Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preocupación en Vilagarcía al relacionar un plan de emergencia con la guerra

El reparto de un tríptico puerta a puerta alarma a muchos ciudadanos

Un operario del Concello de Vilagarcía introduce los trípticos informativos en los buzones de un edificio situado en zona de riesgo de inundación. M. Méndez

La distribución de folletos en los que se informa a la ciudadanía del Plan de Emerxencia de Presas está generando preocupación entre no pocos vecinos. Se trata de un reparto de material divulgativo que había sido anunciado hace semanas por el Concello, pero del que muchos ciudadanos no tenían conocimiento. De ahí que ahora, al ver que se efectúa esa entrega en plena invasión de Ucrania, algunos relacionan esta medida con la guerra.

Alarmados, se preguntan si hay algún tipo de riesgo en Vilagarcía o existe “alguna amenaza de la que no se sepa nada”, ya que, cabe insistir, relacionan la entrega de estos folletos en bares, comercios y viviendas particulares con la acción bélica promovida por Rusia.

“Están entregando folletos en los que se explica el Plan de Emerxencia de Presas y se indica qué hacer si suenan las sirenas, por lo que pensamos inmediatamente que el ataque de Rusia podía afectar a Vilagarcía de algún modo”, explicaba un hostelero local cuando recibió la guía de actuación editada por la Xunta de Galicia.

El tríptico que se está repartiendo en Vilagarcía esta mañana.

“¿Está pasando algo malo?”, preguntaba una mujer que telefoneó a FARO DE VIGO tras encontrarse el folleto en su buzón. “Me han dejado un papel y no sé si tiene que ver con la guerra”, apostillaba esta vecina.

El que reparten puerta a puerta los operarios municipales es un tríptico centrado en el embalse de Castroagudín relacionado con el riesgo de inundaciones, toda vez que, “si bien la probabilidad de que ocurra es escasa, hay que estar preparado”, se indica en el mismo.

La información del folleto incluye un mapa con los puntos de encuentro.

Por eso se muestra un mapa en el cual se fijan seis “puntos de encuentro”, como son el IES Castro Alobre, el campo de fútbol Manuel Jiménez, el de Berdón, la calle Primero de Mayo, el aparcamiento situado frente al cementerio y el de la estación de ferrocarril.

Ese mapa indica, igualmente, dónde están ubicadas las sirenas mediante las que alertar a la población, en caso de amenaza, así como la superficie susceptible de verse inundada y los trazados de ferrocarril y carretera.

La sirena suena dos segundos 30 veces para activar la alerta

Solo si existe riesgo de rotura se activarán las sirenas instaladas para avisar a la población que vive en la zona inundable en la primera media hora. Se emitirían dos señales: la que marca el inicio de la alerta suena dos segundos (uno ascendente y otro constante) durante 30 veces y la que indica el final del peligro se anuncia con una señal continua durante 30 segundos. Una vez al año Protección Civil hace sonar las sirenas de la presa de O Con a modo de recordatorio para la población.

De este modo se explica que si suenan las sirenas “hay que dirigirse a lugares elevados, acudir a alguno de los puntos de encuentro establecidos por las autoridades, seguir sus instrucciones, alejarse de los ríos y portar un aparato de radio”.

Es importante tener en cuenta que una rotura en la presa podría provocar una inundación capaz de afectar a “una importante extensión de terreno” que abarcaría la vaguada de O Con desde Castroagudín hasta la carretera conocida como Variante Norte, así como los núcleos rurales de O Lago, O Montiño, O Sobreiral y Cea.

La primera media hora sería crítica

Dicen los expertos que en la primera media hora la riada también alcanzaría la zona comercial e industrial de la recta de Rubiáns y el suelo urbano comprendido entre esta zona y el puerto en dirección Este-Oeste y entre la playa de A Concha y Fontecarmoa, en sentido Norte-Sur.

De ahí la trascendencia de dichos folletos informativos, en los que también se detalla que, en caso de emergencia, hay que evitar las llamadas telefónicas, para no saturar las líneas, al igual que se pide no utilizar carreteras que puedan verse afectadas por la inundación.

Las presas gallegas según su nivel de seghuridad.

Las presas gallegas según su nivel de seghuridad. FdV

Habría que dejar a los niños en el cole

Incluso se recomienda “no ir a buscar a los niños a la escuela, ya que sus profesores saben cómo actuar y los evacuarán con orden y eficacia, tal y como hacen en los simulacros”.

Todo esto, cabe insistir, no está relacionado con la guerra de Ucrania, sino con una hipotética inundación derivada de una rotura en la presa de Castroagudín.

Razón por la cual, como medida preventiva, y para mantener perfectamente informada a la población, el gobierno de Vilagarcía decidió repartir los 4.800 folletos que están alarmando a más de uno.

La zona inundable de Vilagarcía en la primera media hora tras una eventual rotura. Los números marcan los puntos de encuentro tras la evacuación.

Los mismos a los que, en base al acuerdo alcanzado con Augas de Galicia, se suman 250 carteles a colocar en centros educativos y edificios administrativos, sanitarios y sociocomunitarios.

Con todo ello se aclara, igualmente, que las sirenas “solo sonarán cuando se considere que existe un peligro real para la población por rotura inminente de la presa”.

El tríptico en cuestión es, en consecuencia, “una guía básica e imprescindible para toda la familia”, por lo que se pide que lo lean todos los ciudadanos y que repasen su contenido al menos una vez al año, guardándolo siempre a mano.

Desconectar luz, gas y agua pero nunca tocar aparatos eléctricos

En caso de evacuación con motivo de rotura de la presa y por tanto de inundación, el Plan de Emerxencia del Encoro do Con recomienda llevar zapatos, ropa resistente y cálida, llevar con uno los documentos de identificación y tener preparada una bolsa con radio, baterías, linternas, ...

Hay que desconectar el gas, el agua y la electricidad pero bajo ninguna circunstancia tocar los aparatos eléctricos. Se aconseja abandonar las plantas bajas y sótanos cuanto antes. “Recuerde que aunque la presa de O Con es muy segura, es muy importante conocer las pautas de actuación en caso de emergencia. Conociendo estas sencillas reglas de acción podremos aumentar considerablemente nuestra seguridad. La seguridad no depende solo de las empresas, la Xunta o del Concello. También es cosa nuestra, de todos”, se explica en un vídeo.

Compartir el artículo

stats