Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Visto bueno definitivo para comprar el "colegio de las monjas"

Puede servir para el programa Vellos Tempos y para ampliar las plazas de la guardería

Cacabelos y otros miembros del grupo municipal socialista.

El Concello de O Grove ya tiene en sus manos la tasación del edificio hasta no hace mucho ocupado por el colegio de Nuestra Señora. Es el inmueble conocido como “colegio de las monjas”, que puede pasar pronto a formar parte del patrimonio municipal, destinándose a fines socioeducativos.

Ya lo anunció el alcalde, José Cacabelos, hace un año. Ahora retoma esta posibilidad porque ya tiene en sus manos “la tasación realizada por una empresa registrada y certificada” ajena al Concello y contratada al efecto.

1,3 millones de euros

Según ese informe, “la tasación se ajusta a los 1,3 millones de euros que desde el gobierno local hemos ofrecido para adquirir este inmueble, por lo que estamos dentro del margen tolerable y puede decirse que la compra va adelante”.

Es por ello que ya ha dado orden a Secretaría “para reactivar este expediente de compra y hacerla efectiva cuanto antes, incorporando el edificio como propiedad municipal”.

Pilar Galiñanes.

Pilar Galiñanes. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Paralelamente se estudian ya los diferentes usos que puede tener, entre los que podría encontrarse el de prestar todo tipo de servicios y actividades al colectivo de las personas mayores. 

Esto implicaría unificar en este edificio todo lo relacionado con el programas Vellos Tempos, que actualmente se desarrolla en la antigua y remozada escuela infantil de Monte da Vila.

El Colegio de Nuestra Señora del Carmen, en O Grove. // FdV El Colegio de Nuestra Señora del Carmen, en O Grove. // FdV

Pero hay otras opciones, como por ejemplo desplegar “servicios sociosanitarios de prevención de enfermedades degenerativas en colaboración con entidades que ya gestionan este tipo de servicios en otros pueblos”, explica el alcalde.

Ampliación de la escuela infantil

Además se está estudiando, por mediación de los ediles de Igualdade y Educación, Quito Parada y Pilar Galiñanes, respectivamente, la posibilidad de ofrecer en este lugar plazas de guardería, tratando de suplir las carencias de la escuela infantil existente en Rons.

Quito Parada.

Quito Parada. INAKI ABELLA DIEGUEZ

“De salir adelante esta idea y materializarse la compra, en abril podríamos abrir un periodo de prematriculación para valorar el número de plazas que podríamos necesitar para atender la demanda de los padres, dando así un complemento a la guardería municipal de Rons, que ya lleva dos años acumulando lista de espera”, argumenta Cacabelos.

Estas son “las ideas en las que llevamos trabajando tres o cuatro meses y debemos madurar, porque son servicios que hasta ahora no ofrecía el Concello y hay que atar bien”, sentencia el regidor.

Compartir el artículo

stats