Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía se acicala

Apelan a la colaboración ciudadana para disfrutar de una ciudad limpia

Un momento de la actividad divulgativa desplegada ayer, en la plaza de Galicia, Vilagarcía. Noe Parga

De un tiempo a esta parte son muchas las críticas vecinales relacionadas con el estado que presentan no pocas calles de Vilagarcía, tanto a causa de la suciedad que acumulan como debido a la proliferación de excrementos caninos.

Como también aumentan las quejas a causa de los vertidos que soporta el río Con, así como debido a la existencia de infinidad de vallas de obra acordonando y entorpeciendo zonas peatonales, entre otros problemas que, a la postre, perjudican la imagen de la capital de la comarca.

Es por ello que el gobierno de Alberto Varela está adoptando diversas medidas con las que tratar de corregir la situación y mejorar el aspecto de Vilagarcía.

Una de las actividades organizadas para los niños y la carpa instalada en la plaza de Galicia. Noé Parga

Sucede, por ejemplo, con la campaña itinerante “Por un espacio compartido y limpio”, que ayer vivió uno de sus actos centrales en la plaza de Galicia.

Lo que pretende con ella el ejecutivo local, que también ordenó a la policía que intensifique la vigilancia, para sancionar a cuantos incumplan las ordenanzas municipales sobre limpieza y tenencia de mascotas, es concienciar a la población para que colabore, ya que en caso contrario, resulta del todo inviable alcanzar el objetivo final.

Una caca gigante para concienciar en Vilagarcía

Una caca gigante para concienciar en Vilagarcía María López

Y es que si los vilagarcianos arrojan desperdicios al suelo, dejan muebles tirados en la calle, depositan bolsas fuera de los contenedores o no recogen los excrementos de sus perros, difícilmente podrá mejorar la imagen de la ciudad.

De ahí la insistencia en la citada campaña y que en la misma se haga hincapié en dispensar un trato adecuado de las mascotas, lo cual requiere que los dueños de los perros recojan su excrementos –de ahí el lema “Á caca, bolsaca”– y que desinfecten las zonas en las que orinan, recurriendo para motivarlos a la frase, “Ao pis, flisflís”.

“As nosas mascotas tamén son da casa”

En todo ello se abundó ayer en la citada actividad de la plaza de Galicia, donde se montó un taller infantil, con el título “As nosas mascotas tamén son da casa”, y se promovieron otras iniciativas similares que reunieron a una gran cantidad de ciudadanos de todas las edades.

La "caca" de plástico gigante y los carteles instalados en el centro de la ciudad. Noe Parga

Los niños pudieron dibujar a sus mascotas –reales o imaginarias–, la Asociación Protectora de Animales informó sobre su labor y los cuidados que requieren los animales y se repartieron trípticos.

Además, en una carpa habilitada al efecto, volvieron a repartirse “kits higiénicos”, es decir, un pequeño recipiente con forma de hueso en cuyo interior se guardan las bolsas necesarias para recoger los excrementos, junto con una botella plástica en la que meter agua con algo de jabón, vinagre o desinfectante para limpiar el pis.

Participaron vecinos de todas las edades. Noe Parga

En definitiva, que Ravella da un paso más en su intento por mejorar el aspecto de la ciudad, desde el convencimiento de que “es necesario acabar con el problema que suponen los excrementos animales en las calles, parques y demás espacios públicos”. Lo cual, confirma el ejecutivo, “provoca numerosas quejas vecinales”.

Compartir el artículo

stats