Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos plásticos en el interior de Carreirón

El IES de A Illa, junto al Igafa y BATA, impulsa una macrolimpieza en las playas del parque con un total de 120 participantes

Un grupo de jóvenes trabajando en uno de los arenales de Carreirón Noe Parga

Durante una década, la macrolimpieza de Carreirón, en A Illa de Arousa, fue una cita obligada, cada año, para los alumnos del IES, el Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa) y los de BATA. La llegada de la pandemia motivó que, durante dos años, no se pusiese en marcha esta actividad que no solo sirve para retirar la basura que se encuentra en las playas, sino para concienciar a los jóvenes de la importancia de preservar un medio como el marino, tan sumamente delicado ante los efectos de la contaminación.

Los tres centros escolares quedaron a la entrada de Carreirón, lugar desde donde se dividieron en varios grupos para peinar las playas y retirar los restos que se fuesen encontrando. Eran 120 entre alumnos y profesores, la mayor parte pertenecientes a los cursos de primero y cuarto de la ESO del IES de A Illa.

En principio, los operarios municipales acostumbran a realizar limpiezas periódicas en el interior del parque, por lo que “todo parecía más o menos limpio”. Sin embargo, no era del todo así, pronto se comenzaron a acumular objetos en las bolsas que se repartieron y a encontrarse elementos de considerables dimensiones como dos enormes ruedas de tractor que, seguramente, fueron utilizadas como defensas por alguna embarcación.

Los alumnos peinaron todo el litoral de Carreirón en el día de ayer. | // NOÉ PARGA

Otros elementos voluminosos eran los restos de artes de pesca que la marea va arrastrando hasta depositarlos en las playas de Carreirón, lugar por donde pasan varias corrientes procedentes de la boca de la ría de Arousa. De todas formas, los elementos más encontrados fueron los palillos de batea.

En la expedición de ayer Incluso se llegó a encontrar una manta enterrada en la arena que costó mucho retirar, así como todo tipo de plásticos de envoltorios y vidrios, elementos que no habían sido arrastrados por el mar hasta Carreirón, sino que se notaba que había sido una mano humana la que los había depositado allí. Mecheros, pañales y miles de colillas enterradas fueron también algunos de los elementos que se retiraron ayer de las playas de Carreirón, aunque los profesores del centro reconocían que “muy probablemente, si volviésemos mañana, retiraríamos una cantidad similar, ya que resulta muy difícil eliminar todo”.

Fueron dos horas intensas de trabajo, dos horas en las que los jóvenes arrastraron toda la basura hasta la entrada del parque, donde se llenó el camión que el Concello envió para colaborar con la iniciativa que se ha recuperado después de dos años de parálisis por la pandemia.

Profesores y alumnos se implicaron en la limpieza. | // NOÉ PARGA

El zafarrancho que se llevó a cabo en el día de ayer en Carreirón forma parte de una iniciativa mucho más amplia que ha puesto en marcha el IES para concienciar de la importancia de preservar el medio ambiente. Los alumnos que participaron llevan ya meses encargándose de adecentar su propia playa de A Illa desde el pasado mes de diciembre. Bajo el nombre de “waterwatchers” se han estado implicando en la actividad y concienciándose de la importancia de mantener limpio todo el entorno, una actividad con la que van a continuar en el futuro.

La retirada de la basura de las playas no es la única actividad que realizan los propios alumnos del IES en el medio que les rodea. Desde hace años, el instituto cuenta con un invernadero en el que se cuidan diferentes especies de árboles autóctonos. Cuando los especímenes alcanzan la edad o altura adecuada, el propio IES impulsa plantaciones de los mismos en colaboración con el Concello y la comunidad de montes.

El pasado mes de marzo, los alumnos de primero y segundo de ESO plantaron un total de 65 árboles en la zona de Gradín, ejemplares que ellos mismos habían cuidado en el invernadero del colegio y donde las plantas habían permanecido tres años. El objetivo de estas plantaciones es incrementar el bosque autóctono en A Illa frente a la proliferación de especies foráneas como es el eucalipto.

Compartir el artículo

stats