora en San Miguel de Deiro, después de localizar al propietario de la misma, pero es incapaz de acabar con los problemas de vertidos industriales que sufre la red de alcantarillado de la Mancomunidade y que acaban colapsando la red a la altura de Cabanelas, provocando vertidos que sí son preocupantes.

Compartir el artículo

stats