Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ventana al arte que lleva por nombre Galeoska

Sergio Ribeiro y Martina Bugallo han creado un movimiento cultural con sede en Carril y que congrega a más de 70 artistas

Sergio Ribeiro y Martina Bugallo en su estudio de Carril. | Iñaki Abella

La pintura es más que una afición para Sergio Ribeiro, es una manera de vivir. A sus 59 años, el artista vilagarciano, junto a su pareja Martina Bugallo, han hecho realidad una idea que venían barruntando en sus cabezas desde un tiempo atrás. No era otra que generar un movimiento cultural en el que todos los aficionados al arte tuvieran cabida para poner en valor aquellos talentos que no cuentan con los escaparates que se merecen. Un espíritu de retroalimentación vital y artística que fue bautizado en 2018 con el nombre de Galeoska.

Detrás de lo que ahora es un movimiento que engloba a más de setenta personas de toda Galicia, existe una historia personal. La de un Sergio Ribeiro que, a causa de un accidente de tráfico, perdió la sensibilidad en sus piernas para terminar potenciando el talento de sus manos con la pintura como expresión de sus altas capacidades.

Sergio Ribeiro, a causa de un accidente de tráfico, perdió la sensibilidad en sus piernas para terminar potenciando el talento de sus manos con la pintura como expresión

decoration

“Antes de aquel fatídico 8 de julio de 1989 ya pintaba algo, pero muy poco. Después trabajé en el sector de las aseguradoras y empecé a pintar mucho más. Ahora ya me dedicó en cuerpo y alma a hacer algo que me aporta muchísimas cosas. Desde hace 15 años me dedico plenamente a pintar y se ha convertido en mi oficio”, apunta el propio artista desde su estudio en Carril.

Entre sus influencias recuerda la formación recibida de Roberto Estanga o Guillermo Pedrosa y aún recuerda con emoción aquella primera exposición suya en la sala Rivas Briones en 2018 que llevaba por nombre “Pel de Marea”. Pero de una de las cosas que más se enorgullece Sergio Ribeiro es la de haber dado forma a aquella inquietud de su pareja y suya misma que derivó en el nombre de Galeoska. “Los dos pintamos y nos encanta el arte. Empezamos siendo muy pocos, apenas cinco pintores, pero ahora somos más de 70 y es un placer hacer todo tipo de iniciativas con ellos”, apunta Sergio Ribeiro.

Galeoska también edita una revista anual en la que plasma todas sus inquietudes

decoration

Además de exposiciones colectivas, participación en charlas en distintos foros culturales y ofrecer un espacio para desarrollar y mostrar las creaciones, Galeoska también edita una revista anual en la que plasma todas sus inquietudes. Con una página web que también está a pleno rendimiento, la puerta que han abierto Sergio y Martina cuenta cada vez más entradas. “La verdad es que estamos muy contentos de como está evolucionando todo. A base de mucho empeño, el boca a boca y el estar presentes en muchos eventos ha atraído a mucha gente. Además es todo gratuito porque queremos que se sienta Galeoska como algo propio”.

La colaboración continua con diversos colectivos y la asistencia a exposiciones o movimientos culturales en el norte de Portugal, son solo algunas de las actividades que este colectivo de artistas está llevando a cabo desde Vilagarcía. Una evolución constante que está ayudando a descubrir talentos escondidos y que cuenta además, entre sus planes de futuro, con proyectos como los de llevar a cabo una feria de arte o un concurso de pintura rápida en Vilagarcía que han puesto en marcha en otros ayuntamientos con una notable acogida.

Compartir el artículo

stats