Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia de Miguel Lumbres se aferra al reconocimiento de los cuerpos sin identificar

Los allegados del pescador peruano afincado en Cambados están decepcionados con la suspensión de la búsqueda en Canadá

Miguel Lumbres, a la derecha, junto a Lago y un hijo del desaparecido, el miércoles. | // IÑAKI ABELLA

El día de hoy es muy importante para la familia de Miguel Ángel Lumbres Cumpa, el pescador peruano afincado en Cambados que permanece desaparecido desde el hundimiento del “Villa de Pitanxo” en Terranova. Está previsto que a lo largo de esta mañana, hora española, arriben a tierra los barcos que trasladan los cadáveres de los pescadores que han sido rescatados, pero que siguen oficialmente sin identificar. Uno de los primos del desaparecido, que se llama también Miguel Lumbres, admite con tristeza que la familia ya ha perdido la esperanza de que el pescador aparezca vivo, y que ahora se aferran a la posibilidad de que sea uno de los fallecidos sin identificar.

Lumbres y el alcalde de Cambados, Samuel Lago, participaron en la reunión celebrada a primera hora de la tarde en Marín con el ministro de Pesca, Luis Planas, la conselleira do Mar, Rosa Quintana y otros representantes de la administración española. El primo del desaparecido está muy dolido con la decisión de Canadá de suspender las tareas de búsqueda, y confía en que, si eso sucede finalmente, España dé un paso adelante y despliegue un operativo en la zona.

Finalizada la reunión con el ministro, Samuel Lago también puso voz a los sentimientos de las familias de los desaparecidos. “Están muy afectados, y demandan más información y un mayor interés en la búsqueda”. El regidor señala que los allegados de los tripulantes del “Villa de Pitanxo” se han quejado de que, “la información que reciben es tardía, inadecuada”, y que si bien son conscientes de que las posibilidades de encontrar algún pescador con vida son nulas, “sí quieren rescatar los cuerpos de sus familiares para poder darles sepultura y hacer el duelo”.

Las opciones que ha dado Planas en el supuesto de que Canadá se niegue a reanudar la búsqueda son la de enviar buques desde España o la de colaborar económicamente con barcos que estén faenando en Terranova, de modo que dejen la pesca durante unos días para dedicarse a la búsqueda en esa zona.

Los padres del desaparecido piden ayuda para viajar a España

Padres y hermanos de Miguel Ángel Lumbres han solicitado ayuda a las autoridades de Perú para poder viajar a España, para poder estar al lado de la esposa y los hijos del desaparecido y conocer como marcha el operativo en Terranova. En declaraciones a medios locales, una hermana manifestó que Miguel Ángel era el penúltimo de 13 hermanos, y que trabajó en la pesca desde adolescente. Antes de viajar a España, en 2008, faenó en barcos japoneses. Indicó que la última vez que su hermano estuvo en Perú visitando a la familia fue en 2018, pero que mantenía un contacto telefónico habitual con ellos.

De hecho, en las vísperas de la salida en el “Villa de Pitanxo” les envió un vídeo, contando que estaba muy contento porque le había salido ese trabajo. “Mi hermano siempre estuvo pendiente de mis padres, de mis hermanos y de toda la familia. A pesar de tener familia en Galicia nunca se descuidó de la salud de mis padres. Nos apoyaba bastante económicamente, es una persona muy buena y generosa”, declaró una hermana del pescador ahora desaparecido. Miguel Ángel Lumbres Cumpa tenía 52 años, estaba casado y era padre de dos hijos, de 17 y 23 años.

Compartir el artículo

stats