Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Quieres conocer el proyecto de humanización de Alexandre Bóveda?

Así será la nueva avenida del centro urbano meco

Detalles de la humanización definitiva de la calle Alexandre Bóveda. M.M.

Hace días se explicaba en FARO que el alcalde de O Grove, José Cacabelos, decía estar convencido de que la última fase de humanización de la calle Alexandre Bóveda, en la que se invertirá un millón de euros, será, “la obra más importante de este mandato”.

La situaba, incluso, a la altura –por nivel de importancia–, de acciones como la peatonalización de la calle de Castelao, la circunvalación de Beiramar o la puesta en marcha del Auditorio Escuela de Música.

Pero, ¿qué tiene esta nueva fase de mejora de Alexandre Bóveda para hacerla tan especial? A grandes rasgos, supone la culminación de los proyectos de humanización desarrollados con anterioridad en esta misma calle, entre el conocido como “cruce do guardia”, en Luis A. Mestre, y la intersección con Conchases.

Una mejora, por cierto, que ha conseguido “una gran aceptación social de residentes y visitantes”, aseguran los redactores del proyecto seleccionado para acometer ahora la fase definitiva.

Los mismos que apuntan que los usuarios que disfrutan de la remozada calle entre Luis A. Mestre y Conchases se benefician de “mayores espacios peatonales y plataforma única, que favorece la accesibilidad y la movilidad, en especial de las personas con dificultades”.

Espacio poco seguro, con aceras de un metro

Una de las razones que motivan la intervención en Alexandre Bóveda es que su ancho medio entre fachadas es de solo 11 metros distribuidos en 2 carriles de circulación de 3 metros de ancho cada uno.

Esto hace que sus dos aceras apenas dispongan de 1,50 metros, con algunos tramos en los que apenas alcanzan un metro de ancho.

Es por ello que esta vía, con una longitud de 452 metros entre el cruce con la rúa de Conchases y la glorieta del Paseo do Esteiro, es “un espacio poco seguro e inadecuado para el tránsito de personas”, advierten los técnicos.

Al igual que apuntan que con aceras tan estrechas como las actuales “el mobiliario es casi inexistente, y el que hay, está en mal estado o es de baja calidad”.

Una falta de espacio en las aceras que, asimismo, “impide la plantación de especies vegetales o árboles”.

Es eso lo que se pretende lograr en el tramo que resta, desde el cruce con Conchases hacia Terra de Porto. Esto supone humanizarlo, semipeatonalizarlo, reponer todos los servicios y, en definitiva, contribuir a seguir ampliando y potenciando el centro urbano y la gran superficie comercial y hostelera que este representa.

Los planos que evidencian la separación de las redes de pluviales y fecales.

Los planos que evidencian la separación de las redes de pluviales y fecales.

Un proyecto con más de 600 páginas

Todo ello queda patente en el proyecto citado, de más de seiscientas páginas y elaborado por la empresa Urbing. Será ese documento el que exponga y desmenuce el propio alcalde ante los grupos de la oposición y los vecinos y comerciantes de la zona, con quienes se reunirá en los próximos días.

FARO DE VIGO ha tenido acceso al expediente, dirigido por el arquitecto Julio Roberes de Cominges. En el mismo se hace constar que “con esta actuación se favorece una movilidad alternativa (más desplazamientos a pie o en bici), se crean espacios seguros (aceras más amplias y reducción de velocidad), se fomenta la movilidad inclusiva (itinerarios accesibles) y, en definitiva, se recupera el concepto de calle como espacio amable, de calidad y para las personas”. Todo ello “permite, a su vez, aumentar la actividad económica de proximidad, con soluciones ambientales sostenibles (reducción de la contaminación)”.

Algunas de las imágenes que explican la obra. M.M.

Se actuará, por tanto, en un tramo de 452 metros –con una superficie de 4.989 metros cuadrados–, para “fomentar la movilidad peatonal y “ciclable”, para lo cual es imprescindible aumentar los espacios peatonales actuales, generando itinerarios cómodos, seguros y accesibles”.

Se favorece una movilidad alternativa, se crean espacios seguros, se fomenta la movilidad inclusiva y, en definitiva, se recupera el concepto de calle como espacio amable, de calidad y para las personas

decoration

La solución planteada “incluye la reordenación de espacios, creando una plataforma única, sin resaltos ni bordillos, y eliminando uno de los carriles de circulación, para habilitar así una vía de sentido único”, argumentan los redactores del proyecto, el cual se resume a continuación:

  • Aceras más seguras y mejores aparcamientos

Con la reforma de Alexandre Bóveda se persigue “aumentar los anchos de las sendas peatonales desde los 1,20 metros actuales hasta el mínimo de 2,50 metros de ancho, con máximos de hasta 5 metros”.

