Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La "píllara" necesita calma

Uno de los carteles que advierten de la prohibición de acceder con perros a la playa de A Lanzada. En el recuadro superior izquierdo, un chorlitejo patinegro. M. Méndez

El chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) está ahora en plena época de cría. ¿Qué quiere decir esto?, pues que desde el pasado día 15 están en vigor medidas extraordinarias para la preservación de la especie, tratando de facilitar su reproducción y contribuir así a su recuperación en el noroeste peninsular.

Se hace en zonas de nidificación tan importantes para esta amenazada especie como A Lanzada, tanto en la parte correspondiente a O Grove como en la de Sanxenxo, ya que es este arenal una de las últimas esperanzas para salvar a este nervioso pájaro de playa en la costa gallega.

Sometido a un plan de preservación impulsado hace una década por la Consellería de Medio Ambiente, el chorlitejo patinegro, conocido en Galicia como “píllara das dunas”, es una de las especies más amenazadas debido a factores como la urbanización de la costa, la masificación de las zonas de cría cuando llega la temporada baño y la limpieza de los arenales mediante medios mecánicos, ya que es ahí donde realiza sus puestas.

La otra gran amenaza, en A Lanzada y otros muchos arenales susceptibles de ser zona de cría, como Mexilloeira, Raeiros, Area da Cruz y tantos otros, le llega de la presencia sobre la arena de uno de sus principales depredadores: el perro.

Es por ello que desde el Concello de O Grove, a través del Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO) y la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), no se cansan de repetir que la presencia de los canes en la arena está prohibida, y puede dar lugar a que sus dueños sean sancionados económicamente.

Los dueños de los perros pueden ser sancionados. SEO / PIO

De ahí que hagan el enésimo llamamiento a la colaboración ciudadana, pidiendo a los visitantes de playas como A Lanzada que respeten las zonas de exclusión establecidas y, sobre todo, que no dejen a sus perros sueltos por la arena o el cordón dunar.

Pueden espantarlos o comerse huevos y polluelos

Ya se explicó en otras ocasiones que la presencia de los canes resulta altamente peligrosa, ya que puede espantar a los chorlitejos adultos cuando intentan reproducirse e incluso acabar con los huevos y polluelos.

Extinción

Si no se adoptaran medidas de prevención como las impulsadas por la Consellería de Medio Ambiente y Concellos como el de OGrove, la “píllara das dunas” podría desaparecer para siempre de muchas playas del noroeste peninsular.

De ahí el necesario e importante trabajo desplegado por SEO/BirdLife, donde inciden en que se trata de una amenaza real y advierten de que si el chorlitejo se extingue, con el “desaparecerá la calidad de vida de la que aún gozamos en nuestras playas”.

Y no solo los del chorlitejo, sino también de otras especies que anidan a ras de suelo y/o entre la vegetación de la duna del istmo.

Lo cierto es que los perros son una amenaza persistente en la Reserva Ornitológica de O Grove. Un riesgo extremo para el chorlitejo que vuelve a hacerse notar en la recién estrenada temporada de cría, tal y como han podido constatar los integrantes de la delegación para la provincia de Pontevedra de SEO/BirdLife.

Imágenes que forman parte de un vídeo de concienciación difundido por la Comunidad Valenciana. // FdV

Y es que tras iniciarse esa campaña de cría, sus máximos responsables y colaboradores visitaron A Lanzada para retomar el estudio, seguimiento y protección de la especie y pudieron comprobar de inmediato que la amenaza persiste.

Esto es así a pesar de los carteles instalados en los accesos a la playa y las advertencias que se repiten un año tras otro, incluso mediante la organización de campañas divulgativas sobre la arena dirigidas a los bañistas y paseantes.

Una charla informativa sobre la "píllara" impartida a pie de playa. SEO BirdLife / PIO

Pero nada parece ser suficiente, ya que son numerosos los ciudadanos que siguen paseando por la arena junto a sus perros, en muchos casos sin correa ni bozal.

Playas caninas

El Concello de O Grove y SEO/BirdLife recuerdan que en la costa de San Vicente hay playas tan importantes como las de O Espiño y O Portiño, al lado del puerto deportivo de Pedras Negras, especialmente indicadas para disfrutar del paseo o el baño al lado de los perros.

Puede hacerse gozando de múltiples servicios y comodidades. Pero, sobre todo, evitando que los canes se conviertan en una amenaza para los animales silvestres. 

