Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La liberación de las emociones se pone de moda en Vilagarcía

El taller de teatro recién iniciado por el actor David Seijo se ha encontrado con una notable respuesta popular que ya ronda el centenar de participantes

Los primeros 15 alumnos de "A Liberación" coinciden en lo grato de la experiencia. Iñaki Abella

La interpretación ha encontrado un lugar en Vilagarcía para reivindicarse que se llama “A Liberación”. Y es que ese es el nombre que el actor David Seijo ha querido dar a una iniciativa que él mismo fue pergeñando en tiempos de confinamiento.

La formación teatral del actor vilagarciano también ha llegado a los colegios. Iñaki Abella

Desde un principio creyó en que todas esas emociones, pensamientos y actitudes que genera una sensación de incertidumbre podrían ser canalizadas a través de un taller de teatro con pretensiones terapéuticas e interpretativas a la par. Quizá el caldo de cultivo perfecto para descubrir en el teatro el mismo encanto que cautivó al propio Seijo desde niño.

El actor está titulado en pedagogía teatral. | // IÑAKI ABELLA

A base de constancia y de apoyo del Concello de Vilagarcía, en concreto de la Concejalía de Cultura encabezada por Sonia Outón, aquel barruntamiento inicial cobró forma. La apertura de una inscripción reducida a grupos de 15 personas fue la confirmación del atractivo de la idea y de las ganas de muchos por beneficiarse de lo positivo que le puede aportar quien es una de las caras más reconocidas del audiovisual en Galicia, titulado además en pedagogía teatral.

El viaje hacia el autodescubrimiento sin ningún tipo de prejuicio arrancó hace una semana en el Auditorio y en solo siete días las peticiones de participación en el mail seijosanmiguel@gmail.com no han hecho más que multiplicarse. Tal está siendo la avalancha de reservas de plaza que ha sido necesario extender “A Liberación” a los meses de abril y mayo cuando en principio solo estaban previstas tres sesiones en el presente marzo.

Tal está siendo la avalancha de reservas de plaza que ha sido necesario extender “A Liberación” a los meses de abril y mayo

decoration

“La verdad es que estoy enormemente agradecido por la acogida que está teniendo el taller y por el apoyo del Concello. Está funcionando todo muy bien y estoy teniendo muchas peticiones. Creo que todo el que quiera debería tener su oportunidad y por eso haremos más sesiones durante los dos próximos meses”, asegura el actor.

Siempre con la premisa de reducir las clases a tres horas con un máximo de 15 participantes en cada una de ellas, David Seijo estructura su exposición en el liderazgo positivo, aquel que es capaz de adaptar su persuasión a la persona con quien interactúa para generar su interés de forma definitiva, ya sean jóvenes o adultos.

David Seijo estructura su exposición en el liderazgo positivo, aquel que es capaz de adaptar su persuasión a la persona con quien interactúa para generar su interés de forma definitiva

decoration

“Primero siempre desnudamos nuestras motivaciones. Les explico la razón por la que llevé a cabo el taller y ellos me cuentan qué les ha llevado a venir y con qué objetivo”. Ese es el punto de partida, la manera de romper el hielo en la salida de lo que el propio Seijo considera “un viaje hacia los sentidos”, aquellos que se identifican desde la infancia y se moldean a través de la experiencia.

Apunta el creador del taller que “en cuanto llegamos a un punto de partida en el que, como niños dejamos atrás la vergüenza, los prejuicios y los miedos, avanzamos a través de atrevernos a transmitir al otro. Practicamos mucho el mirarnos a los ojos, a jugar con nuestro cuerpo y con la voz. Poco a poco se crea una atmósfera en la que se llega al objetivo de ser capaces de disfrutar con lo que hacemos y la satisfacción de terminar habiendo descubierto una válvula de escape y de diversión que te motiva y te atrae”.

En cuanto llegamos a un punto de partida en el que, como niños dejamos atrás la vergüenza, los prejuicios y los miedos, avanzamos a través de atrevernos a transmitir al otro

David Seijo - Director de "A Liberación"

decoration

El resultado de ver como fluye la expresividad a través de las emociones también encuentra en la música un apoyo fundamental. El propio Seijo no pasa por alto que “buscamos que la persona tenga una experiencia. Un viaje interior que tiene en la música un generador de emociones y de estados de ánimo. Utilizamos mucha música africana, clásica... Incluso les pido que traigan un objeto que tenga para ellos un significado especial sobre el que expresarse y liberarse también”.

Tres horas después del inicio de aquella sesión inaugural de “A Liberación” no fue más que la confirmación del trabajo bien hecho. Las ganas de volver a disfrutar de una experiencia tan reparadora se demostró en la petición de aquellas quince personas de poder disfrutar de otra terapia así, tanto que no dudaron en apuntarse nuevamente para alguna de las clases implementadas en los dos próximos meses.

Incluso, y a tenor de una demanda tan creciente, la Concejalía de Cultura le ha brindado la posibilidad de más horas y de pasar de una de las aulas de formación a las propias tablas del escenario principal del Auditorio. El principio del camino hacia la experimentación a través del teatro ya está marcado con la intención de perpetuarse como vivero de talento interpretativo y efecto liberador.

Una formación que también llega al colegio

Las clases del actor vilagarciano ofrecen la posibilidad de descubrir las dotes para la interpretación. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Además de en el Auditorio, “A Liberación” también mostró lo positivo de sus efectos en el colegio Filipenses de Vilagarcía. Allí, los alumnos de 1º y 4º de ESO disfrutaron de una clase muy especial. Reconoce sin embargo David Seijo que “no es lo mismo arrancar la clase con personas que vienen voluntariamente a ella que cuando es exactamente al revés, pero poco a poco y, tras romper esa pequeña barrera inicial, todo fue mucho más participativo y a mitad de la clase ya estaban todos muy expectantes y comprometidos”.

Precisamente el llegar a convertirse en un espacio atractivo para el mayor número de jóvenes es uno de los frentes en los que el taller quiere hacer especial hincapié. Una demostración de ello fue la sesión celebrada durante el sábado pasado en el Auditorio con una mayor presencia de juventud y en horario de mañana, dentro de la posibilidad de una mayor flexibilidad de horarios y de espacios de la que ya dispone. Un ejemplo más de que felicidad y talento no entienden de edades, solo de voluntad, constancia y atrevimiento.

Compartir el artículo

stats