Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exalcaldesa socialista de Cambados insta al Gobierno a apoyar la independencia del Sáhara

Hay campamentos de refugiados sin energía eléctrica y sufren la carestía de medicinas para crónicos

Fátima Abal conversa con el presidente Brahim Gali. | // FDV

La exalcaldesa de Cambados, y actual concelleira de Igualdade, la socialista Fátima Abal, es una de las personas que han viajado a los campamentos saharauis de refugiados con el colectivo Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps). La edil ha constatado las difíciles condiciones de vida de los residentes en el campamento y ha llamado la atención sobre la guerra en la que están inmersos el Frente Polisario y Marruecos.

En este sentido, Fátima Abal, ha instado al Gobierno de España a que dé un paso adelante y muestre su apoyo a la independencia de la antigua colonia española del Sáhara Occidental de Marruecos.

“Es muy necesario que las autoridades españolas tomen conciencia y cartas en el asunto porque esta situación no puede prolongarse más en el tiempo. Desde aquí, hago un llamamiento al gobierno español, a mis compañeros políticos para que ayuden y colaboren para que el Sáhara pueda ser una república independiente y libre”.

Sogaps ha viajado al Sáhara con una delegación formada por familias que acogen a niños en verano y por representantes políticos. Fátima Abal explicó ayer que ha mantenido reuniones con los ministros de Educación, y Asuntos Sociales y Promoción de la Mujer, con las gobernadoras de dos campamentos y con el presidente saharaui, Brahim Gali, cuyo ingreso hospitalario en Logroño en mayo del año pasado desató una grave tormenta política entre Marruecos y España.

Pero Fátima Abal no solo llamó la atención sobre la situación política y territorial del Sáhara, sino también sobre sus difíciles condiciones de vida. “En algunos campamentos ni siquiera hay luz, viven en una situación muy precaria, sin poder guardar alimentos en una nevera o un congelador”. La edil cambadesa ha señalado asimismo que, “hay mucha escasez de medicamentos, sobre todo de fármacos para enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión”. También hace falta ropa, enseres de casa y material escolar.

Compartir el artículo

stats