Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños saharauis regresan este verano a O Salnés

Sogaps retoma el Vacaciones en Paz tras cancelarlo los dos últimos años debido al COVID

Parte de la expedición gallega, con un grupo de niños saharauis Cedida

La asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) ha abierto el plazo de inscripción para las familias que quieran participar en el programa Vacaciones en Paz, y acoger durante el próximo verano a niños saharauis. Así lo ha comunicado la presidenta del colectivo, Maite Isla, recién llegada del viaje a los campamentos. Allí, constató la difícil situación que están atravesando los refugiados, tras dos años con la ayuda humanitaria llegando a cuentagotas y con muchos ciudadanos en el frente de guerra.

Vacaciones en Paz se suspendió los veranos de 2020 y 2021 debido a la pandemia de coronavirus. Una situación que causó un enorme dolor a las familias acostumbradas a acoger a niños de los campamentos durante el periodo estival. Esta situación también repercutió negativamente en los saharauis, puesto que en Galicia recibían unos cuidados médicos a los que no pueden acceder en el desierto argelino, y de regreso a casa llevaban alimentos, ropa y enseres para sus familias.

Maite Isla confirma que en este 2022 vuelve el programa solidario. Los niños estarán en Galicia entre principios de julio y principios de septiembre, y la intención de Sogaps es que puedan viajar unos 300, cifra similar a las de los veranos previos al COVID. La presidenta de la asociación explica que en esta ocasión viajarán únicamente niños de ocho años -que podrán repetir en las vacaciones siguientes, hasta los doce años-, y que las familias interesadas en acoger por primera vez pueden inscribirse llamando al número de teléfono 986 26 26 37.

Isla recalca que apenas se piden requisitos a las familias para participar en Vacaciones en Paz, más allá de que la disposición a acoger sea sincera y haya sido aceptada de forma unánime en toda la unidad familiar. Próximamente, añade, se convocarán reuniones por comarcas para explicar más en profundidad el programa. Gracias a Vacaciones en Paz, los niños de los campamentos de refugiados saharauis pasan el verano lejos del desierto -con temperaturas de hasta 50 grados centígrados-, y dejan atrás una vida ya de por sí difícil, pero que se ha complicado más si cabe desde que se reanudó el conflicto bélico entre Marruecos y el Frente Polisario.

Una guerra con muertos

El enfrentamiento entre Marruecos y el ejército que defiende la independencia del Sáhara Occidental apenas aparece en la agenda política o mediática internacional. “Es una guerra silenciosa, pero con muertos”, advierte Maite Isla. “Tres hombres que de niños estuvieron en Galicia, con el Vacaciones en Paz, han muerto en el frente”, añade la presidenta de Sogaps.

El Frente Polisario y Marruecos estuvieron en guerra entre 1976 y 1991. El conflicto estalló tras la retirada de España de su antigua colonia del Sáhara Occidental, y la anexión de ese territorio por parte de Marruecos. Los saharauis lucharon por su independencia, y en 1991 se firmó el alto el fuego, después de que la Organización de Naciones Unidas anunciase la celebración futura de un referéndum de autodeterminación. Pero dicha consulta jamás se llevó a cabo.

Tras casi 30 años de espera, y viendo que las condiciones de vida de los saharauis no mejoraban, el Frente Polisario rompió la tregua en noviembre de 2020.

“España tiene una responsabilidad política y jurídica con el pueblo saharaui, pero llevan décadas mirando hacia otro lado”

Maite Isla - Presidenta de Sogaps

decoration

La delegación gallega tuvo la oportunidad de reunirse con el presidente de la autoproclamada república saharaui, Brahim Gali. De ese encuentro, Maite Isla declaró que, “Gali nos ha trasladado que no van a parar hasta que consigan lo que les pertenece por justicia, que es la libertad de su pueblo. No hay otra meta en estos momentos”.

La presidenta de Sogaps censura la postura tibia de España en este conflicto. “España tiene una responsabilidad política y jurídica con el pueblo saharaui, pero llevan décadas mirando hacia otro lado”.

La semana pasada, la exalcaldesa de Cambados y actual concejala de Igualdade, la socialista Fátima Abal, reclamó también públicamente al Gobierno español su apoyo a la independencia del Sáhara, apelando a las terribles condiciones de vida que están atravesando sus ciudadanos en la actualidad.

Sin ayuda humanitaria

Maite Isla advierte de que la situación en los campamentos de refugiados es muy delicada. “Llevan dos años con las fronteras cerradas, sin poder recibir ayuda humanitaria. Los almacenes de la Media Luna Roja ya no están como antes, a rebosar de alimentos”. Tanto es así, añade la presidenta de Sogaps, que “se ha disparado la pobreza”.

Desde Galicia viajó también una comisión sanitaria, que estuvo trabajando en el ambulatorio Valeriano Martínez, así llamado en honor al conselleiro de Facenda, fallecido en octubre pasado. Se trata de un centro médico ubicado en el campamento de Bojador, cuya construcción costeó la Xunta de Galicia. Está dedicado al diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama.

Compartir el artículo

stats