Por el contrario, pasear con ellos o dejarlos sueltos en A Lanzada, Mexilloeira, Major, Montalvo u otras zonas de cría de especies como el chorlitejo, puede llegar a considerarse un atentado medioambiental de graves consecuencias.

“La legislación vigente dice que desde el 15 de marzo comienza la prohibición de perros en las playas de A Lanzada, Area da Cruz y Mexilloeira, en O Grove, así como en las de Major y Montalvo, en Sanxenxo”, insisten en SEO/BirLife.

Un chorlitejo, ante un puñado de algas. // PIO / G. Ferreiro

Pero, como queda dicho, algunos siguen saltándose las normas a la torera, de ahí que el pasado domingo los miembros de la organización conservacionista localizara en A Lanzada nada menos que “27 perros sueltos” durante un breve periodo de tiempo. Y eso que por el arenal ya se paseaban 14 “píllaras das dunas”, algunas de ellas “ocupando ya las zonas de puesta”.

Las algas

Aunque en muchas zonas se considera una amenaza, la presencia de algas sobre la arena de playas como A Lanzada constituye una bendición para especies como el chorlitejo.

Y no solo porque entre las mismas encuentre buena parte de su alimento, sino porque ayudan a este pequeño pájaro a camuflar los huevos que deposita sobre la arena, sin apenas protección de ningún tipo. 

De ahí que el Concello de O Grove optara hace tiempo por dejarlas en la orilla –salvo en situaciones extremas– y realizar la limpieza de con medios manuales, descartando el cribado mecánico de la arena.

Así es el Plan de Conservación del Chorlitejo Patinegro (Charadrius alexandrinus) en Galicia:

Hace algo más de una década que empezó a hablarse con insistencia del Plan de Conservación del Chorlitejo Patinegro (Charadrius alexandrinus) en Galicia.

Fue elaborado por Jesús Domínguez y María Vidal Malde, desde el departamento de Zoología y Antropología Física de la Universidad de Santiago de Compostela, y está fechado en diciembre de 2008. Este trabajo sirvió de base a la Consellería de Medio Ambiente para elaborar la normativa mediante la que se protege a la especie. Y estas son algunas de las claves que permiten entenderla:

  • Estatus

El chorlitejo patinegro figuraba entonces como "Vulnerable" en el Catálogo Galego de Especies Amenazadas. En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas se considera de "Interés especial" y está incluido en el Anexo I de la Directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres.

El Libro Rojo de las Aves de España considera a la población "Vulnerable", categoría referida a taxones enfrentados a un riesgo alto de extinción en estado silvestre.

A nivel europeo esta especie ha sido clasificada como SPEC 3, categoría que engloba especies cuyas poblaciones no están concentradas en Europa pero tienen un estado de conservación desfavorable en el continente.

  • Hábitat

La población gallega nidifica en playas no urbanizadas (al menos no en toda su extensión) de longitud igual o superior a 200 metros y de 10 metros de ancho, provistas de cordón dunar o supramareal con vegetación más o menos dispersa. En periodo invernal su distribución es más amplia, ocupando además zonas de intermareal fango–arenoso y playas urbanas.

  • Amenazas

Las principales amenazas para la especie y el hábitat son similares en los periodos reproductivo e invernal. Cabe destacar: destrucción y alteración del hábitat, perturbaciones humanas, limpieza mecanizada de las playas, predación natural, vertidos petrolíferos, contaminación, subida del nivel del mar y las consecuencias genéticas y geográficas del pequeño tamaño poblacional.

  • Objetivo del plan

Restaurar y mantener una población viable de chorlitejo patinegro en Galicia y desclasificarlo, a corto/medio plazo, de la categoría de Vulnerable.

  • Estrategia

La estrategia de recuperación está basada en el incremento del éxito reproductivo, la protección del hábitat de cría e invernada y el incremento de la diversidad genética hasta el nivel necesario para asegurar la persistencia de la población.

  • Criterios

La población nidificante de chorlitejo patinegro será desclasificada del CGEA e incluida en el Registro de Especies de Interés Gallego cuando se cumplan los siguientes criterios:

1) Se alcance una población mínima de 250 parejas reproductoras y ésta se mantenga al menos durante 5 años consecutivos.

2) El éxito reproductivo medio de la población esté comprendido entre 1-1,5 volantones/pareja durante, al menos, 5 años consecutivos.

