El Concello de Vilanova ha puesto en marcha un proyecto con el que se pretende ir retirando el antiestético cableado de las fachadas del casco urbano y mejorando la iluminación, sobre todo en lo que respecta a eficiencia de consumo.

La obra, que cuenta con una inversión de 132.000 euros y cinco meses de ejecución, afecta a espacios de alto contenido patrimonial, como es el caso de Vilamaior, donde se encuentra la casa de los hermanos Camba, o el entorno de O Castro.

La actuación que se pretende realizar se centrará en las inmediaciones de las carreteras PO-306 y PO-302, lugares en los que apenas existen puntos de luz, introduciendo tecnología LED.

Además, en esa zona, la mejora y sustitución del cableado existente está obsoleto y en mal estado. También se van a sustituir los cuadros existentes por otros nuevos, soterramiento de los tendidos e instalación de nueva luminarias.

El proyecto va a ser una mejora importante en las instalaciones de alumbrado público exterior del Concello al dotar las mismas de luminarias de alta eficiencia energética de nueva instalación en el entorno de los jardines y parques municipales.

Eliminar el cableado aéreo y mejorar la iluminación, reduciendo el consumo energético es uno de los grandes objetivos que se ha marcado el Concello de Vilanova de Arousa para este mandato.