Pero eso no es todo. En base al citado documento, el alcalde garantiza que “se optimizarán los aparcamientos en línea del margen Norte”, teniendo en cuenta los accesos a garajes y maniobras de vehículos en cruces.

Todo ello “sin olvidar que esta obra nos permitirá renovar los servicios de saneamiento y abastecimiento, además de instalar un alumbrado público moderno y eficiente, mobiliario y jardinería”.

Planos que muestran la propuesta para las zonas verdes.

Planos que muestran la propuesta para las zonas verdes.

  • Un alumbrado público moderno y eficiente

En cuanto a ese alumbrado, cuyo coste ronda los 98.000 euros, cabe aclarar que los nuevos puntos de luz se colocarán en el margen izquierdo (Sur) de la misma forma que están en la actualidad, “pero empleando nuevos modelos de calidad y eficiencia contrastada, siguiendo el modelo existente en el tramo ya humanizado de Alexandre Bóveda, entre Luis A Mestre y Rosalía de Castro”.

El desglose presupuestario de la obra.

El desglose presupuestario de la obra.

  • Una red específica para la recogida de pluviales

La nueva red de pluviales, que costará más de 99.000 euros, recogerá el agua de lluvia de la propia calle, una vez humanizada, como de las bajantes de los edificios y zonas colindantes.

Se creará así una red separativa para pluviales y fecales, siendo preciso habilitar una red de sumideros y colectores para evacuar el líquido elemento por gravedad, hasta la red existente situada en la glorieta del Paseo do Esteiro.

Separación de pluviales y fecales

La obra a ejecutar en Alexandre Bóveda permitirá renovar la obsoleta canalización subterránea de servicios.

En el proyecto de obra se detalla que “la red de saneamiento discurre unitaria por ambas márgenes y debe renovarse, haciéndola separativa (pluviales/fecales)”.

Para ello “se sustituirán pozos y colectores actuales por otros de PVC, en la misma posición, manteniendo las cotas de acometidas de edificios”.

Así las cosas, la nueva red de pluviales separativa se trazará por ambos márgenes de la calzada.



  • Renovación de las tuberías del saneamiento

La nueva red de fecales proyectada, en la que se invertirán más de 92.000 euros, fue diseñada retirando los colectores existentes y sustituyéndolos por otros nuevos y pozos, tratando así de renovar por completo la canalización, recoger las aguas fecales de las edificaciones, crear la red separativa para pluviales y fecales y disponer de una red de colectores que evacue las fecales por gravedad, hasta la red existente en Paseo do Esteiro.

Plano en el que se indica la nueva señalización.

Plano en el que se indica la nueva señalización. FdV

  • Un nuevo abastecimiento a base de polietileno

La renovación de la canalización del abastecimiento pasa por invertir algo más de 90.000 euros para ejecutar una red de polietileno con sendas tuberías en los dos márgenes de la calle, tratando así de dar servicio a los edificios y puntos de consumo en conexión con la red existente en las calles O Sol, Terra do Porto y Brañal. Tendrá una arteria principal, centrada, que dará continuidad al tramo existente en el cruce de Conchases, hasta conectar con la existente en la glorieta del Paseo do Esteiro.

Abastecimiento y alumbrado obsoletos

Tras las visitas de campo efectuadas, y una vez revisado del estado actual de las infraestructuras subterráneas de la calle Alexandre Bóveda, se concluye que “la red de abastecimiento ha agotado su vida útil, por lo que se requiere renovación completa de la misma”.

Pero eso no es todo, sino que “la red de alumbrado es muy antigua, ineficiente y poco acorde con el ámbito urbano, por lo que debe renovarse también” aplicando “criterios ambientales y estéticos”.

“No es eficiente desde el punto de vista energético (consumos) ni ambiental (CO2), además de que no es acorde al entorno urbano y moderno de O Grove, por lo que se requiere su renovación”, explica el proyecto.

  • Incorporación de mobiliario urbano y jardinería

Una vez remodelada, la calle Alexandre Bóveda podrá disponer de elementos de jardinería y mobiliario urbano mediante lo que “generar un espacio de calidad y amable”. Se prevé invertir casi 45.000 euros para proceder a la plantación de 47 árboles de la variedad magnolias grandiflora. Como también de especies arbustivas y plantas en jardineras de chapa metálica.

Además, colocarán una docena de bancos y diez papeleras, recolocarán los contenedores de basura en islas con jardineras altas y se instalará un riego automático para las zonas verdes.

Un plano en el que se aprecia la zona de actuación para humanizar por completo la calle Alexandre Bóveda.

  • La ejecución material cuesta 694.000 euros

El presupuesto base de licitación de la obra asciende a 999.388 euros. De esa cantidad, algo más de 694.000 corresponden a ejecución material. Y la mayor parte, más de 201.000 euros, se consigna para firmes y pavimentos.

Compartir el artículo

stats