Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta planifica una docena de dragados más en Arousa

Carril, Tragove, Santo Tomé, Pedras Negras y Meloxo están a la espera

Meloxo (O Grove), donde están pendientes tanto el dragado como la ampliación del dique de abrigo que se aprecia al fondo de la imagen. M. Méndez

La Xunta de Galicia dice haber realizado 57 obras de dragado desde el año 2000 para mejorar la operatividad y seguridad de puertos como el de O Grove, que fue uno de los últimos en beneficiarse de este tipo de acciones.

Y añade que actualmente hay dos en marcha, como son el de Laxe y Carril, si bien es cierto que la actuación en esa dársena vilagarciana permanece completamente bloqueada desde hace semanas, como en su momento advirtió FARO DE VIGO.

Paralelamente, la Administración autonómica sostiene que planifica 38 dragados más, de los cuales una docena se encuentran en la ría de Arousa.

¿El problema? Pues el mismo del que se habló en ocasiones anteriores, como es la inexistencia de un lugar adecuado en el que depositar los áridos extraídos. Esa es la principal razón por la que se mantienen paralizadas este tipo de intervenciones.

El equivalente a 200 campos de fútbol

En el departamento que dirige Rosa Quintana explican que las obras llevadas a cabo para "extraer arena y otros materiales de los fondos marinos" tienen como finalidad "que los puertos ganen calado”.

De ahí que desde el año 2000 se extrajeran “alrededor de 1,3 millones de metros cúbicos, lo que equivale a casi 200 campos de fútbol con un espesor medio de dragado de un metro”.

El mismo documento puntualiza que el 54% de los áridos extraídos “fueron empleados para otras tareas, como obras portuarias y regeneración de playas o bancos marisqueros”, mientras que el 46% restante “fue depositado en los puntos autorizados con ese objeto”, actualmente inexistentes.


Si esto se soluciona será posible retomarlas y el ente público Portos de Galicia podrá intervenir en los puertos arousanos de A Pobra do Caramiñal, Aguiño y Palmeira, ambos en Ribeira, la dársena de Rianxo y, ya en Cambados, las de Tragove y Santo Tomé.

La colocación de barreras en el dragado incompleto de Carril, el pasado mes de diciembre. M. Méndez

Como también en los de Escarabote y Cabo de Cruz, los dos en el Concello de Boiro, y en los grovenses de Pedras Negras (San Vicente) y Meloxo, este último aún pendiente de la prometida ampliación de su dique de abrigo.

Un procedimiento complejo

Todo ello está plasmado en un informe elevado por Mar al Consello da Xunta en el que se da cuenta “de la complejidad de la planificación, tramitación y ejecución de este tipo de actuaciones, que suponen uno de los ejes estructurales de trabajo del organismo portuario autonómico”.

El dragado realizado en O Grove. INAKI ABELLA DIEGUEZ

El mismo documento en el que se aclara que está previsto el dragado en Ribadeo y Cariño, cuyo proyecto está en fase de tramitación ambiental.

Un procedimiento administrativo que puede prolongarse durante más de tres años

El informe evaluado por el Consello da Xunta recuerda que “tras la entrada en vigor de la prohibición de explotación mercantil de la arena de los dragados”, fue el ente público Portos de Galicia el que “asumió todas las tareas de planificación, tramitación y ejecución de estas actuaciones”.

Una tramitación que “puede prolongarse más de dos años cuando no es necesaria la evaluación de impacto ambiental, pues en este caso puede ser de más de tres”.

Del mismo modo, el documento hace constar que “el plazo de ejecución de los trabajos de dragado varía dependiendo del tipo de material que se draga y la existencia y localización de los puntos de depósito o aprovechamiento, estableciéndose en ocasiones que las obras se realicen en una determinada época del año, para reducir la afectación al entorno”.

Al igual que determina que, como sucede con los puertos arousanos antes citados, “se trabaja en la planificación previa” para los de Aguete, Arcade, Ares, Barallobre, Burela, Camelle, Cesantes y Combarro.

La dársena norte de Carril, marcada con la flecha roja, sigue a la espera del dragado. La flecha amarilla muestra la dársena sur, en la que ya se intervino hace unos meses. FdV

También para los de Camariñas, Cedeira, Corcubión, Espasante, Fisterra, Foz, Lorbé, Malpica, Miño, Moaña, Ortigueira, Pontedeume, Pontevedra, Porto do Son, O Barqueiro, Portosín y Sada.

Quieren que los trámites resulten más ágiles

La Consellería do Mar explica que “en el proceso de tramitación de los dragados intervienen alrededor de una veintena de organismos dependientes de las administraciones estatal, autonómica y local, lo que alarga los plazos”.

Con el propósito de acortarlos y “dar respuesta con celeridad a los muelles que precisan de algún dragado”, Portos de Galicia recuerda que firmó el año pasado un contrato de servicio valorado en 2,2 millones de euros con el que afrontar “la redacción de los estudios ambientales, los proyectos y toda la documentación necesaria para la tramitación administrativa de los dragados” en los muelles autonómicos que están a expensas de ello, como son los arousanos de Tragove, Santo Tomé, Escarabote, Cabo de Cruz, A Pobra, Aguiño, Palmeira, Rianxo, Pedras Negras y Meloxo.

Compartir el artículo

stats