Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camelias nuevas para el mundo

Pedro Piñeiro registra dos variedades de la flor en la Sociedad Internacional

Piñeiro muestra un ejemplar de la camelia que ha bautizado con el nombre de su hija Carlota. | // IÑAKI ABELLA

Hace unos años, los propietarios del Quinteiro da Cruz (Ribadumia) obtuvieron mediante cruces una nueva variedad de camelia, y la bautizaron con el nombre del fundador de la casa, el exalcalde de Vilagarcía, Victoriano Piñeiro. Uno de sus hijos, Pedro Piñeiro, uno de los actuales dueños de la hacienda, recuerda que fue un gesto movido no solo, “por el amor de hijo”, sino también un justo homenaje a un hombre que incluyó a Vilagarcía en el concurso internacional de la camelia y que sentó las bases del magnífico jardín botánico que hoy en día posee Quinteiro da Cruz.

Ahora, Pedro Piñeiro ha registrado en la Sociedad Internacional de la Camelia otras dos variedades de esta flor, y las ha bautizado con el nombre de su madre, Maruxa Lago, y de su hija, Carlota Piñeiro.

Imagen de detalle de la flor que ha sido bautizada con el nombre de Maruxa Lago, madre de Pedro Piñeiro INAKI ABELLA DIEGUEZ

La camelia Carlota Piñeiro es el resultado de un cruce de dos reticulatas; se trata de una flor de gran tamaño, con hojas grandes, y de un intenso color rojo. La Maruxa Lago, por su parte, es un híbrido obtenido por el cruce de una japónica con una williansii. El resultado es una flor color salmón, con hojas alargadas. Ambas han florecido estos días en el jardín, que forma parte de la Ruta da Camelia de la Xunta de Galicia, y que posee desde 2018 el sello de Excelencia Internacional en la Camelia.

Pedro Piñeiro, que es biólogo y farmacéutico, explica que la obtención de una variedad nueva de camelia es un camino largo, de un mínimo de tres años. Todo empieza con la elección de las plantas que se van a hibridar y con la extracción de polen. Una vez obtenida la simiente, se planta y hay que esperar a que brote la flor, para determinar si presenta diferencias significativas con las dos flores parentales. Si es así, se realiza una descripción botánica completa y se envía el resultado a la Sociedad Internacional de la Camelia, que posee un registro con todas las variedades conocidas en el mundo. Si en efecto la nueva no se corresponde con ninguna otra ya conocida, se incluye en el registro oficial con el nombre propuesto por el cultivador.

Compartir el artículo

stats