Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El polígono de A Pedreira consolida sus edificaciones que garantizan los 500 empleos

El farragoso proceso se prolongó más de dos años

El alcalde Viéitez, segundo por la izquierda, en una visita al polígono industrial en A Pedreira. | // I.ABELLA

La Xunta ha resuelto aceptar la modificación puntual nº2 del PXOM del municipio, elevada por el Meaño, por lo que se prevé que el documento entre en vigor a lo largo del mes de febrero. Ello responde a una modificación del PXOM que arrancaba en el verano de 2019 con un pleno extraordinario para tratar de agilizar el documento. Pero este se ralentizó para ver la luz ahora dos años y medio después. La modificación del PXOM, se centra en buena parte -que no la única- en la regularización urbanística y modificación del área industrial de A Pedreira, zona donde, desde los años 80 se han asentado empresas que no ajustaron sus construcciones a la normativa.

Así, esta modificación contempla ampliar las alturas de 7 a 9,50 metros; reducir su distancia a viales de 5 metros a 3 o 4, según sean estos de titularidad municipal o provincial; acortar también la distancia a construcciones colindantes, de los 5 metros actuales, a 3 (en caso de edificaciones inferiores a 7 metros de altura) o 4 (para edificaciones de más de 7 metros de altura). Con respecto a las distancias de los cierres perimetrales de empresas al eje de la carretera principal (la que atraviesa el área industrial en dirección a Padrenda-Ribadumia), estas se acortan a la mitad, pasando de los 36 metros que rigen (18 metros a cada lado) a los 18 metros (9 a cada lateral).

Nuevas medidas

Por otra parte se mantiene la parcela mínima de 1.000 metros cuadrados, si bien se incrementa la edificabilidad de la parcela del 50 al 65% y la ocupación en planta se ampliaría del 50 al 70%. Además se permitirán sótanos, entre-sótanos y entreplantas, así como edificaciones complementarias que no sobrepasen el 20 por ciento de la edificación principal, más una plaza de estacionamiento por cada 150 metros cuadrados construidos. Estas modificaciones permitirán que, en lo sucesivo, muchas de las edificaciones de las empresas asentadas que no se ajustaban a la norma, pasen a caber dentro de la nueva normativa trazada.

La modificación del PXOM afecta también a nivel general, entre otros aspectos, a la altura de las edificaciones en función de la pendiente donde se enclave, amén de resolver diversos conceptos técnicos, e incorporar nuevos usos, entre ellos el de acuicultura (este último se contemplaría en el área industrial de A Pedreira).

Regularización discutida

Esta regularización del área industrial de A Pedreira originó en los que va de mandato una agria controversia entre el grupo de gobierno y Meaño Independiente. Les separaban el diseño de dos viales contemplados, para acometer una futura ampliación del área industrial y que respondía al suelo de 149 parcelas de minifundio terreno forestal. Los independientes denunciaban que buena parte de ese suelo, fuera ya adquirido merced a tener acceso los compradores a una información de la que carecían los propietarios de parcelas de monte. A ello, en su día, el gobierno local aseveró que “no está prevista ninguna ampliación del área industrial” en la zona, y que “los técnicos del equipo redactor, por ser conocedores de la zona, únicamente expusieron la posibilidad de una futura ampliación, e hicieron un esbozo desarrollando la idea”.

En un comunicado, el regidor Carlos Viéitez entendía que “esta aprobación definitiva es una excelente noticia porque dará seguridad jurídica a las empresas asentadas en A Pedreira, permitiéndonos consolidar más de 500 puestos de trabajo y potenciar la expansión del polígono para el futuro”. Viéitez reconocía que la tramitación de esta modificación resultó un proceso “largo y tedioso” y que “por fin hoy concluye con éxito un trabajo casi invisible para los ciudadanos que nos absorbió muchas horas de trabajo durante estos últimos años”.

Compartir el artículo

stats