3) Se asegure la protección y mantenimiento a largo plazo del hábitat de reproducción e invernada para que pueda sustentar una población nidificante de 250-300 parejas.

4) La diversidad genética dentro de la población se considere adecuada para su persistencia.

La Xunta asumió las propuestas de los biólogos hace justamente diez años

En el Plan de Conservación del Chorlitejo Patinegro elaborado por Jesús Domínguez y María Vidal se incluye una serie de recomendaciones sobre las acciones a emprender para conservar la especie.

Y básicamente esas propuestas coinciden con las introducidas por la Consellería de Medio Ambiente en el decreto que se publicó inicialmente en abril de 2012.


  • Medidas específicas

Para conservar al chorlitejo patinegro en la comunidad autónoma se propuso "la protección de nidos mediante parcelas de exclusión; su vigilancia activa; incubación artificial de huevos y/o cría en cautividad de pollos no volanderos y erradicación directa de depredadores".

Junto a las medidas generales de gestión del medio litoral, los biólogos incorporaban la necesidad de proceder al "cierre definitivo de los aparcamientos no autorizados en zona dunar; señalización y vigilancia de la prohibición del tránsito de vehículos en los arenales; y balizado temporal de áreas críticas de nidificación".

Un ejemplar marcado.

Un ejemplar marcado. Gustavo Ferreiro /SEO Bird Life

La relación de propuestas formuladas desde la Universidad de Santiago de Compostela se completaba con acciones como la limpieza manual de las playas de cría, la monitorización de la población nidificante e invernante, marcaje de ejemplares, mejora del conocimiento de la ecología y distribución invernal,evaluación de los efectos de contaminantes y desarrollo de campañas de información.

Abril de 2013, el plan definitivo

En abril de 2013, un año después de que la Xunta publicara el borrador del decreto de conservación del chorlitejo patinegro, y una vez escuchadas todas las alegaciones, revisados los planteamientos iniciales y adaptada la normativa a las demandas de los usuarios de las playas en las que anida y sus Concellos, la Administración elevaba a definitivo el texto que debería servir para recuperar la población de este pájaro catalogado como "Vulnerable".

Se presentaba así un plan de conservación con especial relevancia en localidades como O Grove, una de las pocas en las que se registran anidamientos con resultado satisfactorio para la continuidad de esta especie.

Instalación de un jaulón de protección en un nido de chorlitejo en la playa de A Lanzada, a cargo de SEO-Pontevedra. SEO / PIO

Pero es insuficiente, de ahí que para buscar el éxito reproductor de la especie el decreto fijara medidas como "la utilización de parcelas de exclusión" para proteger los nidos cuando se detecte una amenaza de predación.

De este modo se colocan paneles informativos y una especie de alambradas o cierres perimetrales en los nidos para evitar que se acerquen personas y animales.

Esto se complementa con acciones de vigilancia en las que van a poder participar equipos de voluntarios como los que dirige la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife).

Uno de los paneles informativos. FDV

Ya entonces se advirtió de que la época reproductora se fija entre el 15 de marzo y el 15 de julio, ocupándose la Dirección Xeral de Conservación da Natureza de la Xunta de balizar los nidos "en una superficie lo suficientemente amplia como para evitar perturbaciones que impliquen el abandono temporal del mismo", a lo que se suma el balizado "mediante paneles explicativos".

El mismo decreto de la Consellería de Medio Ambiente recoge medidas de investigación, para determinar los factores que influyen en la mayor o menor densidad de los nidos, hacer un seguimiento de las causas de mortandad de polluelos, afrontar el reconocimiento de los depredadores nocturnos y evaluar "los efectos del uso humano de las playas sobre el comportamiento de los ejemplares".

Una mujer pasea junto a dos perros por A Lanzada, la semana pasada.

Una mujer pasea junto a dos perros por A Lanzada, la semana pasada. SEO BirdLife

Junto a las medidas de seguimiento y revisión de este plan de conservación del chorlitejo se contemplaban otras de información, educación ambiental y participación social, como las que despliegan SEO/BirdLife y el Concello de O Grove.

Completándose todo ello con campañas de sensibilización ambiental como las llevadas a cabo en los centros educativos e incluso en los arenales donde se realiza la limpieza mecánica de los mismos, para ganar el apoyo de la opinión pública e implantar la limpieza manual, incluso fomentando entre los bañistas la recogida de sus propios residuos.

Compartir el artículo

stats