Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Convocadas las expropiaciones para la senda de Cordeiro

La ambiciosa obra se hará realidad en seis meses

La visita de Luis López y el alcalde a la zona de actuación. FDV

El Consello da Xunta autorizó el pasado mes de septiembre el proceso expropiatorio necesario para que Valga pueda disponer este mismo año de una nueva senda peatonal con la que mejorar la seguridad de los usuarios en la carretera PO-548, que une Pontecesures con Catoira y Vilagarcía.

La Consellería de Infraestruturas anuncia ahora que esas expropiaciones empezarán a ejecutarse en marzo, dando así vía libre a la construcción de la nueva senda de acceso a la iglesia de Santa Columba de Cordeiro, al colegio Xesús Ferro Couselo y al pabellón polideportivo.

Uno de los planos que muestran la zona de actuación.

Uno de los planos que muestran la zona de actuación. FdV

Discurrirá por el margen izquierdo de la vía hasta el cruce con una pista municipal, para lo cual se contempla la colocación de una pasarela metálica de 21 metros de longitud y tres de ancho sobre el río Louro.

Reordenación del tráfico

Al tiempo que se procederá a la reordenación del tráfico en la intersección del punto kilométrico 3,910, donde se habilitará una pequeña glorieta “que permita el cambio de sentido, impidiendo la realización de movimientos que provocan situaciones de riesgo y afectan a la seguridad viaria”.

El regidor y el delegado territorial de la Xunta en la zona de intervención. FDV

Será, como en su día pronosticó el alcalde, José María Bello Maneiro, una forma de habilitar “un espacio seguro para los viandantes en un itinerario muy transitado que da servicio a lugares de interés sociocultural, como la iglesia y las instalaciones educativas y deportivas de la zona”.

Más de 5.000 vehículos diarios

De ahí el interés social de la obra, que aumenta si se tiene en cuenta que por ese tramo de la PO-548 “pasan a diario más de 5.000 vehículos, de ahí que crear un espacio diferenciado para tránsitos no motorizados repercuta en una mayor seguridad viaria”, espetan los promotores de la obra y el propio Concello de Valga.

Se trata, en consecuencia, de una actuación tan importante como esperaba cuyo coste asciende a casi 800.000 euros, si se suma al presupuesto de licitación el coste de las expropiaciones.

11 de marzo y 18 de mayo

Las mismas que está previsto formalizar con el acto de levantamiento de actas previas de ocupación, anunciado para el 11 de marzo, desde las 10.00 a las 13.40 horas, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Valga.

Será el 18 de mayo cuando se convoque a los titulares de los terrenos para la formalización de esas mismas actas de ocupación, una vez efectuado el abono de los depósitos previos correspondientes a la veintena de predios necesarios para ejecutar las obras.

El alcalde (centro) conversa con Luis López cuando se presentaron los planos, el mes pasado. FdV

Seis meses

Labores, dicho sea de paso, cuyo plazo de ejecución es de seis meses, por lo que puede decirse que, si no surgen imprevistos, la nueva senda podrá estar operativa este mismo año.

Así se había anunciado en las diferentes ocasiones en las que se presentó el proyecto durante los últimos meses, sobre todo por mediación del delegado territorial de la Xunta, Luis López, y el propio alcalde.

Fue en diciembre pasado cuando la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, dirigida por Ethel Vázquez, puso en marcha el proceso de licitación de esta ambiciosa mejora presupuestada en 737.000 euros –780.000 si se tiene en cuenta la expropiación de terrenos aludida–, con la que se cree posible “mejorar de manera notable la accesibilidad y seguridad en la zona”.

Ocho empresas

Ese mismo departamento concretaba esta mañana que, finalmente, son ocho las empresas presentadas al concurso, mediante siete ofertas diferentes, ya que hay una UTE.

Uno de los planos de la obra.

El compromiso de todas ellas es ejecutar la nueva senda peatonal de la PO-548 para “dar continuidad a la que ya existe en esta vía autonómica, habilitando de este modo un itinerario seguro para los peatones que se dirigen a la iglesia de Santa Columba, el colegio y el polideportivo municipal”, insisten en la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

La pasarela metálica

A lo que añaden, al referirse a la instalación de la pasarela metálica en las inmediaciones de la iglesia de Santa Columba de Cordeiro, para salvar el río Louro, que se procederá a ampliar el paso sobre el mismo “aumentando la plataforma de la calzada con un forjado de chapas sobre vigas, y construyendo cuatro muros de contención para asentar y fijar el terreno con unas condiciones idóneas de seguridad”.

El delegado de la Xunta, en primer término, ante los planos de la obra. FdV

Este proyecto, que hace unas semanas se explicó en detalle en la casa consistorial, plano en mano, se sometió a exposición pública desde el 31 de marzo de 2021, cuando Luis López visitó Valga para anunciar que se haría realidad.

Fue entonces cuando, acompañado de José María Bello Maneiro, acudió a la zona de actuación, donde dio a conocer que este desembolso de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade “permitirá dar continuidad a la acera existente hasta el punto kilométrico 2,9, desde donde el vial carece de espacios reservados para peatones y ciclistas”.

Compartir el artículo

stats