El pasado 14 de noviembre desaparecía Manuel Cores Villanueva, de 69 años de edad y vecino del Concello de Ribadumia.

Había salido de casa para ir a pescar a O Grove y nunca más se supo de él, a pesar de la intensa búsqueda realizada entonces por tierra, mar y aire.

El helicóptero Pesca 1, dependiente de Gardacostas de Galicia, fue uno de los implicados en aquel operativo. Y puede decirse que, en cierto modo, sigue buscando, ya que peina la zona casi a diario e incluso realiza ejercicios o simulacros de rescate en ese mismo lugar.

Varios vecinos observan las maniobras del Pesca 1 en Pombeiro, el miércoles. M. Méndez

El miércoles, sin ir más lejos, la tripulación de esta aeronave se empleó a fondo en el islote Pombeiro, frente a la costa de O Carreiro. Es decir, exactamente el mismo lugar donde se perdió la pista a Cores.

Los rescatadores, pilotos y grúas del Pesca 1 se entrenan con frecuencia para poder responder con la mayor eficacia en caso necesario, de ahí que no sean novedad este tipo de ejercicios.

Pero sí llaman la atención cuando se realizan en un lugar señalado como ese, de ahí la enorme expectación que despertaron sus maniobras.

El helicóptero coincidió en la zona con una patrullera. M. MÉNDEZ

A esas horas, cuando caía la noche, había pescadores en el entorno, así como numerosos ciudadanos que se habían desplazado a San Vicente para observar la puesta de sol.

Unos y otros siguieron de cerca las evoluciones del Pesca 1 y de una patrullera que en ese instante pasaba por allí.

Diferentes maniobras de la aeronave. M. Méndez

Algunos llegaron a pensar que se trataba de un operativo montado por haberse encontrado los restos del pescador, pero era solo un entrenamiento.