Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Salnés y Ullán aún suman 12 peligrosos pasos a nivel con la vía del tren

El Adif acomete obras para suprimir el cruce de Cedonosa, en Catoira

Un pasajero espera el tren en la estación de Catoira, ayer. | // IÑAKI ABELLA

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ejecuta estas semanas dos proyectos tendentes a mejorar la seguridad en la línea férrea convencional de Vilagarcía a Santiago. Ambos trabajos se ejecutan en el Ullán, pero afectan a la totalidad de los viajeros que salen o llegan a Vilagarcía desde el Norte. Así, se están cambiando casi 8.600 traviesas de la línea en el tramo comprendido entre Catoira y Pontecesures, y se está ejecutando una profunda remodelación de la vía de servicio que marcha en paralelo a la estación vikinga, lo que permitirá en unos meses cerrar el paso a nivel de Cedonosa.

En la línea férrea convencional de Vilagarcía a Pontecesures existen en la actualidad doce pasos a nivel: tres de ellos se encuentran en Vilagarcía; dos en Catoira; otros tres están en Valga; y cuatro están localizados en el municipio de Pontecesures. Estos cruces de carreteras y pistas para el paso de vehículos a motor y peatones con la vía férrea son uno de los talones de Aquiles de la seguridad vial en aquellos municipios por los que discurre el tren, y en la memoria colectiva del Ullán todavía no se borró la tragedia de 2007 en Valga, cuando tres albañiles fallecieron arrollados por un convoy en un paso a nivel que meses después sería eliminado gracias a la presión política y popular.

Por ello, Adif programa periódicamente obras para ir eliminando estos cruces. El de la antigua Cedonosa es uno de los que registran más tráfico en la actualidad, y para poder suprimirlo es necesario actuar sobre la pista paralela a la vía del tren, y a la que se accede por un paso elevado que lleva a las Torres de Oeste o el entorno del club de piragüismo. Precisamente, esta es una de las obras que está realizando Adif actualmente.

Paso a nivel de Cedonosa, en Catoira. | // NOÉ PARGA

La pista se ha ensanchando para permitir el paso de vehículos pesados, se asfaltará de nuevo y se construirán aceras para que los peatones puedan caminar también con seguridad. Los trabajos están actualmente parados debido a discrepancias técnicas entre Adif y Telefónica por el paso de unos cables.

Sin barreras

Cuatro de los doce pasos a nivel que siguen existiendo entre O Salnés y Ullán carecen de barreras para impedir el paso de vehículos o viandantes cuando se aproxima un tren, lo que convierte estas intersecciones en puntos todavía más peligrosos. Los tres pasos existentes en el término municipal de Vilagarcía que tiene consignados el Adif carecen de barreras, siendo uno de ellos exclusivamente peatonal. La medida de seguridad que se utiliza en estos casos para alertar de que no se debe cruzar la vía son una serie de señales luminosas y sonoras.

El otro paso sin barreras existente en la línea férrea a su paso por Ullán se sitúa en Catoira, concretamente en el lugar de Balastrera. No cuenta con un tránsito de vehículos elevado, pero de todos modos tanto el alcalde, el socialista Alberto García, como el portavoz del PP, Iván Caamaño, consideran que sería oportuno buscar una solución técnica adecuada que permitiese eliminar ese cruce.

Los ocho pasos a nivel restantes cuentan con barreras automáticas, que se cierran cuando se acerca el tren, y que cuentan también con el apoyo de señales acústicas y luminosas. Estos artilugios se encuentran en las inmediaciones de las estaciones de Catoira y Pontecesures, así como en tres puntos de la vía a su paso por Valga.

En lo que respecta a la obra de sustitución de las traviesas, los trabajos se iniciaron a finales del pasado año, y obligan a los maquinistas a reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora en un tramo de medio kilómetro de longitud.

Estación de Catoira

Adif también está ejecutando una serie de mejoras en la estación de Catoira, que afectan principalmente a uno de los andenes, en los cuales se ha colocado un pavimento especialmente pensado para las personas invidentes. Asimismo, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias ha adjudicado a la empresa constructora Tecsa la obra de cerramiento de la estación, por un total de 218.500 euros, IVA incluido. El plazo de ejecución de la obra es de dos meses.

El presupuesto de la piscina de Vilagarcía se eleva a 1,6 millones de euros

El Ayuntamiento de Vilagarcía saca de nuevo a licitación el proyecto de ampliación de la piscina municipal, que quedó desierto en diciembre pasado. El nuevo concurso pretende ser más atractivo para los licitadores, puesto que el presupuesto de obra se ha incrementado un 20 por ciento, hasta los 1,6 millones de euros, para recoger de este modo la subida de las materias primas y de los suministros que afectan desde el año pasado al sector de la construcción. En lo que respecta al arquitecto redactor del proyecto, se mantiene el presupuesto de 99.000 euros para el adjudicatario, pero ahora ya no tendrá que ocuparse también de la coordinación de la seguridad y salud. Los técnicos que aspiren a redactar el proyecto tienen hasta el 28 de febrero para entregar sus propuestas, y deberán terminar la documentación en un máximo de tres meses y medio. Posteriormente, la empresa a la que se le adjudique la obra dispondrá de un plazo de diez meses para concluir los trabajos. Antes de la pandemia, usaban la piscina de Vilagarcía 3.500 personas al mes.



Compartir el artículo

stats