Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bajo cero en la comarca

O Salnés y Ullán viven una de las jornadas más frías

En las pesqueiras de Herbón, en el río Ulla, el mercurio descendió hasta los dos grados bajo cero entre las seis y las siete de la mañana. M.M.

La comarca de O Salnés y los municipios del Ullán se despertaron ayer con una de las jornadas más frías del presente invierno. El mercurio llegó a situarse por debajo de los cero grados en diferentes puntos del interior y a orilla de ríos como el Ulla y el Umia.

Entre ellos Pontecesures, donde el intenso frío condicionó de manera notable la actividad de los vecinos, tanto a orillas del río como dentro del mismo, ya que los pescadores de lamprea acudieron igualmente a largar sus nasas, como largaron sus “raños” los mariscadores de a flote que acudieron a Os Lombos do Ulla, con 29 barcos despachados ayer, O Bohído (170), Cabío (20) y las demás zonas comunes de la ría (102 naves).

Vehículo totalmente helado en Vilagarcía ayer, de madrugada. | M.M.

Evidentemente, puede que los “rañeiros” notaran el frío más que nadie, como los bateeiros , los pescadores que ayer se hicieron a la mar y los titulares de las pesqueiras del Ulla en las que se captura lamprea como lo hacían los romanos, pues a las siete de la mañana el termómetro rozaba los dos grados negativos en las situadas en Herbón.

Igual de llamativa resultó la helada en localidades como Catoira y Valga, donde, como sucedió en otros puntos de la comarca, se vio condicionada la circulación rodada, sobre todo cuando, de madrugada, se formaron placas de hielo en diferentes carreteras.

Alto de Cordeiro

Y no solo en las secundarias que atraviesan las zonas más frías, sino que el riesgo para la circulación también se puso de manifiesto en la PO-548 que une Pontecesures con Vilagarcía, especialmente en puntos como el Alto de Cordeiro y la subida de Carracedo.

La carretera N-550 a su paso por Pontecesures, cuando el termómetro estaba ayer en 1 grado. M.M.

La red de observación de Meteogalicia confirma que la madrugada y la mañana resultaron especialmente gélidas en la comarca. Prueba de ello es que en la estación meteorológica de Barrantes (Ribadumia) se rozó un grado negativo, quedándose el mercurio en cero muy cerca de allí, en Armenteira (Meis).

A Lanzada

En este mismo municipio la estación de Torrequintáns marcó 1,4 grados de mínima, mientras que la de Pé Redondo bajó hasta los 3 grados, como sucedió con las de Corón (Vilanova) y A Lanzada (O Grove).

Con 2 grados se situaron estaciones meteorológicas como las de Simes (Meaño) y Corón (Vilanova).

Todo eso, cabe insistir, en cuanto a los resultados oficiales, pues también es cierto que en todas estas localidades se habrán registrado temperaturas por debajo de esas mediciones.

Compartir el artículo

stats