Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Un consejo?: pasear entre camelias y viñedos

La Ruta do Viño afronta una nueva temporada

Un paseo entre camelias y viñedos, en Pazo Rubiáns. | // NOÉ PARGA

Ahora que se acerca la primavera cobran especial protagonismo itinerarios enoturísticos como los que ofrece la Ruta do Viño Rías Baixas, para muchos la mejor ruta del vino de España.

Pero es que, además, en esta época el tirón que ejerce se ve reforzado por el florecimiento de las camelias, muy presentes en Rubiáns, Quinteiro da Cruz, Barrantes y otros muchos pazos, viñedos y lugares de la Denominación de Origen vitivinícola en la que se sustenta la citada Ruta do Viño.

Desde la misma animan a disfrutar del enoturismo, el cicloturismo entre viñedos y las múltiples actividades que ofrecen tanto las bodegas como los demás establecimientos adheridos a este proyecto, siempre de forma respetuosa con el entorno.

Una vez superadas las propuestas formuladas con motivo de San Valentín ahora llegan las vinculadas al carnaval y a la primavera.

Una estación, hay que insistir, especialmente propicia para disfrutar de la Ruta do Viño dando pedales. Para eso está “Enoturismo a pedales”, la campaña promocional presentada el pasado mes de diciembre, con la que sacar el máximo partido a la Denominación de Origen y los establecimientos asociados, también en otoño e invierno.

El enoturismo es una de las bazas más importantes de cuantas disponen la provincia y comarcas como O Salnés, al igual que lo son la gastronomía y la ornitología, entre otras potencialidades. En Rías Baixas lo saben, como saben que el cicloturismo también es una actividad en creciente expansión.

Por eso se lanzó este maridaje a modo de “nuevo y original proyecto deportivo”, presentado como “una forma diferente de descubrir la Ruta do Viño que se complementa a la perfección con las diferentes actividades enoturísticas” ya disponibles.

El lanzamiento de la actividad se hizo de la mano de la enóloga Alexia Luca de Tena, la exciclista profesional Eva Castro, el fotógrafo deportivo Kike Abelleira y el presidente de la Federación Gallega de Ciclismo, Juan Carlos Muñiz.

El presidente de la Federación Gallega de Ciclismo, Juan Carlos Muñiz. Kike Abelleira / Ruta do Viño Rías Baixas

Este último es embajador de una de las cuatro rutas trazadas para dar pedales por Rías Baixas. Se trata, más concretamente, de la diseñada en la subzona vitivinícola de O Salnés, “donde la tierra y el mar juegan a juntarse, dando lugar a playas y zonas de increíble belleza”, explica.

“Además de las diferentes opciones para practicar el cicloturismo en todas sus modalidades, las pequeñas aldeas rurales y marineras ofrecen múltiples posibilidades al visitante con ofertas gastronómicas, culturales e de ocio que no debe perder”, añade.

Surge así una ruta que, en palabras del presidente de la Federación Gallega de Ciclismo, es “una opción apta para todos los amantes de las dos ruedas, con poco desnivel y que permite pasar por varias bodegas de la zona asociadas a la Ruta do Viño Rías Baixas”.

“Combinar deporte y enoturismo es una opción ideal para acercarte a esta subzona de la Denominación de Origen Rías Baixas de la que puedo disfrutar en muchas de las salidas que hago entre semana al quedarme muy cerca de mi residencia habitual”, confiesa el propio Juan Carlos Muñiz. Para sentenciar: “Qué mejor recompensa que un buen albariño al finalizar una salida en bici entre amigos”.

Una de las imágenes promocionales en la ruta que apadrina el presidente de la Federación Gallega de Ciclismo. Kike Abelleira / Ruta do Viño

También Kike Abelleira es embajador del cicloturismo y el enoturismo en O Salnés. “Mi intención inicial era acercarme a conocer el mundo del vino a través de la bici y de la fotografía, mis dos grandes pasiones que, afortunadamente, combinadas, dan forma a mi profesión y me permiten descubrir lugares únicos en todo el mundo”, manifiesta.

Centro BTT O Salnés

Es así como se refiere a las rutas del Centro BTT O Salnés para decir que, “combinadas con tramos alternativos, permiten disfrutar de muchos kilómetros y rutas de diferentes niveles aptos para la práctica del mountain bike e incluso del gravel, una nueva modalidad que tanto se está vinculando a la práctica del cicloturismo”.

Kike Abelleira es uno de los embajadores del cicloturismo y el enoturismo en O Salnés. Kike Abelleira

Él mismo pudo “combinar el paisaje rural de O Salnés con la posibilidad de disfrutar de las espectaculares vistas a las rías de Pontevedra y Arousa o pedalear junto al río Umia”.

Todo ello al tiempo que visitaba “elementos de nuestro patrimonio tan impresionantes como el Mosteiro de Armenteira y algún pazo”.

Eso es lo que recomienda este fotógrafo y ciclista antes de reseñar que, al hacer esta ruta, y desde un punto de vista etnográfico, pudo “conocer la tradición, la evolución e importancia del cultivo de la uva y de la producción del vino para nuestra comunidad y para este territorio en especial en el que hay viñedos por todas partes”.

Por su parte, la enóloga Alexia Luca de Tena, embajadora del recorrido por O Condado, resalta que sus primeras pedaladas las dio ayudada por su padre “en el camino que llevaba a la que era nuestra casa, una bodega de esta zona”. Y desde entonces “disfruto del cicloturismo como la mejor manera de descubrir un territorio”, manifiesta.

Los embajadores y sus rutas. Ruta do Viño Rías Baixas

Es así como promociona Condado do Tea, donde la Ruta do Viño Rías Baixas “nos facilita el trazado y nos permite visitar proyectos vinícolas de diferente índole que nos dan a conocer la cultura de este lugar a través de sus vinos”.

Por último, Eva Castro arranca la ruta de O Rosal en Tomiño, donde “podemos ver el mercado que hacen todas las semanas de productos locales”.

La enóloga Alexia Luca de Tena. Kike Abelleira / Ruta do Viño

La exciclista profesional destaca que “la primera parte del recorrido la disfrutamos entre viñedos y pistas forestales, haciendo paradas en preciosos miradores, como el de Niño do Corvo, desde donde se puede ver la desembocadura del rio Miño en el Atlántico”.

Como embajadora del itinerario cicloturista y enoturístico, esgrime que la subida hasta el mirador de Altos de Torona ofrece como recompensa unas vistas privilegiadas, al tiempo que resalta que “conocer de cerca el proceso del vino, desde el cuidado de la viña hasta su embotellado, es una gran experiencia”.

Eva Castro, la embajadora de la ruta de O Rosal. Kike Abelleira / Ruta do Viño

En la segunda parte de la ruta entra en escena la senda del Miño. “Tener el río a tus pies y poder disfrutar de la belleza de este lugar, transfronterizo con Portugal, te invita a parar en cada rincón, destacando el Espazo Fortaleza de Goián”, manifiesta esta embajadora de la Ruta do Viño y la DO Rías Baixas.

Compartir el artículo

stats