Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra oportunidad para salvar el patrimonio marítimo y fluvial

En O Salnés y Ulán hay numerosos proyectos a la espera de ayuda

El armazón del galeón "Jandro", situado al lado de una de las fábricas de salazón restauradas en Moreiras y del lugar donde estaba previsto levantar una "casa terreña". M. Méndez

En la comarca de O Salnés y los municipios del Ullán hay diferentes proyectos de rehabilitación de embarcaciones tradicionales y otros elementos propios del patrimonio marítimo y fluvial. Han sido impulsados por colectivos socioculturales y/o instituciones públicas. Pero, a pesar del tiempo transcurrido, siguen sin hacerse realidad, ya sea por desidia, en algunos casos, o por la falta de medios económicos suficientes, como sucede a diferentes entidades vinculadas a la cultura marítima que suelen encargarse de este tipo de acciones.

Unos y otros tienen ahora una nueva oportunidad para colaborar y dar continuidad a acciones similares a las llevadas a cabo en el pasado con la rehabilitación del galeón “Jandro”, en O Grove, o la del “Rei do Mar”, uno de los barcos tradicionales rehabilitados en A Illa.

Pueden hacerlo a través de la Diputación de Pontevedra, que convoca una nueva línea de ayudas para “conservar, difundir y fomentar el rico y singular patrimonio marítimo y fluvial del que disponemos”, subraya la diputada María Ortega.

14

"O Rei do Mar" vuelve a surcar las aguas Iñaki Abella

Tratando de evitar que algunas embarcaciones tradicionales se pudran en el olvido y acaben en el desguace, como sucedió en Punta Moreiras (O Grove) con el barco “Platuxa”, aunque también en otros puntos de la comarca, el ente provincial pone a disposición de los colectivos una partida de 150.000 euros.

Una ayuda que, a grandes rasgos, puede servir para restaurar y poner en valor galeones, dornas, gamelas, racús y todo tipo de embarcaciones, como se hizo en O Salnés, Vigo, O Morrazo y Poio con la línea de ayudas del ente provincial correspondiente al año 2020.

El galeón "Eliseo", en Moaña.

Las nuevas aportaciones deben ser solicitadas antes del 2 de mayo al Servizo de Patrimonio Documental e Bibliográfico de la Diputación, concediéndose un importe máximo para cada actuación que no podrá exceder del 80% del coste total ni superar los 10.000 euros, “aunque si los proyectos financiados no agotan la partida presupuestaria establecida, podrá superarse el límite por proyecto”, esgrime María Ortega.

A lo que añade que son susceptibles de financiación trabajos de rehabilitación en embarcaciones tradicionales como “el tratamiento de las mismas, recuperación de partes deterioradas, reparaciones, montajes de electricidad, traballos de carenado y pintado y todos aquellos que contribuyan a recuperar o preservar el carácter original” de las naves, que deben estar destinadas a “actividades de promoción sociocultural o musealización".

Como también se subvencionan obras de restauración y conservación de artes y aparejos de pesca y marisqueo tradicionales, maquinaria vinculada al sector mar-industria, instrumentos de navegación y útiles de comunicación y señalización marítima, por citar algunos ejemplos.

Pero eso no es todo. Esta línea de subvenciones de la Diputación puede ayudar a intervenir sobre almacenes, fábricas, astilleros, lonjas, casetas de usos pesqueros, puertos y otros elementos significativos de la arquitectura industrial y popular marítimo fluvial de la provincia.

Se hace tratando de favorecer su uso y disfrute como espacios culturales, a imagen y semejanza de lo que se hizo, por ejemplo, con el Museo de la Pesca y la Salazón de Punta Moreiras, donde desde hace años está pendiente de construcción la prometida “casa del marinero”.

El esqueleto del "Jandro", restaurado en Punta Moreiras. M.M.

Ya hace siete años que, siendo alcalde, Miguel Pérez anunciaba que entre la fábrica rehabilitada exterior del Museo de la Salazón y el mar “están las ruinas de una antigua escamera que queremos levantar de nuevo, a imagen y semejanza de aquellos espacios en los que se limpiaba el pescado; reproduciendo una casa terreña para mostrar cómo vivían antaño los marineros o salazoneros”.

Al margen de esto, cabe destacar que todas las actuaciones subvencionadas con este nuevo proyecto de la Diputación deberán ser realizadas este mismo año y emplear única y exclusivamente “soluciones constructivas de diseño tradicional y original, quedando excluídos de la convocatoria los usos para a pesca o acuicultura pero aceptándose el empleo de los bienes recuperados para la navegación tradicional en regatas, encuentros o actividades de formación”.

Compartir el artículo

stats