Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así será la nueva plaza de abastos de Vilagarcía

El Concello de Vilagarcía anuncia la creación de una zona diáfana en el espacio central

Imagen que presentará la fachada de la plaza de abastos de Vilaxoán tras las obras. | // CEDIDA

El Ayuntamiento de Vilagarcía invertirá más de 200.000 euros en la reforma integral de la plaza de abastos de Vilaxoán. Los actuales puestos serán reacondicionados, y se creará una zona polivalente y diáfana en el espacio central para ventas puntuales. El Concello explica que el proyecto se financiará con fondos europeos y propios.

La plaza de Vilaxoán dispone de una superficie de 280 metros cuadros y de siete puestos de venta, de los que actualmente solo están ocupados tres. El proyecto de reforma contempla aumentar la superficie comercial, puesto que además de mantener los siete puestos actuales, se habilitará una zona polivalente y diáfana en la parte central del edificio, “en la que se podrán exhibir y vender productos complementarios a los que normalmente se ofrecen en la plaza”, explican desde Ravella.

Así, se van a renovar todas las instalaciones (electricidad, fontanería...), pero también se actuará sobre el exterior, “con una idea estética única y clara: la relación de Vilaxoán y su plaza con el mar”. Para ello, se jugará tanto con los colores, de modo que predominarán el blanco y el azul, como con las texturas. Así, se emplearán mallas “deployé”, que recuerdan a las redes típicas de los pueblos marineros, y las formas curvas, tan relacionadas con el ritmo de las olas.

De los siete puestos existentes, en la actualidad solo están ocupados tres

decoration

La obra se ejecutará dentro del programa “Vilagarcía Avanza”, y en la nueva configuración se mantendrán los espacios laterales como puestos de exposición, aunque se eliminarán los que están adosados a la fachada principal, al tiempo que se reajustan los destinados en estos momentos a carnicería y frutería.

Los baños también mejorarán su funcionalidad, para hacerlos más accesibles a todos los públicos. “Gracias a esa reforma de los aseos, la carnicería ganará un espacio para despiece, y la frutería, que también se desplaza, ganará superficie para instalar una cámara frigorífica”. Teniendo en cuenta la altura del actual edificio, las instalaciones de los otros puestos perimetrales serán emplazadas en la parte superior, “disimuladas cara al exterior por una malla ‘deployé’ plegada y pintada en color azul similar a la de la pared”.

El Ayuntamiento resalta que lo más novedoso del proyecto será la reforma de la superficie central, de modo que se generarán nuevos espacios fijos y se dejará una zona abierta, diáfana y polivalente donde se instalarán puestos móviles. De cara al exterior, se cambian las puertas, tanto por estética como por funcionalidad, se pintará todo el edificio de blanco, y en la esquina de la fachada principal que mira al parque de Doña Concha se instalará un cartel retroiluminado sobre fondo, de nuevo, de una reja que imita a una red.

La concejala de Promoción Económica, Alba Briones, defiende este proyecto como una oportunidad de que la plaza de abastos se convierta en una referencia comercial y turística en Vilagarcía, “yendo más allá de la actual venta de carne, pescado y frutas para ofrecer otro tipo de productos, ya sea con carácter permanente o temporal, o para la celebración de actos gastroculturales”.

Compartir el artículo

stats