Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cuántos trabajadores entran y salen de Vilagarcía cada día?

La ciudad recibe a un millar de empleados de O Salnés pero exporta casi 1.900 a los municipios vecinos, sobre todo a Cambados, Vilanova y Sanxenxo

En O Salnés existe una gran movilidad laboral interna. En la imagen, la autovía. Iñaki Abella

No todo el mundo tiene la suerte de trabajar en el mismo municipio en el que vive. La movilidad laboral es una realidad cada vez más frecuente y Vilagarcía no es ajena a ello. Según los últimos datos publicados por el Instituto Galego das Cualificacións, el año pasado tenían su centro de trabajo en la ciudad 2.771 personas con domicilio en otros concellos. De ellas, 1.036 son residentes de O Salnés, 471 son vecinos de la comarca de Caldas, 347 de la de Pontevedra y 100 de la de Barbanza.

La industria de Valga contrató el año pasado a 38 vilagarcianos. Iñaki Abella

Pese a tratarse de la capital de O Salnés y octava ciudad de Galicia con casi 38.000 habitantes, son más numerosas las personas que salen cada día de Vilagarcía para trabajar en otros ayuntamientos (4.579) que las procedentes de otras localidades que emplean las empresas locales (2.771). La diferencia ronda los 1.800 trabajadores.

De Vilagarcía a Cambados

Vayamos por partes. El principal flujo de exportación laboral se dirige hacia las localidades vecinas, como Cambados, con 635 personas que cada día salen de Vilagarcía para ganarse un salario.

De ellas, la mayoría están contratadas en el sector industrial cambadés (334), seguido de los servicios (238). El sector primario (pesca) solo atrae a 84 trabajadores, según el último estudio de movilidad, con información del año 2021.

Después de la villa del Albariño, el siguiente concello que más residentes de Vilagarcía acapara es Vilanova, con 405. Los servicios lideran la tabla, con 204, seguidos del sector secundario (86) y primario (78).

El aparcamiento de la rotonda de los Castaños. Iñaki Abella

Desde Vilagarcía hacia Sanxenxo se desplazan 248 trabajadores, a Ribadumia 216, a Meis 201 y a O Grove 141. En todos los casos son más de los empleados que la ciudad importa de estos ayuntamientos, con diferencias notables como en el caso del municipio meco, con solo 61 grovenses que se trasladan a trabajar a Vilagarcía, menos de la mitad que los vilagarcianos que salen rumbo a O Grove.

Los concellos que acoge a menos empleados vilagarcianos son los de A Illa (99) y Meaño (94).

Pontevedra y Vigo

Después de O Salnés, la comarca con la que más movilidad laboral registra Vilagarcía es la de Pontevedra, con 848 residentes de la capital arousana que están empleados en empresas de Pontevedra, Campo Lameiro, Barro, Cotobade, A Lama, Poio, Ponte Caldelas o Vilaboa.

La comarca de Caldas se encuentra en tercer lugar, con 613 trabajadores que proceden de Vilagarcía. Predominan el sector industrial (331) y el de servicios (211).

A Barbanza, al otro lado de la ría, la ciudad solamente exporta 162 trabajadores, muchos menos que a las comarcas de Vigo (448) y Santiago (413), con las que Vilagarcía mantiene unas buenas conexiones ferroviarias (aunque no por autopista, ya que la salida más cercana de la AP-9 se encuentra en Caldas).

Malas comunicaciones

Con respecto a Barbanza, las comunicaciones son pésimas, con la única opción de disponer de vehículo particular si el trabajador no desea darse un periplo de dos horas en un deficiente transporte público por carretera que obliga a coger más de un autobús.

A las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes las salidas laborales desde Vilagarcía todavía son menores.

Aunque el principal polo de atracción de la capital arousana son los servicios, con una importante red de negocios de hostelería y comercio, el sector primario y el secundario no tienen tanta relevancia y los vecinos tienen que buscarse las castañas en otros concellos.

A Illa, el único municipio que reporta a la capital arousana más empleados de los que salen hacia su territorio

El Instituto Galego das Cualificacións considera movilidad laboral cuando, a partir de los datos de un contrato, no existe coincidencia entre el municipio del domicilio del trabajador y el de la empresa.

Del millar de ciudadanos de O Salnés que se desplazan cada día a Vilagarcía para trabajar, algo más de un centenar (113) reside en A Illa. Este es el único ayuntamiento que aporta al tejido empresarial de la capital arousana más empleados de los que exporta Vilagarcía al territorio insular (99).

Con todo, Vilanova es, muy seguido de Cambados, la localidad de la comarca de la que salen más trabajadores rumbo a Vilagarcía cada día. Son 290, según la cifra de contratados del ejercicio 2021. Desde Cambados entran 279 trabajadores (salen 635), de Ribadumia 106 (salen 216), de Sanxenxo 105 (salen 248) y de Meis 93 (salen 201). De O Grove y Meaño, los concellos más alejados de Vilagarcía, proceden 61 y 45 ciudadanos respectivamente.

En relación a las personas empleadas en Vilagarcía que residen en otras comarcas, la de Caldas (Ulla-Umia) es de la que salen más asalariados; concretamente 471. De Pontevedra y su área de influencia se trasladan a diario a la ciudad arousana 347 personas y de Barbanza 100, casi el mismo volumen que las 96 de la comarca de Santiago. A nivel general (de todas partes del Estado), Vilagarcía atrae a 91 trabajadores a su sector primario, 726 al secundario, 156 a la construcción y casi 1.800 al sector servicios.

Compartir el artículo

stats