Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Salnés se asoma a una nueva ola de COVID

El área sanitaria tiene 250 casos activos más que el miércoles y hay 14 personas ingresadas en el Hospital comarcal

Una ambulancia permanece estacionada junto a la fachada del Hospital do Salnés. | // NOÉ PARGA

Finalizada la Semana Santa, el coronavirus vuelve a repuntar ligeramente en la comarca. La gerencia del área sanitaria Pontevedra-O Salnés notificó ayer que hay 1.678 casos activos de infección, lo que supone 246 más que el miércoles. También aumentan los hospitalizados, pues de las 10 personas que estaban ingresadas el jueves en la planta COVID del Hospital do Salnés (la tercera), se pasó ayer a 14.

El centro sanitario arousano todavía está lejos de su máximo histórico, cuando llegó a tener una veintena de ingresados (coincidiendo con un fuerte brote en la residencia de la tercera edad de Ribadumia), muchos de los cuales tuvieron que compartir cuarto, pero aún así las actuales son cifras elevadas, semejantes a las que llegaron a darse en la ola del pasado enero.

Los profesionales sanitarios insisten en que la pandemia todavía no ha finalizado, pese a que las restricciones son cada vez más laxas, y el temor a la enfermedad se ha diluido bastante. Y los datos parecen dar la razón a quienes apelan a la cautela. De 81 ingresados en planta el jueves en los hospitales del área sanitaria (a los que hay que sumar dos en la UCI de Montecelo), se pasó a 88 ayer, y un total de tres personas en cuidados intensivos.

El servicio de Urgencias ya no cuenta con doble circuito para separar a los enfermos de COVID

decoration

El jueves, además, falleció una mujer de 94 años que presentaba patologías previas. Desde el inicio de la pandemia han muerto 276 personas entre los municipios de Pontevedra y Arousa.

Doble circuito en Urgencias

Pese a todo, los protocolos de trabajo empiezan a relajarse incluso en los centros hospitalarios. El de O Salnés, por ejemplo, ya ha eliminado el doble circuito de Urgencias que funcionó durante la mayor parte de la pandemia, y en el que se separaba a los pacientes que presentaban sintomatología compatible con el COVID de los demás.

Entre los protocolos de prevención que sí siguen aplicándose en el Hospital do Salnés está la realización de una prueba de antígenos cada tres días a los pacientes ingresados, y la limitación de visitas. También se mantiene la realización de pruebas PCR para los pacientes antes de ser asignados a una habitación convencional en planta. Entre tanto, permanecen en un cuarto “preCOVID” individual.

Las muestras se remiten a Pontevedra por transporte ordinario, y los resultados se conocen unas cuatro horas después, salvo en el caso de las que se toman a última hora de la tarde, en las que hay que esperar a la mañana siguiente. En el supuesto de una prueba urgente, la muestra se manda por taxi al laboratorio de Pontevedra, y el resultado se conoce en unas dos horas.

Compartir el artículo

stats