Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerco político al alcalde de Ribadumia por la presunta pérdida de medio millón de euros en subvenciones

La Diputación le retiró las ayudas porque quería actuar en una calle provincial

Enrique Oubiña (a la izquierda) y José Lede, en el centro, en un pleno. | // IÑAKI ABELLA

Somos Ribadumia y el PSOE emitieron ayer sendos comunicados en los que cargan contra el alcalde, David Castro, al que responsabilizan de la pérdida de más de medio millón de euros, correspondientes a dos subvenciones de la Diputación.

Ambas formaciones de izquierdas indican que el Ayuntamiento de Ribadumia concurrió a dos planes de la Diputación, el “Ágora” y el “ReacPon” con el mismo proyecto, y que incurrió en las dos ocasiones en el mismo error.

La Administración local optaba a los fondos públicos con una actuación de reurbanización del acceso al colegio Julia Becerra Malvar, que incluía obras en la entrada a la escuela infantil y el campo de fútbol de A Bouza. El proyecto se valoró en unos 600.000 euros.

Según la oposición municipal de Ribadumia, la Diputación concedió una ayuda de 100.000 euros dentro de “Ágora”, y lo que hizo el Ayuntamiento para no tener que asumir con fondos propios el resto de la inversión fue, presuntamente, presentar el mismo proyecto al ReacPon.

No obstante, los planes del ejecutivo de Ribadumia se torcieron porque, según consta en la documentación obrante en el Concello, los trabajos afectaban a la calle Condesa, que es de titularidad provincial, y la base de las ayudas de ambos planes de la Diputación ya establecían que para acceder al dinero los terrenos o inmuebles afectados deberían ser municipales o tenerlos cedidos. Y esta condición no se cumplía con la calle Condesa.

Enrique Oubiña, portavoz de Somos, y José Lede, portavoz del PSOE, sostienen que la Diputación envió un escrito al Concello, instándoles a resolver esta situación. No obstante, el Ayuntamiento no actuó con diligencia, según la izquierda. Así, afirman que en uno de los casos, el Concello envió su respuesta fuera de plazo y sin aportar soluciones administrativas a la titularidad de la calle Condesa, mientras que en el segundo caso ya ni siquiera contestó el requerimiento.

Somos ha pedido, “que David Castro salga a dar las pertinentes explicaciones públicas y que asuma su responsabilidad política ante este despropósito”.

Para el PSOE, “es una oportunidad perdida para todos los vecinos, histórica desde luego, y nos hace quedar en el más absoluto ridículo cuando prácticamente todos los concellos de la provincia, independientemente de su color político, acometerán importantísimas inversiones”.

Compartir el artículo

stats