Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cortegada, el reducto turístico por descubrir

Cítricos y manzanos únicos se suman a mariposas de colección, sin olvidar especies micológicas, faunísticas o su patrimonio

Una de las empresas que realizan excursiones a la espectacular isla de Cortegada, en Carril (Vilagarcía). | // NOÉ PARGA

Cortegada es un diamante en bruto que un orfebre como el director del Parque Nacional Illas Atlánticas quiere engarzar en el fino programa turístico que se presentó en Fitur esta semana. El archipiélago vende un “todo” armonioso, un conjunto de sorpresas que cautivan al público en general. En este pequeño territorio del Atlántico se dan la mano la historia y las leyendas, la naturaleza en su paradisíaca concepción, la belleza del paisaje virgen y a la vez salvaje, misterios a descubrir por la ciencia con vegetación única o mariposas dignas de colección. La visita es obligada.

El Parque Nacional das Illas Atlánticas dará un enorme impulso en este 2022 al archipiélago de Cortegada en Vilagarcía, uno de los tesoros naturales más desconocidos por la ciudadanía pero con una extraordinaria riqueza paisajística, natural, histórica y patrimonial. La intención desborda al director del ente José Antonio Fernández Bouzas, casi incapaz de enumerar las acciones a desarrollar en este ejercicio en comunión con distintas asociaciones, colectivos y empresas que sin duda obtendrán frutos en esos empeños.

José Antonio Fernández Bouzas, director del Parque Nacional das Illas Atlánticas Noé Parga

Claro que para todo ello, el Parque Nacional tiene en marcha planes tan importantes como la restauración interior de la iglesia dedicada a la Virgen de los Milagros “con un proyecto muy ambicioso” y la recuperación de una vivienda más de las veinte que conforman el poblado de Cortegada, habitantes que han dejado su impronta, su ADN, en lo que es a día de hoy este tesoro por descubrir.

Manzanos y cítricos exclusivos

Un tesoro que sigue revelando sorpresas en muchos aspectos relevantes como el reciente hallazgo botánico al aparecer ejemplares de cítricos y manzanos autóctonos que estaban olvidados, por no decir desaparecidos; un descubrimiento que con seguridad van a poner en valor expertos en botánica en su afán de conservar especies singulares bajo la amenaza de la extinción.

Y también los entomólogos están de enhorabuena en la isla carrilexa pues el Parque Nacional impulsa y da respaldo al interés científico sobre la disparidad de mariposas que habitan en este paraje tan especial en el que ha crecido el bosque de laurel más grande de Europa pero que cuenta con abundancia de otras especies tanto animales como de vegetación.

Y para proteger ese hábitat propio, el Parque Nacional ha querido ser previsor en su actuación contra las plantas invasoras que también han llegado al terreno insular, en forma de acacia negra (la bella mimosa), la uña de gato o incluso el plumacho argentino más propio de la decoración de carreteras y autopistas. Ello en colaboración con el proyecto “Revive Cortegada” suscrito con la asociación BATA.

El director del Parque Nacional quiere conseguir de Cortegada no solo un ejemplo de conservación sino convertirla en un aula de naturaleza imprescindible que atrape no solo a los turistas sino también a los propios vecinos de Vilagarcía y de la provincia.

Impulsar el turismo

“En Fitur expusimos nuesto interés por convertir a Cortegada en el corazón de las ruta marítima de peregrinación a Santiago; bien a través de propuestas como el uso de canoas o kayaks, o con actividades de recreación de leyendas pues como es de todos conocido la isla fue clave en la invasión de vikingos y normandos”, explica con esa vehemencia del que adora este especial territorio vilagarciano.

Y Bouzas va más allá en sus propuestas pues para dar el lustre que se merece Cortegada diseñó ideas como el de “buceo recreativo” para el que cuenta con la inestimable colaboración de tres empresas vilagarcianas, entre ellas Náutica Medusa, que asimismo impulsarán actividades relacionadas con el pecio romano sumergido en sus aguas.

Viajes en tren

Y a la vez desarrolla proyectos que han nacido de su propia experiencia positiva vinculada a la histórica relación de Vilagarcía con el tren. “Creo que sería positivo promover viajes de grupos en tren desde Vigo o Santiago para luego recorrer a pie la espectacular playa de Compostela y subirse a un kayak para visitar luego los espacios más importantes de la isla”. Así lo expone tras reconocer que fue un “éxito” esa misma excursión realizada el pasado año con alumnos de un colegio de Vigo y que “seguro que no se les olvidará nunca”.

El alcalde Varela a bordo del galeón Illa de Cortegada, propiedad de Rompetimóns FDV

Pero Fernández Bouzas es ambicioso y se propone que la isla tenga más miradas del prisma pues entiende que no solo se trata de conocer este enclave único desde dentro sino que resulta un verdadero privilegio “contemplarlo desde Xiabre, desde Bamio y otros puntos de la ciudad de Vilagarcía”, en un proyecto que cuenta con el respaldo del departamento municipal que dirige el concejal Álvaro Carou.

Y todo ello sin olvidar la faceta gastronómica especial de la ría de Arousa. “Hablar de la almeja de Carril es imprescindible en este lugar, pero también de una esmerada cocina que es valorada por todos los que tienen el placer de disfrutarla”.

Todos estos ingredientes serán la principal apuesta para un año en el que se espera que el turismo internacional vuelva a arrancar, por lo menos el portugués.

Singladura en galeón por el singular archipiélago

Un muy buen método para aproximarse a Cortegada es subido a un galeón tradicional como el que dispone la asociación Rompetimóns que ya piensa en que se acerque el momento para programar nuevas rutas, en colaboración con el Ayuntamiento de Vilagarcía. Eduardo Costa, uno de los integrantes del colectivo carrilexo, espera recuperar la normalidad y superar las secuelas de 2021, un año que califica como “raro” pero en el que no se dejaron de hacer cosas para proteger el rico patrimonio que supone la navegación tradicional, en un marco incomparable como es Carril y la satelital isla de Cortegada. Costa es consciente de que asociaciones como la suya o colectivos Alvamar, Corticata o Amarcarril tienen un enorme papel en la protección de uno de los archipiélagos más espectaculares de las Rías Baixas. “Sus bosques, playas, el verdor del paisaje, la perspectiva de Carril desde la isla, son imágenes que deben descubrirse, porque son espectaculares y paradójicamente un porcentaje altísimo de arousanos nunca las han visto”. En Rompetimóns mantendrán su compromiso con Cortegada, un tesoro a proteger pero que a la vez debe ser divulgado con actividades que sumen atractivo y potencial. De ahí que como en oro en paño conserven su galeón “Illa de Cortegada” , sus tres botes, entre ellos el Afojacristos, la buceta tradicional o embarcaciones deportivas que si bien pertenecen a socios particulares son empleadas en actividades del colectivo. “Estamos a la espera del convenio con el Ayuntamiento para realizar las travesías a Cortegada pero a su vez queremos estar en otras citas de navegación tradicional como las que se celebran en Cambados o Marín, pero también en Pasaia”, explica. Eso requiere prestar una enorme atención al buen estado de sus embarcaciones, posible porque Carril colabora al unísono.

Compartir el artículo

stats